Año 2 N.38, Domingo 22 de junio de 2003
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
¡Ponte al día, Chile!
Aldeanos de la Globalización
(Por Camilo Taufic)El secretario de Estado Colin Powell se irguió en el asiento trasero y tragó saliva, cuando el auto blindado de la Embajada nortea mericana enfiló por la avenida 11 de Septiembre hacia el oriente de la capital chilena. "¡Vaya manera de recordar a las Torres Gemelas!" - pensó Powell, rumbo a la Asamblea General de la OEA, que se inauguraba en un hotel de Santiago - . Pero al detenerse más adelante por la luz roja, junto a una plaza, echó un vistazo, y dijo: - Menos mal. - ¿Menos mal qué? - preguntó el embajador de EEUU, que lo acompañaba. - Es que aquí esperaba encontrarme con la estatua de Osama Bin Laden - replicó el secretario de Estado - . ¿Acaso ya olvidaron en este país lo que nos pasó el 11 de septiembre?

Habría sido fácil explicarle su confusión a Powell, con nuestra propia confusión al respecto. ¿Es una fecha para celebrar? Verdadera o inventada, la situación anterior ilustra una carencia dramática de los chilenos, que se hará más patente a medida que nos vayamos adentrando en la globalización: una cierta ineptitud para ponernos en el lugar del otro; el creer que lo nuestro es lo universal; la falta de curiosidad profunda por las experiencias ajenas, como para aprender de ellas; la escasa adaptabilidad a las necesidades externas, remplazada por el acatamiento de órdenes precisas ("mándennos la uva así y asá"). En dos palabras, la ilusión de estar ya en la modernidad, sin haber innovado en casa sobre cosas mínimas, que son grandes cosas en el mundo integrado de hoy, si consideramos los estándares que rigen en otros países.

¿Cómo es que en Chile ni se usa ni se fabrica -ni se exporta- el papel de oficina A-4, que es el estándar de todos las computadoras personales del mundo? ¿Es aceptable que estemos limitados al tamaño "carta" o al "oficio", éste con medidas falsas, que nadie verifica según normas internacionales?

¿Por qué en Chile se sigue cobrando los cheques firmándolos por delante, entre textos y líneas impresas y rayas propias (cruzado, al portador, etc.), con todas las facilidades para el engaño a los cajeros, o su propia equivocación, al verificar quién cobra? ¿Se sabe siquiera en Chile que en todo el resto del mundo los cheques se hacen efectivos con la firma por detrás, en un espacio despejado, para cotejar de un solo vistazo signatura e identidad del receptor?

¿Por qué Américo Vespucio se llama Américo Vespucio a lo largo de sus 67 Km. en círculo, de los cuales 52 serán autopista? ¿Qué tan importante para el país actual fue ese señor (un florentino del siglo XV copiador de mapas ajenos), como para darle su nombre a la más extensa y caudalosa vía de la capital?

"La integración plena a la modernidad tiene un componente psicológico, que Natura non da siempre en la abundancia que se necesita: la imaginación para sumarse a lo nuevo, considerando los intereses propios y los de los demás"

Y suma y sigue -como se verá-. Son muchos los yerros, retrasos y déficit de la "puesta al día" de Chile, que nos dejan sólo a medias en la globalización y sin llegar al orgasmo en la modernización. Su causa principal es una sola: la falta de imaginación nacional. Los daños recaen en nuestro relacionamiento con el exterior, en cuanto a ideas y comercio, por un lado, y traban la operatividad de nuevos métodos y técnicas que se deben aplicar al interior de Chile, por el otro.

He aquí un pequeño inventario (provisional) de exquisitos desfases que retrasan nuestro ingreso definitivo a las Grandes Ligas -frase favorita del Grande Lagos, como se sabe-, y que nos hacen oscilar como un péndulo desequilibrado entre la aldea global, virtual, a la que aspiramos, y la aldea real y cotidiana en que vivimos, y de la que no es tan difícil escapar, sin embargo. Porque se trata de problemas sencillos, que tienen una solución simple, como el huevo de Colón.

DIEZ CASOS CONCRETOS

1. Escaleras de cemento en el Metro, de gran anchura, que son usadas exclusivamente para subir o para bajar, por dos o tres personas en un caso, y por 2 mil en el otro, en vez de que sean bidireccionales ambas.

2. Incapacidad de aldeanos para utilizar los cobradores automáticos que se instalaron en las micros, más allá de la resistencia de los chóferes o de la diversidad increíble de modelos aceptados por las autoridades.


3. Terminales de buses interurbanos en la capital de la República que no dejan partir a las "máquinas" más allá de la medianoche, en el 2003, en recuerdo perpetuo del toque de queda de la dictadura militar. Hasta veinte buses en días normales, y muchos más en vísperas de festivos, salen casi simultáneamente, a las 0 horas, a las 0 y 1 minuto, a las 0:02, 0:03, 0:04, 0:05 ó a las 0:06, como una gran excepción. Varios choques y volcamientos en la carretera, horas después, serían atribuibles a este horario medieval. Algunos chóferes que acaban de ingresar al terminal poco antes de la medianoche, después de viajes de 10 ó 12 horas, son obligados a partir de inmediato, antes de que cierren las rejas, conduciendo la misma u otra máquina, por reemplazos de emergencia, debido a averías o ausencia del personal. Salen sin el debido descanso, que permitiría una estación abierta día y noche, como era por ejemplo Alameda, de los Ferrocarriles del Estado, ya en 1903, cien años antes.

4. Noticiario de TVN con acompañamiento de señales para sordomudos, lenguaje de manos que distrae al 99 por ciento de la teleplatea, y que muy probablemente tampoco comprenden sus eventuales destinatarios, si es que tienen el televisor encendido. La solución: titulares móviles al pie de la pantalla, que pueda leer cualquiera, a medida que desfilan las imágenes, como lo hace CNN y las demás cadenas de TV del primer mundo. Técnica que serviría también a televidentes extranjeros -o nacionales- que no comprendan con facilidad las palabras del locutor. Lo más grave: el mismo recuadro para sordomudos (casi un 10 por ciento de la imagen de fondo) acompaña los mensajes del Presidente de la República al Congreso Nacional, cada 21 de mayo, por todos los canales de Chile. No se sabe si para sabotear la atención del grueso de la ciudadanía a las palabras del primer mandatario, o para favorecer al 1 por ciento de probables entendedores del lenguaje gestual.

5. Reactor atómico funcionando desaprensivamente antes de llegar al túnel de Lo Prado, como hace 40 años, cuando el sitio era un descampado, en lo que hoy es el borde oeste de Santiago, cerquita de Pudahuel. ¡No quiera Dios que un terremoto lo transforme cualquier día de estos en el Chernobyl chileno!

6. Y a propósito... ¿Hay recargadores de baterías de celulares en el país que sean independientes de la red eléctrica, en caso de que ésta colapse por A, B ó C motivos?

GEMELAS QUE SE VISTEN DISTINTO

7. Tenemos dos cuerpos de Policía operando en todo el territorio nacional, una civil, otra de uniforme, con las mismas atribuciones en lo referente a delitos, que duplican las indagaciones sobre un mismo caso, y anulan cada una los resultados de la otra. Así quedan sin resolver desde simples robos hasta asesinatos, como el del estudiante Jorge Matute, en Concepción. ¿Si a usted lo asaltan, sabe siquiera a cual de las dos policías debe recurrir? ¿No permitiría la escasa imaginación nacional comparar esta situación con lo que se ve de Scotland Yard en las películas? Es decir, oficiales que actúan con o sin uniforme, según su función, dentro de una misma organización policial. Incluso los bomberos deberían integrarse a la Policía Nacional, si se quiere un mínimo de coherencia en este sector estatal, como sucede por lo demás en Argentina, algunos Estados norteamericanos y países europeos.

"No se requiere una visión de cosmonauta sobre el mundo actual, en pantalla gigante. Sólo empinarse un poquito, mirar m á s allá de la cordillera y del océano, allende el desierto y el polo helado que tenemos a nuestros pies. ¡Dejar de mirarnos el ombligo, abrir la mente al mundo, para relacionarnos mejor y ponernos al día en casa!"


8. Nombre a cambiar, porque provoca urticaria religiosa o política: Aeropuerto "Torquemada" de Viña del Mar, a cargo de la Armada Nacional. (El monje dominico Tomas de Torquemada, 1420-1498, primer Gran Inquisidor de España, nombrado por el Papa y los Reyes Católicos, de los que era confesor, es símbolo universal de intolerancia y fanatismo, culpable de haber arrastrado a la hoguera a 10 mil infieles, usureros, bígamos, herejes, blasfemos, judíos y moriscos. A los que se salvaron de morir quemados, entre estos últimos, se los expulsó de la Península Ibérica, en 1492, con su concurso, después de haberles expropiado todos sus bienes. Torquemada aplicó las atroces torturas medievales a otras 27 mil personas, para conseguir confesiones y "pruebas" de los acusados, especialmente mujeres, bajo el cargo de brujería).

El aeropuerto "Torquemada" de Viña del Mar, que ha recibido varias veces al avión presidencial en sus pistas, con S.E. a bordo, se abrió recientemente a los vuelos internacionales. Estaría por confirmarse la recepción de grupos turísticos de Buenos Aires y ciudades del primer mundo, con el porcentaje normal de pasajeros de ascendencia hebrea. Es de esperar que las balizas de señalización no se reemplacen por hogueras en los extremos de la pista cuando lleguen, para darle ambientación local a un disparate imperdonable en tiempos de la globalización.

OJOS AFUERINOS QUE NO PERDONAN NI UNA

9. Lista de ciudades: ¿Por qué razón un importador de salmón chileno en Lituania, en Sudáfrica o en Kansas City, tendría que saber que Puerto Montt está al sur de Temuco? Internacionalmente se usa el orden alfabético, de computadora, para listar las ciudades de un país, y facilitar las consultas. En una Guía de Compañías, por ejemplo, la "T" debe ir después de la "P" de Puerto Montt... La "S" de Santiago, también. Pero en Chile se usa, para comerciar y en muchas otras aplicaciones, un listado de ciudades según su ubicación Norte a Sur en el mapa. Sucede, por ejemplo, cuando se indica dónde están las sucursales de las principales empresas. Son direcciones siempre útiles en el extranjero. Pero ¿por qué tendrían que suponerse en el exterior que se procede así, sin conocer la extraña forma que tiene este país, única en el mundo? Y para colmo, se comienza con la apropiada "A" de Arica, pero luego sigue la "Z"... de la Zona Franca de Iquique. ¡No hay salud! Ahora, si de atlas se trata, no es posible -a los ojos del mundo- que la XIII Región (Metropolitana), que figura al final de la lista, quede en la mitad del mapa de Chile, entre la V y la VI Región. ¿Tampoco sabemos lo que es un orden numérico?

PERIODISTAS SIN LUCES EN LA CARRETERA GRIS DE LA RUTINA

10. Falta de imaginación nacional en la prensa chilena se refleja en la ausencia de "lecturas de fotos" -denuncia corresponsal autónomo. (Ese soy yo). Es cada vez más frecuente en diarios y revistas, especialmente junto a los retratos. No hay acompañamiento alguno de texto en muchos casos, que indique por lo menos quién es él; o ella; en la fotografía. ¿Por qué todo el mundo (no hablo de los periodistas especializados o de los políticos) debería saber cuál es Lavandero, Fernández o Pizarro entre un grupo de senadores que figura como ilustración en la página 81? El dominio de la imagen, dirán. ¿Pero, no tienen la obligación profesional los editores de ponerse, antes que nadie, en el lugar del "gran otro", que es el gran público?

Todos tenemos esa obligación, para integrarnos a una modernidad cambiante y a una globalización peligrosa y conveniente, al mismo tiempo, que nos exige una participación imaginativa. Y la imaginación es un bien escaso, o de uso reprimido ("la loca de la casa"). Pero sirve para entender qué pasa en la cabeza de los demás, y en otros ámbitos del mundo, que nos interesan. Se la puede traer por un acto de voluntad a la realidad nacional, y aquí adaptarla y desarrollarla, como los horrorosos kiwis, o la celebración de Halloween. Y así resolver -con imaginación- estas pequeñas incongruencias chilenas con respecto al gran mundo: las 10 ó 13 aquí descritas, junto a otras diez mil que se nos presentarán en el camino a la plena modernidad globalizada.

¡Ponte al día otra vez, Chile; tú puedes!

Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Buscador

Ingrese una palabra
Ediciones Anteriores
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de
Lea además
El Periodista S.A. Derechos Reservados
Presidente del Directorio: Eugenio González Astudillo - Director: Francisco Martorell - Editora General: Francisca Celedón
Dirección: Sótero del Río 541, oficina 519 Santiago de Chile.
Teléfono: (56 2)662 14 51-662 14 59 Fax: (52 2) 696 88 52.
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine