Editorial
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Año 2 N.35, abril 28, 2003
Post Data
Operó la ¿Inteligencia?
Francisco Martorell“Han salido a escenas los fantasmas. Muchos de ellos han percibido que la prensa de hoy, porque está ávida de denuncia o porque juega al complot o porque simplemente recoge la opinión de la ciudadanía, practica el “vé-corre-y-dile” sin discernir si ella misma está siendo manipulada”

Michelle Bachelet apareció en Biografías de canal 13, captando el interés del público y mostrando una vida, nada de fácil, dentro del contexto de un país anormal. Días antes, las evaluaciones la mencionaban como una figura del gabinete de Lagos, lugar en el cual por estos días resulta difícil destacar. Horas más tarde la revista Qué Pasa, con algo de información, mucho de rumor y poco de rigurosidad, trató de enviarle un exocet por su supuesta participación en el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) entre los años 86 y 88.

Marcelo Moren Brito, el torturador de Bachelet en 1973, debe haber sonreído por vez primera después que el ministro especial Alejandro Solís lo condenara -una semana antes- en primera instancia a la pena de 10 años, junto a su jefe Manuel Contreras Sepúlveda, por el secuestro (acción permanente) de Miguel Angel Sandoval.

En extrañas circunstancias desapareció por varios días, del ministerio de Obras Públicas el computador personal del ex jefe de vialidad, Sergio Cortés, procesado por fraude al fisco por la jueza Chevesich.

En "El Termómetro" de Chilevisión, el periodista Víctor Gutiérrez, presentó una entrevista a la mujer de uno de los inculpados en el caso del robo del computador, quien aseguró que la operación, que contó con la complicidad de la seguridad del edificio ministerial, habría sido obra y gracia de la llamada "oficina", ahora rebautizada como Dispi.

Gustavo Villalobos, el gerente de la repartición, se apresuró en aclarar que nada tenían que ver en el asunto y que persona alguna, de los 101 que trabajaban en ella, estaba relacionado con el robo del computador.

El que antes fue el jefe de la Inteligencia, Manuel Contreras, trató de enviar su propio exocet, pero al ministro que lo condenó a 15 años, argumentando que la esposa de Solís, también hace tres décadas, estuvo presa y, por ende, el ministro tenía prejuicios en su contra. El hombre que "más información tiene en Chile" ni siquiera sabía que se refería a la ex esposa del juez y que el dato que manejaba era falso. ¿O buscaba otra reacción?

Lo que queda del Frente, ahora convertido en Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez, se sumó al exocet de Qué Pasa y denostó a la Ministra. El diario La Tercera, tras lo publicado por la revista de su mismo consorcio, se apresuró en buscar la historia real. En menos de 72 horas, en su edición del domingo, pusieron los puntos sobre las íes, mediatizaron la participación de Bachelet en el FPMR y dijeron que la cercanía se debió a un romance que la ministra de Defensa tuvo en esos años. Mertz, el director de Qué Pasa, debió acusar el golpe.

Las Fuerzas Armadas, salvo el jefe de la Marina, hicieron lo que no debían: respaldaron a la Ministra. ¿Y si no lo hubieran hecho? Ellos no deben deliberar, comentar fallos judiciales o apoyar a ministros. Caiga quien caiga.

Si alguien montó una operación para "liquidar" a Bachelet, tuvo tanto éxito como los que planearon, eso es un hecho, el robo del computador de Cortés. Tras el episodio de la Ministra, más allá de la solidaridad que obtuvo, incluido el candidato de la UDI, Joaquín Lavín, se generó un clima de unidad que hacía tiempo no se producía y, además, surge el fantasma que nos dice que no es bueno hablar de los hechos acaecidos antes de 1990. ¿Será el momento, entonces, de pensar en el cierre del capítulo de los DDHH? Si fueron los "inteligentes" del rodriguismo los de la movida, crearon el peor de los escenarios para ellos mismos. De haber surgido la idea entre los condenados por Solís, tal vez tendrán éxito si las circunstancias siguen acorralando a La Moneda y la obligan a vincularse a la derecha. ¿No estará dentro del salvavidas de Pablo Longueira el deseo de la amnistía?

Los que no tuvieron fortuna, pase lo que pase, fueron los que montaron el robo del computador, especialmente porque ese hilo abrió un frente insospechado que, sin duda, la meticulosa Chevesich no dejará pasar.

Que los fantasmas no existen, es cierto; pero de que los hay, como lo dice el refrán, los hay: Qué Pasa con Bachelet, el computador del MOP y la ex esposa de Solís. Dispi, FPMR, Contreras y Moren Brito. Han salido a escena los fantasmas. Muchos de ellos han percibido que la prensa de hoy, porque está ávida de denuncia o porque juega al complot o porque simplemente recoge la opinión de la ciudadanía, practica el "vé-corre-y-dile" sin discernir si ella misma está siendo manipulada.

Arturo Barrios, el dirigente PS en "El Termómetro", quiso decir que no le parecía serio que con el testimonio de una persona, en este caso la mujer de un hombre detenido, se afirmara tranquilamente que la Dispi estaba involucrada en el robo del computador. Su oponente de la UDI, antes que alcanzara a terminar, le espetó a Barrios que al iniciar el programa, antes de saber la nueva denuncia de Gutiérrez, había elogiado al periodista por el trabajo periodístico que desnudó una eventual rearticulación del Comando Conjunto y que, con posterioridad, gatilló algo más trascendente: el ocultamiento de datos de la Fach a la Mesa de Diálogo. Barrios asintió.

En el periodismo nacional no se conocen los términos medios. En los 70 y los 80 la prensa que en ese entonces se llamaba uniformada y que hoy forma el duopolio, no dudaba en publicar las versiones "oficiales" que emanaban secretamente de diversas oficinas, algunas relacionadas con graves violaciones a los DDHH. Con posterioridad, ya en los 90, se rindió ante la versión oficial que emanaba de las conferencias de prensa, sin indagar, pero dejando el espacio para la interpretación de su línea editorial. Ahora, ya en el 2003, volvió a descreer de la versión oficial, se alejó de las conferencias de prensa y abrió sus puertas a la denuncia que proviene de fuentes dudosas, generalmente personas procesadas por delitos que se "salvan" denunciando a terceros.

Por esa rendija, sin duda, se está colando la posibilidad de que el periodismo, todo el periodismo, quede expuesto a acciones de Inteligencia, generando un clima negativo para el trabajo de investigación y entregando argumentos para aquellos que, deseosos de ponerle barreras a la prensa, quieren crear una legislación más restrictiva para los periodistas.

Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Buscador

Ingrese una palabra
Columnistas
Redactores
Ediciones Anteriores
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Sala de diálogo
El Periodista S.A. Derechos Reservados
Presidente del Directorio: Eugenio González Astudillo - Director: Francisco Martorell - Editora General: Francisca Celedón
Dirección: Sótero del Río 541, oficina 519 Santiago de Chile.
Teléfono: (56 2)662 14 51-662 14 59 Fax: (52 2) 696 88 52.
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine