Año 2 N.35, abril 28, 2003
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Coletazos de la caída de Peirano en Uruguay
Santa Isabel en la mira
(Por Daniel Hardy)¿Dónde están los 800 millones de dólares (600 millones pertenecientes al superávit de los supermercados Disco S.A de Argentina y Santa Isabel de Chile, y 200 millones del superávit de los bancos Montevideo de Uruguay, Velox de Argentina, Alemán de Paraguay y TCB de Islas Caimán) que figuraban en el balance del Grupo Peirano al 31 de diciembre de 2001? Nadie lo sabe aún, ni sus más acérrimos, tenaces y vehementes denunciantes, quienes procuran hallar una solución para los miles de ahorristas que salieron gravemente perjudicados. Para el abogado de los perjudicados, el grupo Peirano todavía tendría que ver con Disco-Ahold y Santa Isabel. "No se entiende que algo en que -se sostiene- se invirtieron 200 millones de dólares, se informe ahora que se vende en 30 millones de dólares en Chile... o no se pagaron 200 millones o no se está vendiendo en 30 millones como se dice... sigo pensando que muy posiblemente haya habido una venta encubierta", sostiene.

La Justicia uruguaya la tiene bien complicada, pues hoy investiga también los lazos del ABN Amro Bank y del ING Bank con el grupo Peirano y los negociados de la Royal Ahold con la familia bancaria, en el joint-venture Disco Ahold International Holdings.


Siete fueron los procesados hasta el momento con prisión (dos años como mínimo de penitenciaría no excarcelable), hoy quedan seis ante el fallecimiento el sábado 19 de abril de Jorge Peirano, el padre de la familia (décadas atrás ya había fundido otros bancos), pero pueden ser muchos más quienes terminen tras las rejas en la medida que avancen las investigaciones judiciales.

Juan Peirano Basso, considerado el líder e ideólogo del Grupo, permanece prófugo, y por orden de la Justicia de Uruguay y de Paraguay lo busca Interpol en 140 países. El ministro del Interior del Uruguay, Guillermo Stirling, ya no sabe qué respuesta dar a la Prensa, y sigue manifestando que debería entregarse para cumplir con su condena y asegura que no se tiene la más mínima pista sobre dónde puede estar.

Son varios los estudios de profesionales que están actuando en Uruguay en defensa de los miles de ahorristas que salieron perjudicados con esta maniobra fraudulenta. Uno de ellos es el integrado por el coronel Julio Kneit (hombre de política vinculado al ex presidente Julio María Sanguinetti, líder del Foro Batllista del Partido Colorado) y la doctora Cristina Maeso (ex dirigente política vinculada al Partido Nacional).

En la entrevista concedida a El Periodista, el coronel Kneit aseveró no dudar que los Peirano: "Continúan vaciando las empresas" y que: "siguen al frente de los supermercados", mientras opina que: "no entendemos por qué el Estado no actúa sabiendo que el grupo Peirano tiene 100 empresas como patrimonio".

¿En qué etapa se encuentra la investigación acerca de los ilícitos cometidos por el grupo Peirano-Velox que afectó al sistema financiero uruguayo, pero además a empresas de Argentina, Chile, Paraguay y Perú?

La primera etapa se cumplió durante los meses de julio y agosto, pero fue una etapa de nebulosa total, porque estábamos esperando una información que iban a proporcionar los miembros del grupo Peirano-Velox, que jamás llegó. Ellos mismos habían manifestado por carta, al intervenirse el 21 de junio el Banco de Montevideo, que en treinta días proporcionarían la información necesaria y las soluciones, pero, diez meses después no hay una sola solución aportada, ni una sola información brindada por parte del grupo Peirano.

No nos olvidemos que es un Grupo económico con cuatro bancos (Montevideo/Caja Obrera de Uruguay, Alemán de Paraguay, Velox de Argentina y el TCB de las Islas Caimán), con financieras, con patrimonio en cien empresas, cada una de ellas con sus propias empresas auditoras internas y externas y balances que daban positivos al 31 de diciembre de 2001; el balance a dicha fecha indicaba 800 millones de dólares de capital distribuidos de la siguiente forma: 200 millones de dólares de capital en los cuatro bancos citados y 600 millones de dólares de capital en los supermercados Disco de Argentina y Santa Isabel de Chile.

De la noche a la mañana se nos dice que el capital es cero, que desaparecieron todos los activos, menos los pasivos, todo el patrimonio, pero no se da la más mínima explicación hasta el día de hoy de cómo desapareció todo ese capital.

Desde julio hasta diciembre de 2002 desarrollamos esta etapa de investigación, que terminó con la presentación por parte nuestra de una denuncia penal por vaciamiento y por fraude, por un lado, contra el grupo Velox-Peirano y por el otro lado, contra el grupo Royal Ahold de Holanda, ya que eran socios en el joint-venture a través de un holding llamado Disco Ahold International Holdings, dueño de los supermercados Disco S.A en Argentina y Santa Isabel en Chile, Paraguay y Perú.

¿En esa presentación denuncia un vaciamiento por 600 millones de dólares?

Explicamos en nuestra denuncia: cómo se habrían orquestado las diversas maniobras probadas que dieron lugar al fraude y a la estafa, que llevó ya a siete personas a ser procesadas con cárcel por insolvencia fraudulenta y por estafa, pero que aún hay una persona prófuga que es Juan Peirano Basso.

Asimismo dejamos planteado ante la Justicia las siguientes preguntas: ¿qué participación consciente o inconsciente y ese es el tema por el que hacemos la denuncia penal, tuvo el grupo Royal Ahold? Y, ¿qué rol jugaron algunos bancos internacionales que participaron de las operaciones, gracias a las que se permitió este vaciamiento?

Pero además queremos saber, ¿qué rol le cabe a las empresas auditoras que certificaban los balances y el rol que jugaron las calificadoras de riesgo, que le daban meses atrás la calificación de AAA y luego, calificaron como basura a sus bonos?

¿Qué papel juega la Royal Ahold?

En enero de 2003 continuamos recabando informaciones y en febrero empezamos una nueva etapa, con la noticia mundial difundida en la prensa, de los problemas, las estafas y los fraudes que el mismo grupo Royal Ahold denunció de sus subsidiarias en Estados Unidos, con 500 millones de dólares de balances inflados y con una investigación en silencio en Argentina, de irregularidades que luego no se informó, pero que en ambos casos supusieron el descabezamiento de las principales jerarquías, en Holanda de su presidente ejecutivo y de su gerente financiero, y en la Argentina, de los cuatro principales ejecutivos de Disco Ahold y de Disco S.A, Eduardo Orteu y otros tres que fueron destituidos. El 26 de marzo comenzó una nueva investigación en Argentina, ya más a fondo, en función de una serie de denuncias que hicimos en Holanda hace unas semanas. Después de recibir información adicional muy bien documentada, decidimos viajar con la Dra. Cristina Maeso a Holanda, país en el que existe una fundación privada, para sostener el buen prestigio y el buen nombre de las empresas holandesas, que preside P. Lakerman, persona que cuando investiga la problemática de Royal Ahold en Estados Unidos y Argentina se encuentra con nuestra denuncia penal en internet, primera y única hasta hoy penal, ya que existe una cantidad de denuncias civiles. Lakerman investiga, analiza, llega a conclusiones y hace él su propia denuncia penal contra el Presidente ejecutivo de la Royal Ahold, con gran repercusión en la sociedad y en la prensa holandesa.

¿Han logrado arribar a alguna conclusión convincente que explique la desaparición de los 800 millones de dólares?

La conclusión que tenemos en este momento es, que del 100 por ciento de las preguntas que nos hacíamos en junio y julio y que el grupo Peirano-Velox no contestó, y que tampoco quiso respondernos el grupo Royal Ahold en septiembre pasado, logramos descifrar un 90 por ciento de respuestas y estamos esperando este nuevo plazo, para hacer públicas aquellas que entendamos que en beneficio de los acreedores que representamos podemos hacer públicas y reservarnos y denunciar penalmente aquellas que entendamos merecen ampliación de nuestra denuncia penal. Acá en Uruguay está la sensación de que esta impunidad con que se movió el Grupo Peirano tiene que dar lugar a un basta y aquellos que cometieron un grave daño al país y a miles de ahorristas, no sólo paguen con la cárcel, sino que devuelvan el dinero que se apropiaron.

¿Cómo se pensó el "negociado" de los supermercados?

La cadena Disco Ahold en el año 1998 se asoció en un 50 y 50 con el Grupo Peirano-Velox, pagándole al Grupo por el 50 por ciento de sus acciones, la suma de 368 millones de dólares. Al finalizar el año 1998, en el balance de la Royal Ahold, la inversión trepó a 530 millones, por haber comprado nuevas cadenas y acciones de Disco SA y de Santa Isabel.

En los años 1999, 2000 y 2001, tanto Royal Ahold como Velox, ambos socios, siguieron comprando cadenas de supermercados en Chile, Argentina, Paraguay y Perú, aumentando las cadenas de supermercados y la inversión. Hoy la inversión total está en el orden de los mil 500 a dos mil millones de dólares.

Disco Ahold hizo capitalizaciones permanentes, la última fue en mayo de 2002, con 56 millones de dólares y por el otro, 232 millones de dólares, y Velox tomó préstamos bancarios y los volcó en la compra de cadenas de supermercados.

En 2001 el grupo Velox vendió al grupo Ahold un 6 por ciento, el grupo Velox se quedó entonces con un 44,1 y Ahold con un 55,9; ese 5,9 por ciento se vendió luego en 74 millones de dólares y el 44,1 por ciento del Velox quedó entonces en dos mil 168 acciones equivalentes a 600 millones de dólares al 31 de diciembre del 2001, que representaba el 44,1 por ciento de Disco Ahold, propietaria de Disco SA y de Santa Isabel.

En el caso de Disco S.A era propietario de casi el 100 por ciento y en Santa Isabel del 69 (un 31 por ciento siguió en manos de sus anteriores propietarios o de terceros).

Son estas acciones que, en julio del 2002, el grupo Royal Ahold informó que las compró en 492 millones de dólares, por lo que en vez del 55,9 ahora tenía el 100 por ciento de las acciones, pero a su vez informó que esos 492 millones de dólares los abonó a tres bancos con los que el grupo Peirano-Velox tenía deudas garantizas con el grupo Royal Ahold.

Lamentablemente, esos pasivos no figuraban en los pasivos del grupo Velox y tampoco en los del Royal Ahold de los años 1998, 1999 y 2000, apenas al 31 de diciembre había una nota sobre estos préstamos.

Entendemos que el grupo Royal Ahold tiene responsabilidades civiles, eventualmente penales algunos de sus ejecutivos, en esta maniobra de vaciamiento. El grupo Velox-grupo Peirano no pudo hacer este vaciamiento sin la colaboración del grupo Royal Ahold o de algunos de sus ejecutivos y de ejecutivos de bancos internacionales y, lo que se le debe probar a la opinión pública y a la Justicia, es si su participación fue sabiendo lo que estaban haciendo (un vaciamiento en pleno default del grupo Peirano), o no.

Concretamente sobre la vinculación de la familia Peirano en Chile con el supermercado Santa Isabel, ¿qué sabe usted?

Sé que hay un juicio contra el grupo Royal Ahold por un saldo de precio que se ha pretendido pagar pesificado en Argentina, de 90 millones de dólares. Un problema civil entre el grupo Royal y los vendedores de las acciones del Santa Isabel o de una cadena que se le vendió a la cadena. Sé que hace pocos meses se habló de la venta de la cadena Santa Isabel a una o dos grandes cadenas de supermercados. Sé que se habla de la venta de todas las posesiones de la Royal Ahold en todo el continente, porque quiere salirse de América y que los valores son absurdamente bajos, quizás por la quinta parte de lo que invirtió. Si bien en Argentina se pueda fundamentar en la crisis y devaluación, no creo que en Chile se pueda hablar de eso, porque no hay devaluación ni crisis en el sector supermercados. No se entiende que algo que -se sostiene- se invirtieron 200 millones de dólares, se informe ahora que se vende en 30 millones de dólares en Chile... o no se pagaron 200 millones o no se está vendiendo en 30 millones como se dice. Una de las dos cifras está mal y espero que alguien en Chile quiera investigarlo, yo estoy dispuesto a viajar a Santiago para colaborar con quien investigue. El señor Eduardo Orteu que era director del Banco Velox de Argentina, estaba al frente de Disco-Ahold, fue director del Banco Montevideo, designado por Juan Peirano, durante 1998 al 2002, él y Juan Peirano manejaban Disco en Argentina y Santa Isabel en Chile. Cuando entra el default del grupo Peirano, cuando deja de ser parte de Disco, y Royal-Ahold dice tener el 100 por ciento de las acciones... ¿quién sustituye a Juan Peirano en el Disco-Ahold?, Eduardo Orteu, que quedó hasta marzo. Sigo pensando que aún los Peirano tienen bastante que ver en Disco-Ahold y en Santa Isabel, sigo pensando que muy posiblemente haya habido una venta encubierta en esta operación y para mí es la única explicación posible a la cantidad de cosas que no me cierran, por ejemplo, que siga la misma persona al frente (Eduardo Orteu sigue en el directorio de Santa Isabel en Perú según la pagina www.santaisabel.cl).

Hay un documento de mayo 2002, en pleno default del grupo Peirano, donde se le da una opción hasta el 2012, al grupo Velox, para comprar acciones de Disco-Ahold... (más información www.elperiodista.cl)

- PARA DESCIFRAR.- El Juez Pablo Eguren, de Uruguay, intentará descifrar si la desaparición de dos mil 168 acciones por un valor de 582 millones de dólares, que el grupo Royal Ahold adquirió a la familia Peirano, el 18 de julio de 2002, fue o no un fraude.

- TERCERA CADENA.- El grupo multinacional Royal Ahold, es el propietario de la tercera cadena de supermercados del mundo. Se asoció al grupo Peirano en 1997, en las firmas Disco S.A y Santa Isabel, en Argentina, Chile, Paraguay y Perú.

- DEUDAS SIN GARANTIAS.- Royal Ahold mantenía una deuda con el Banco de Montevideo del orden de los 7 mil 800 millones de dólares, al 28 de febrero de 2002, sin garantía. Al Banco Alemán de Paraguay, se le debía por otro vale sin garantía, la suma de un millón de dólares.

- BANCOS INVOLUCRADOS.- El ING Bank de Holanda participa en un 5 por ciento en el paquete accionario de Royal Ahold. El 12 de junio de 2002, la institución bancaria lanzó una oferta de bonos de Disco Argentina por un monto de 350 millones de dólares, ofreciendo por ellos una alta tasa de interés, del 9,75 por ciento.

- CONSULTORA.- La consultora ING fue contratada a posteriori por el Banco Central del Uruguay, con el objetivo de elaborar una salida para los bancos suspendidos, le cobró al Estado uruguayo 700 mil dólares

- RENUNCIAS.- El Presidente de Royal Ahold, Cees van der Hoeven, integraba el Consejo Supervisor del ABN Amro Bank. Debió renunciar a su cargo el pasado 22 de marzo.

- FEBRERO DE 2002.- El grupo Peirano le prometió al BCU recapitalizar el Banco de Montevideo, entregando 302 acciones de Disco Ahold International Holdings (6 por ciento), cotizadas en 83,2 millones de dólares. Dos meses después, el Grupo anunció su venta en tan solo 24,9 millones.

- ROYAL AHOLD.- Es una compañía transnacional de alimentos, con 9 mil tiendas en Europa, América y Asia. Sus cotizaciones cayeron de marzo de 2001 a febrero de 2003, de 33 a 3 dólares en la Bolsa de New York.

- LOS FALLOS.- "Dante Peirano (26 de marzo de 2003) fue la cabeza visible del Banco de Montevideo y el gestor de todas las maniobras gestadas para asistir a las empresas del grupo económico comprometiendo la solvencia del propio banco. Es claro que no actuó solo, sino que sus hermanos Jorge y José colaboraron activamente y con el obvio apoyo del director del banco, Marcelo Guadalupe y la permisividad de los otros integrantes del Directorio como San Cristóbal y Ratti que aprobaban en las sesiones del Directorio todas las iniciativas, pese a su extensa trayectoria y vasta experiencia bancaria".

- PIEZA CLAVE.- Respecto a José Peirano, el Tribunal de Apelaciones lo considera una pieza clave en el andamiaje del entramado empresarial formado por el grupo, con intervención en el Banco Velox, Disco Argentina, Banco Alemán y TCB.

- AMPLIACION DE LAS DENUNCIAS.- El 31 de marzo pasado, el presidente del Banco Central del Uruguay, Julio de Brun, reconoció ante el Parlamento uruguayo que se ampliarán las denuncias contra el grupo Peirano ya que: "surgieron elementos que confirman que se llevó adelante una operativa tendiente al fraude en el Banco Montevideo, con el cometido de ocultar transferencias de dinero al TCB y la compra de documentos del Estado argentino a Velox Investment por una suma de 38 millones de dólares".

- CAPITALIZACION.- El 3 de abril, Royal Ahold anunció la capitalización de préstamos intercompañías por 58,5 millones de dólares que mantenía con Disco S.A, para evitar su quiebra.

Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Buscador

Ingrese una palabra
Ediciones Anteriores
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Lea además
El Periodista S.A. Derechos Reservados
Presidente del Directorio: Eugenio González Astudillo - Director: Francisco Martorell - Editora General: Francisca Celedón
Dirección: Sótero del Río 541, oficina 519 Santiago de Chile.
Teléfono: (56 2)662 14 51-662 14 59 Fax: (52 2) 696 88 52.
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine