Año 2 N.36, mayo 12, 2003

Menem y la DC chilena

Los "viudos" de Carlos

A escasos días de ratificarse en las urnas lo que las encuestas anuncian en Argentina, un seguro triunfo del santacruceño Néstor Kirchner, en Chile los "viudos" de Carlos Menem no sólo están dentro de la familia Bolocco. En el 2000, cuando la DC era encabezada por Ricardo Hormazábal, se realizó un encuentro en Buenos Aires, entre democratacristianos y menemistas, cuyo objetivo era planificar acciones conjuntas. Ello explica, además, la calurosa visita de Frei al ex mandatario cuando estaba bajo arresto domiciliario.

Causalmente después del casamiento con Cecilia Bolocco, Carlos Menem emprendió una cruzada de alianza con la DC de nuestro país, con el fin de estrechar lazos de acción destinados a preparar un movimiento americanista, liderado por ambos conglomerados políticos.

Por la parte argentina figuró como cabeza de las operaciones de acercamiento el senador Eduardo Menem. Por el lado chileno, las aspiraciones de Carlos Menem contaron con el auspicio de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), presidida por el entonces diputado Gutenberg Martínez Ocamica.

La operación se manejó institucionalmente desde la secretaria de Relaciones Institucionales del PJ, conformada por Eduardo Menem como secretario, junto a personeros de la talla de Mario Cámpora, Eduardo Bauzá (jefe de campaña de Menem), Ricardo Romano, Luis Rubeo, Liliana Gurdulich y el escritor Jorge Asís, entre otros.

Según el periodista trasandino, Carlos Suárez, todos los personajes nombrados son lo que queda de los cuadros del menemismo y que en Argentina se conoce como "la ultraderecha dolarizada".

La intención de Carlos Menem apuntaba a realizar un movimiento a nivel político, con base en Chile, de "unión americana estrechamente relacionado con EEUU, en una integración más estrecha en perspectiva con el ALCA". También implicaba potenciar "a la nueva Democracia Cristiana latinoamericana en Argentina, a través de una campaña de afiliación". Esto último contaba con el aval de un sector de la Iglesia en ambos países.

Así el sueño de Gutenberg Martínez, potenciar a la DC en el continente, encontraba un aliado poderoso: Carlos Menem. No en vano, durante los últimos años, el marido de la canciller Soledad Alvear ha recorrido América Latina para fortalecer las ideas DC allí donde estén presente.

El ex presidente argentino -por su parte- pretendía establecer, de acuerdo con la crítica circunstancia socio-económica y el descrédito de los partidos políticos, entre ellos el mismo Justicialista, una estructura que le permitiera acceder nuevamente a la presidencia de su país.

Desde que asumiera en 1989 Menem, modificando una conducta histórica del peronismo, inició contactos con al Internacional DC. Durante su primer mandato, según el analista Rosendo Fraga, la Democracia Cristiana de Alemania (CDU), partido dominante dentro de la IDC y a través de su fundación (Konrad Adenauer), posibilitó la incorporación del PJ como "observador" en la internacional en 1993, alcanzando a fines de los años noventa el status de miembro "pleno".

Menem sabía que con la extinción del Copei, la DC Venezolana y siendo la DC chilena el partido más importante de la IDC en la zona, el ingreso del PJ era atractivo para los democristianos europeos.

CONTERTULIO PJ Y PDC

El 16 y 17 de junio de 2000, hace ya tres años, se realizó en Buenos Aires una reunión entre el PJ argentino y el PDC chileno, en la que intervinieron importantes dirigentes de ambos partidos políticos.

Por la DC participaron en el denominado "Encuentro de Buenos Aires" su entonces presidente, Ricardo Hormazábal; el presidente de la ODCA, Gutenberg Martínez; el senador Alejandro Foxley; el ex embajador en Argentina, Edmundo Pérez Yoma; el diputado Edgardo Riveros; el entonces alcalde Eduardo Saffirio y los dirigentes Guillermo Yunge, Jaime Arellano Quintana, Omar Jara Aravena, Carlos Huneuss Matge, Francisco Javier Jara y Hans Bloomeier.

El PJ argentino estuvo representado por Eduardo Menem, Luis Rubeo, Ricardo Romano, Mario Cámpora, Angel Maza, Jorge Escobar, Martha Alarcia, Manuel Baladrón, Miguel Angel Toma, Teodoro Funes, Kelly Olmos, Alejandro Mosquera, Jorge Castro, Félix Borgonovo, Jorge Rodríguez, Andrés Cisneros, Ana María Mosso, Octavio Frigerio, Luis Agost Carreño, Carlos Bruno, Carlos Gaitán y Jorge Arias.

Bajo el postulado "De la Guerra a la Paz, la Integración y la Cooperación" se analizó que Argentina y Chile estuvieron al borde de la guerra por disputas territoriales a fines de la década del ´70. "Sin embargo, durante las Presidencias democristianas de Aylwin y Frei en Chile y la década de gestión justicialista en Argentina, encabezada por Menem, se revirtió una centenaria situación de disputas y desencuentros, desarrollando un proceso de paz, integración y cooperación que es un ejemplo para el mundo".

El encuentro se inauguró con las intervenciones de los presidentes Ricardo Hormazábal del Partido Demócrata Cristiano de Chile y Carlos Menem del Partido Justicialista Argentino. Ambos coincidieron en la necesidad de avanzar y complementar la gran tarea de integración desarrollada durante la última década, instando a los participantes a desarrollar nuevas propuestas para acelerar y perfeccionar la integración entre ambos países y para actuar coordinada y conjuntamente en el plano de la política internacional.

Entre las conclusiones, el PDC chileno y el PJ argentino acordaron, en el ámbito socio-económico, "comprometer el esfuerzo de los partidos y sus dirigentes para -frente a una mayor globalización- responder con mayor solidaridad y justicia social propiciando modelos sociales que ayuden a superar las desigualdades". Igualmente, "enfatizar el histórico apoyo de ambos partidos a las organizaciones sociales. La respuesta a la dicotomía Estado-Mercado es el logro de una mayor participación social por medio de las organizaciones constituidas libremente por la comunidad".

En el ámbito internacional se apoyó "perfeccionar la coordinación de acciones en el campo de las internacionales políticas (ODCA e IDC)". Un hecho primordial consistió en "promover acuerdos con el Partido Popular Europeo para viabilizar la cooperación entre Europa y América Latina". Asimismo, se constituyó un grupo de trabajo integrado por Luis Rubeo, Alejandro Mosquera y Jorge Castro por el PJ, y Alejandro Foxley, Edgardo Riveros y Edmundo Pérez Yoma por el PDC, a objeto de organizar cuatro encuentros regionales interpartidarios para reunir, en zonas de frontera, a los dirigentes de ambos países comprometidos en las tareas de integración regional. Al respecto, el Intendente de La Rioja, Luis Agost Carreño, propuso la realización, en esa ciudad, de un Encuentro de Intendentes de Argentina y Chile, a la cual serían invitados alrededor de 50 alcaldes de las zonas limítrofes de ambos países. El encuentro de ediles se materializó tiempo después.


El Periodista S.A. Derechos Reservados
Presidente del Directorio: Eugenio González Astudillo - Director: Francisco Martorell - Editora General: Francisca Celedón
Dirección: Sótero del Río 541, oficina 519 Santiago de Chile.
Teléfono: (56 2)662 14 51-662 14 59 Fax: (52 2) 696 88 52.
director@elperiodista.cl