Año 2 N.37, Domingo 8 de junio de 2003
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Medio Ambiente
No más humo, por favor
(Por Claudio Mora O.)En una ciudad crónicamente enferma de sus pulmones, un nuevo virus parece amenazarla. Se trata de la empresa Cementos Polpaico, que por estos días resuelve la futura instalación de un incinerador de residuos tóxicos en Til Til, el nuevo basurero de Santiago. Una situación especialmente compleja que deberá decidir la Corema, quien siempre está en la encrucijada del dinero y el bienestar social.

Por estos días la Corema regional deberá definir la autorización de un Estudio de Impacto Ambiental solicitado por Cementos Polpaico, que busca la autorización de quema de residuos en un horno cementero en la región, o sea, un incinerador de residuos de diferentes actividades productivas.


Es de conocimiento de todos quienes vivimos en Santiago, que la calidad del aire es pésima, más aún en los meses de invierno, cuando la ventilación es deficitaria. Las constantes emergencias ambientales que sufre la capital no hacen recomendable la construcción de este tipo de proyectos. La Intendencia Metropolitana consciente de los riesgos en la salud de la población, está en pie de guerra con las fuentes contaminantes. La tendencia mundial apunta hacia la utilización de combustibles y materias primas de menor impacto, como es el gas natural. Sin embargo, el grueso de las empresas nacionales consumen fuentes de residuos combustibles -como el tan cuestionado petcoke que también se utiliza en Polpaico- más baratos, pero a la vez, más sucias y contaminantes.

Uno de los mayores problemas que acarrean los hornos de cemento, es que los materiales particulados se devuelven al horno, entregando al cemento un carácter tóxico (debido a la gran cantidad de residuos). Igualmente resulta dudosa la efectividad del control de gases de salida, ya que no tienen implementado un sistema de lavado de gases de combustión.

Si Cementos Polpaico tiene la seguridad de que no existen riesgos asociados a la quema de residuos tóxicos y peligrosos, ¿por qué no señalan sus sacos de cemento que están libres de compuestos tóxicos, como el Níquel o Vanadio?

Son muchas las preguntas que deberá responderse la Corema regional antes de decidir aprobar el EIA, pero la principal es ¿qué vale más: un fajo de billetes o hipotecar la salud de más de cinco millones de personas?

Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Buscador

Ingrese una palabra
Ediciones Anteriores
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de
Lea además
El Periodista S.A. Derechos Reservados
Presidente del Directorio: Eugenio González Astudillo - Director: Francisco Martorell - Editora General: Francisca Celedón
Dirección: Sótero del Río 541, oficina 519 Santiago de Chile.
Teléfono: (56 2)662 14 51-662 14 59 Fax: (52 2) 696 88 52.
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine