Año 2 N.35, abril 28, 2003
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Desórden en la megatrópolis
( Escribe Patricio Herman )Estamos preocupados con lo que está pasando con las políticas y conductas del Gobierno y la pasividad y desarticulación de las organizaciones ciudadanas.


Como sabemos, el desplazamiento de carga y personas requiere de vehículos y vías de circulación muy distintas a lo que tenemos hoy. El PTUS, en aquellos aspectos que han sido dados a conocer a la opinión pública, trata básicamente de la regulación vehicular, y particularmente de una parte del transporte público: la locomoción colectiva de superficie. El crecimiento de la oferta vial, es más bien un dato ajeno a su manejo y que es administrado por la subsecretaría de Obras públicas y el Minvu, existiendo cierta coordinación con la subsecretaría de Transportes, a través de la Sectra.

La demanda de desplazamiento depende de la mediación y regulación de las variables de mercado que hace el Minvu; aspecto que, tal como lo ha señalado Germán Correa, es distinto a la propuesta del PTUS. Por otro lado, bien sabemos, lo que ha estado sucediendo en materia de planificación y regulación urbana de nuestra ciudad: se toman decisiones impulsivas por los imaginativos indicadores del mercado. Estamos ante un burdo juego desarrollado entre "técnicos iluminados" y "operadores políticos", muchas veces, con turbias vinculaciones con el mundo de los negocios de corto plazo; hecho puesto en evidencia ante la opinión pública, durante el último semestre.

Las decisiones de nuestras autoridades llevan a re-estructurar nuestra ciudad y determinar, por acción y omisión, el desenvolvimiento espacial de sus habitantes. El punto es que ello se está haciendo, a) sin formulaciones de visiones de futuro en relación a nuestro espacio urbano, y b) sin participación de los cuerpos intermedios que saben de estas cosas (colegios profesionales y otros), contraviniéndose así, todo lo señalado en el programa presidencial del Presidente Lagos.

Y, por ello, observamos la colisión entre el proyecto de Correa y el de la mayoría de los integrantes del Directorio de Transporte de Santiago (el aparecido Sacyr). Ello es una clara evidencia de la situación que hemos descrito en términos generales.

Lo anterior se une a lo que está aconteciendo con los Estudios de Impacto sobre el Sistema de Transporte Urbano, iniciativa tomada por la subsecretaría de Transportes, evaluaciones que no tuvieron vida, ya que el Tribunal Constitucional, a solicitud de 12 senadores, los echó abajo al declararlos inconstitucionales con fecha 9 de Abril pasado. Es decir, volvemos a que el desarrollo de la ciudad está librado solamente a los presuntos equilibrios entre la oferta y demanda, pasando por el abuso de la información privilegiada.

En este contexto, muchas de las decisiones ya tomadas en materia de urbanismo y transporte, son irreversibles, y dada la precariedad y desarticulación de las organizaciones ciudadanas, por un lado, y dado los compromisos adquiridos por el Gobierno y la derecha con las corporaciones empresariales en el marco de la agenda pro-Crecimiento, por el otro, se hace muy difícil corregir las decisiones que en un contexto democrático se podrían revertir.

Consideramos que la probidad y racionalización de las decisiones e implementación de las políticas públicas en el ámbito urbano ambiental, no ha evolucionado nada en estos 13 años de Concertación. Es por ello que, más allá de nuestros propósitos medioambientales en relación al PTUS, lo que hagamos y logremos, tiene mucho sentido, en la perspectiva de la reconstrucción democrática pendiente en nuestro país.

Los movimientos ambientalistas, los grupos ciudadanos, los movimientos gremiales y todos aquéllos que se desenvuelven en función de una sociedad justa tienen que aunar esfuerzos para conformar un referente que diga basta al abuso imperante, ya que manteniéndose en la marginalidad no se logra nada. La autoridad "no está ni ahí" con la ciudadanía y por tal motivo es imperiosa la unión. Ellos -la Concertación y la oposición- ya han formado un cuerpo sólido y ante esta evidente realidad hay que enfrentarlos.

* Agrupación "Defendamos la Ciudad"

Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Buscador

Ingrese una palabra
Ediciones Anteriores
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de
El Periodista S.A. Derechos Reservados
Presidente del Directorio: Eugenio González Astudillo - Director: Francisco Martorell - Editora General: Francisca Celedón
Dirección: Sótero del Río 541, oficina 519 Santiago de Chile.
Teléfono: (56 2)662 14 51-662 14 59 Fax: (52 2) 696 88 52.
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine