Año 2 N.38, Domingo 22 de junio de 2003
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Puro Chile es tu cielo azulado
Puras vacas te cruzan también
( Escribe Dis Cepolo )"El que anda muy vaca es el alcalde de Santiago, Joaquín Lavín, quien se gastó 40 millones para instalar una cancha artificial de nieve, de algunos metros cuadrados, cuando podría haber ocupado la misma plata para llevar a los niños a Farellones".

Sé que ha pasado tiempo, casi 15 días, pero no puedo evitar referirme al tema. ¡Ministro García, las vacas no hablan! Por más que no den leche o que las comamos, ellas se quedan calladas porque, siempre y en todo lugar, hay algún vaca que parla por ellas. En todos los tiempos y muchos. Incluso en los de las vacas sagradas, cuando todos decían que "y vaca er", pero sólo tambaleó. Ahora, un poco más rellenito, también tambalea al caminar pero se afirma en su bastón y se pasea orondo por Iquique, la tierra de campeones que ni siquiera está para contramanifestaciones.


Listo el IVA en la cámara. Ahora al Senado. La niña bonita es Nelson Avila, quien -hermético como versión de Harry Potter- cierra su boca: no dice qué votará ni tampoco adelanta sobre su libro, "Los Protagonistas de lo Fome", una semblanza del senado que, según él, sacará ronchas entre sus pares. El que se está poniendo fome, quizás para protagonizar su propio libro, es el mismo Nelson. ¿Será que se junta mucho con los designados? Entre estos, los cercanos a la derecha, debe salir el segundo voto que Lagos necesita para decirle Sí a la señora Marta, la mujer que visitó para decirle que unos diputados malulos le habían dicho no. Pobre mujer, recién operada, escuchó por la radio y la tele que 53 malvados de la derecha, todos juntos y sin reparos, se juntaron en Valparaíso para decirle no a ella. ¡Fuerte para el postoperatorio! La galería, sin duda, aplaudió al Presidente. Gol de Lagos. El ministro García, mientras tanto, pensó: ¿y las vacas que dirían? Por suerte no estaba cerca Jaime Campos, el ministro de Agricultura, quien asumió la representación de las vacas y dijo que hablaba en nombre de ellas. Las vacas que no hablan (y que son harto tontas) me dijeron que no se sentían bien representadas. Dicen que los caballos corraleros, el cordero magallánico, las ranas y los pollos andan buscando ministros de Lagos para que hablen por ellos. Los salmones, por su parte, quieren a Adolfo Zaldívar, como ellos nadan contra la corriente y por el color del pelo, dicen, andan cerca... ¿Hubo algún ministro, en la historia de la humanidad, que hablara por las vacas? Muchos lo hicieron por el pueblo, el que estaba menos representado que las Vacas por Campos, pero eso es otra cosa... Quizá Francisco Javier Cuadra, en su momento, habló por el cielo y llovieron cometas y apariciones, pero no lo hizo por animales. Costabal, ministro de Economía de Pinochet, pidió comerse a las vacas. Eso fue antes. Ahora son las vacas las que quieren que se coman a los ministros. El más contento es Osvaldo Artaza: nunca pensó que, en tan poco tiempo, su sucesor rompería todas sus marcas de chambonadas. En realidad, seamos justos, ninguno de nosotros lo pensó. Dicen que George W. Bush le pidió a sus periodistas que distribuyeran por internet el "pregúntenle a las vacas". "Ser más ingenioso que io", habría dicho el norteamericano. Lo peor, según nuestras fuentes, es que muchos de los periodistas que se acostumbraron a hacerle caso a la versión oficial y que trabajan en el sector Salud, todavía andan buscando una vaca que diga algo más que "muuuu".

El que anda muy vaca es el alcalde de Santiago, Joaquín Lavín, quien se gastó 40 millones para instalar una cancha artificial de nieve, de algunos metros cuadrados, cuando podría haber ocupado la misma plata para llevar a los niños a Farellones. Dio vergüenza ajena verlo en la inauguración, con sabana mediante para tapar los huecos que dejaba la nieve que se había derretido, tirándose bolas de hielo con el periodista de "Caiga Quien Caiga" de Megavisión. Alcalde, por favor, Longueira lo tuvo que poner en su lugar con el asunto de los café, luego con eso de firmarle las piernas a las niñas del team del Barón Rojo y ahora esto... ¿Nos estará tomando por estúpidos o por vacas? Mire que no tenemos un pelo de tontos y tampoco una gota de leche.

¡Muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!

Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Buscador

Ingrese una palabra
Ediciones Anteriores
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de
El Periodista S.A. Derechos Reservados
Presidente del Directorio: Eugenio González Astudillo - Director: Francisco Martorell - Editora General: Francisca Celedón
Dirección: Sótero del Río 541, oficina 519 Santiago de Chile.
Teléfono: (56 2)662 14 51-662 14 59 Fax: (52 2) 696 88 52.
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine