Año 2 Número 32, Lunes 17 de marzo 2003

¿Dónde están los genios de la TV?

¿Qué es la genialidad en televisión? ¿Quiénes son los genios? ¿Existen? ¿Con qué vara se miden? ¿Es Alex Hernández el director del momento?

Para Canal 13 el personaje que conjugaba el amplio sentido que significa la palabra "genio", era Gonzalo Beltrán. El director, ya fallecido, era un creativo en potencia que en su currículum acumula la inventiva y dirección de programas exitosos como "Lunes Gala", "Martes 13", "El Triciclo" y "Viva El Lunes", entre otros.

En Mega, en cambio, el hombre que carga con el cartel de "genio" es el gordinflón de Alex Hernández. ¿Pero qué ha hecho él para ser considerado un auténtico referente de la TV? Porque sepa usted que para los ejecutivos de la estación privada este hombre es casi una lumbrera de los que escasean en el medio. Un icono de la TV. Un maestro como pocos. Tanto así, que el regordete profesional -que siempre anda con un pésimo look de zapatillas y jeans- es la esperanza de rating y de nuevas ideas en su canal. Algo así como el "director estrella". Un craso error.

Si Bertrán es un genio, a Hernández no le da ni para alpargata. El director de Mega recién salió del cascarón el año pasado (su gran año) gracias a "Mekano". El rating lo acompañó, las entrevistas le llovieron y él aprovechó su momento de fama. Pero la memoria es frágil. Hay que recordar que Hernández, hijo ilustre de Mega, se inició en las lides televisivas con un fiasco llamado "Interferencia". Un bodrio del que reniega Jennifer Warner, y en el que surgieron personajes tan intrascendentes como Giovanni Canale (apodado el nuevo Enrique Maluenda) y otra chica que quedó en el olvido.


José Miguel Viñuela, conductor de Mekano.
José Miguel Viñuela, conductor de Mekano.

En aquella basura televisiva, con cero rating, Hernández dejaba ver su gusto por el baile, los movimientos de cámara enfocando culos, y, sobre todo, su obsesión por las curvas femeninas. Ya dicen por ahí que no hay guatón que no sea califa.

Tras el término de "Interferencia", el profesional le metió otra "cuchufleta" a los ejecutivos del entonces Megavisión: "Mekano", programa que vio la luz en 1997.

Bajo la conducción de Verónica Calabi, el espacio pretendía competir con "Extra Jóvenes", pero como siempre en la vida de Hernández, el rating no lo acompañó. Con mucha labia logró que el espacio se mantuviera a un costo más bajo y con transmisiones los fines de semana, sin nunca darle el palo al gato. Un año tras otro los ejecutivos del canal se preguntaban si seguían o no con ese desorden juvenil que ya era conducido por José Miguel Viñuela.

Pero en el verano del 2002 la suerte por fin le comenzó a sonreír. La nube negra dio espacio a grandes números de audiencia. El gordo director al fin, y tras largos años, había acertado en el gusto de la masa. Era un genio para todos. Y él cree serlo.

Me pregunto, si un pequeño repite séptimo básico cuatro veces, y en la quinta incursión que realiza ese curso saca mejor promedio que sus compañeros ¿es un genio acaso? Nadie puede tropezar tantas veces con la misma piedra, y Hernández pudo.

Tras años de fracasos saboreó la gloria, y hoy ve, en la séptima temporada de "Mekano", que la nube negra se acerca. Y está desesperado. No quiere dejar de ser genio. Pero Alex, para tu tranquilidad, nunca lo fuiste.


El Periodista S.A. Derechos Reservados
Presidente del Directorio: Eugenio González Astudillo - Director: Francisco Martorell - Editora General: Francisca Celedón
Dirección: Sótero del Río 541, oficina 519 Santiago de Chile.
Teléfono: (56 2)662 14 51-662 14 59 Fax: (52 2) 696 88 52.
director@elperiodista.cl