Año 2, N.39, Domingo 6 de julio de 2003
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Columna de opinión
El gasto púdico
( Escribe Louis Casado )

Cuando se trate de vender la moto de la sobriedad en materia de gasto fiscal, el gobierno de nuestro país pudiere reclamar para sí el título de mejor alumno del profesor Ciruela: ese que no sabía leer pero puso escuela. Mientras el imperio acumula déficits sin precedentes en su ya larga historia de manirroto que vive con el dinero de los demás, Chile reduce su gasto púdico. O gasto cartuchón si prefieres. Y no es cosa de andarse con chicas. La deuda total de los EEUU es superior al 300% de su PIB, una plusmarca de todos los tiempos. El déficit comercial de los EEUU supera los mil doscientos millones de dólares diarios. Más de 430 mil millones de dólares anuales. En otras palabras el imperio vive a crédito y el planeta paga para que el imperio consuma. Japón tiene una deuda que supera el 900%, así como lo lees, no hay error en la cifra. Nueve veces su PIB. Alemania y Francia, que representan algo así como el 40% del PIB de la Unión Europea, se salen de madre y del marco de Maastricht, constatando un déficit presupuestario anual del orden del 3,5 al 3,9%. La nada misma. Mientras que su balanza comercial está prácticamente equilibrada. No obstante, cada día que pasa leemos sandeces a propósito de la "competitividad" de los países, evaluación que pone a los EEUU muy por encima de Francia y Alemania. No obstante, el año 2002 ambos países recibieron, cada uno, más inversión directa que los EEUU: 54 mil 700 millones de Euros para Francia y 40 mil 400 millones de Euros para Alemania. Los EEUU se conformaron con 32 mil 400 millones. ¿Competitivos los EEUU? Es verdad que allí no hay desempleo. Sólo hay pobres. Muchos pobres. A pesar de los déficits monumentales. Y gracias a la flexibilidad laboral. Mientras tanto, como nos informa TIME Magazine de esta semana, el ingreso medio de las 400 principales fortunas uésianas se multiplicó por cuatro (4) entre 1992 y el año 2000 para alcanzar la coqueta cifra de 174 millones de dólares anuales. Al mismo tiempo sus impuestos a la renta bajaron en un 4%. Y Dobeliú Bush, que todavía anda buscando armas de destrucción masiva en Irak, encuentra el tiempo para bajar aun más los impuestos de los más ricos. Seguramente te estás preguntando porqué te cuento toda esta retahíla de cifras indigestas. Simple. Porque conviene saber que modelito está siguiendo nuestra copia feliz del edén. Si es el modelito uésiano, Lagos y Eyzaguirre se extraviaron, o copian sólo una parte. El imperio se gasta lo que no tiene y vive a crédito, mientras que los ascetas del consumo del prójimo nos venden la pomada de la reducción del gasto fiscal. Te recuerdo que la deuda pública chilena no sobrepasa el 15 o el 18% del PIB (la deuda privada es del orden del 35% del PIB). La nada misma comparada con el imperio. Pero curiosamente, cuando se trata de disminuirle los impuestos a quienes se llevan la parte del león... ahí si que se copia bien. El año 2001, hace una eternidad, por ahí por el mes de agosto, hasta el senador Ominami reclamaba una baja de impuestos. El lío es que sólo pudieron bajarle los impuestos a quienes calificaban para pagar, o sea aquellos que concentran la riqueza. Los otros, los atorrrantes, no pagan simplemente porque ganan muy poco. A menos que bajes el IVA. Y ahí ya la estoy liando. Porque justamente... ahora se trata de subir el IVA. O sea el impuesto que pagan los pobres. Los otros desgravan. Todo el mundo lo sabe. La tremenda evasión fiscal denunciada por el propio Presidente Lagos en enero del 2001, o sea 4 mil millones de dólares, no viene de la recaudación del IVA sino del fraude sistemático de las grandes empresas. ¿No es así Excelencia? Por ejemplo las mineras del cobre que no pagan ni uno. Y cuya recuperación podría permitirle al gobierno aumentar el gasto fiscal e incluso el nivel del endeudamiento público. Y no deja de ser curioso que se acuse a Codelco de no aportar lo suyo. En lo que se refiere al campeonato mundial de "caras de sable" tenemos un avance considerable: no hay que cobrarle a los que no pagan, sino a los que lo hacen. Es más fácil, y de ese modo no se le pisan los callos al imperio.

En esta disciplina deportiva, injustamente desplazada por el tenis y el fútbol, el senador Foxley tiene podio asegurado. Hace un par de días aseguraba muy orondo en el Canal 13, que como se le había pedido (no impuesto, sino pedido... ¡que lenguaje más delicado para decir estas cosas!) a la gente un esfuerzo pagando más IVA... el Fisco también haría un esfuerzo reduciendo su gasto. Está claro que para el senador Foxley somos todos unos gilipuertas. Este Fisco no tiene ni siquiera autonomía presupuestaria. El imperio ordena: ¡haz lo que digo, no lo que hago! Y aquí: "susórdene mi FMI". De ahí lo de la flexibilidad laboral que viene. De ahí lo de la disminución del gasto fiscal. De ahí la "generosidad" con las mineras del cobre. De ahí que se continúe profundizando el modelito neoliberal al punto que deviene caricatural, gracias a que en Chile el ridículo no mata. De ahí que se profese la ascesis para el personal y la manga ancha para los que tienen agarrado el palito del emboque. En ello si se copia felizmente al imperio. Lo que explica que el gobierno de nuestro país pudiere reclamar para sí el título de mejor alumno del profesor Ciruela: ese que no sabía leer pero puso escuela.

«El gasto púdico» - Luis CASADO - Francia, 02 julio 2003 - para "El Periodista"

Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Buscador

Ingrese una palabra
Ediciones Anteriores
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de
Lea además
El Periodista S.A. Derechos Reservados
Presidente del Directorio: Eugenio González Astudillo - Director: Francisco Martorell - Editora General: Francisca Celedón
Dirección: Sótero del Río 541, oficina 519 Santiago de Chile.
Teléfono: (56 2)662 14 51-662 14 59 Fax: (52 2) 696 88 52.
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine