Año 2 N.34, abril 14, 2003
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
La hipocondria y el cartel farmacéutico
( Escribe Patricia Santa Lucia )Entre las novedades que destacan a nuestro país, hemos ignorado algo que debe sorprender a los extranjeros que nos visitan. No hay ninguna capital en el mundo donde haya tantas farmacias por metro cuadrado.

Entre las novedades que destacan a nuestro país, hemos ignorado algo que debe sorprender a los extranjeros que nos visitan. No hay ninguna capital en el mundo donde haya tantas farmacias por metro cuadrado. A cada momento, en el lugar de un negocio quebrado, vendido o cerrando aparece una nueva y floreciente farmacia. Todo entra en crisis, hay desempleo y recesión, pero las cadenas farmacéuticas están repletas. Se multiplican aún en los barrios y eso nos pone felices, puesto que mientras más vulnerables e inseguros nos sentimos más hipocondríacos nos ponemos. Chile no sólo es el paraíso de los pedófilos, también de la industria farmacéutica. Sin hipocondría no habría éxito en este negocio, no discutiríamos permanentemente de hospitales, médicos e Isapres, no habría largos espacios de radio dedicados a la salud alternativa, no habría charlatanes adorados por las multitudes como Omarcito con su pulsera de los 7 poderes. Así como Chile es el mejor aliado de los Estados Unidos en América Latina, los chilenos somos los mejores aliados de la industria farmacéutica. En los colegios obligan a los niños inquietos a tomar Ritalin, las revistas femeninas escriben largos análisis sobre los beneficios del Ravotril, el prozac: "la droga de la felicidad", se compra sin receta y nuestros médicos nos regalan cientos de muestras gratis de los diversos laboratorios que recibimos agradecidos y reverentes. No ponemos atención a las demandas por negligencias médicas, sólo el abogado Juan Meza tiene a su cargo más de 200, no pensamos en los efectos secundarios de tanta medicina, ni nos preguntamos quién se beneficia con el negocio ni si nuestros médicos tendrán alguna relación con éste. Por supuesto, no leímos las tres inserciones pagadas que aparecieron hace unas semanas en tres diarios El Mercurio del domingo del Doctor Mathias Rath, miembro de la Academia de Ciencias de Nueva York, que en carta abierta a Bush lo acusa de usar la invasión a Irak como una forma de evitar el quiebre de la industria farmacéutica. Al igual que la industria tabacalera, la de los remedios está al borde de la quiebra por la gran cantidad de demandas que está enfrentando por los efectos secundarios de los medicamentos. La guerra ha paralizado toda demanda contra la industria por la Ley de Seguridad Nacional. Los efectos secundarios de los medicamentos constituyen la cuarta causa de muerte en el mundo industrializado, según el Journal of the American Medical Association, del 15 de abril de 1998. También la crisis se ha generado por el desarrollo acelerado de nuevas tecnologías y los avances de la medicina natural "....con pequeñas ideas se transforman en gigantes mundiales...." ("As The Future Catches You", Juan Enríquez).

Somos el mejor aliado de Estados Unidos en América Latina, porque nos comprometemos a pagar sus patentes por más de 100 años en el TLC, porque le hacemos propaganda al McDonald’s, porque sólo "lamentamos" el genocidio de iraquíes y porque somos hipocondríacos y pagaremos lo que nos cobren por las marcas de su industria farmacéutica en crisis.

En agosto de 2001, Bayer tuvo que retirar del mercado su medicamento estrella para bajar el colesterol, Baycol/Lipobay, debido a que más de 50 personas habían muerto y más de 6 millones podían sufrir de rabdomiolisis (disolución del tejido muscular) por éste.

Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Buscador

Ingrese una palabra
Ediciones Anteriores
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de
Lea además
El Periodista S.A. Derechos Reservados
Presidente del Directorio: Eugenio González Astudillo - Director: Francisco Martorell - Editora General: Francisca Celedón
Dirección: Sótero del Río 541, oficina 519 Santiago de Chile.
Teléfono: (56 2)662 14 51-662 14 59 Fax: (52 2) 696 88 52.
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine