Año 2, N.39, Domingo 6 de julio de 2003
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Editorial
Yo tampoco entiendo
(Por Francisco Martorell)"En un país donde un ministro pide que se le pregunte a las vacas cuando escasea la leche, el mandatario confunde un jarrón con más de 100 millones de dólares birlados al Estado, un periodista insta a los militares a ser `más duros', un ex presidente del Banco del Estado sostiene que Chile debe anexarse a EEUU y el alcalde de Santiago juega a tirarse bolas de nieve con los periodistas, es mejor que los jóvenes de 15 años no entiendan lo que leen"

La Unesco, hace algunos días, dio a conocer los resultados de la llamada prueba Pisa (Programer for International Student Assesment). En ella, donde los estudiantes chilenos aparecen ocupando el lugar 36 de 41 países, se asegura que nuestros jóvenes, al menos los encuestados, presentan una diversidad de problemas que no tienen en otros países, como Finlandia o Corea, que ocupan los primeros lugares del estudio.

Un 50 por ciento de los jóvenes chilenos de 15 años, según esta medición internacional, tendría serias dificultades para utilizar la lectura, aprender por sí mismos y ampliar sus conocimientos y destrezas en otras áreas del saber.

No es extraño este resultado. Basta realizar una breve mirada a nuestros medios de comunicación para percatarse que no es un problema de los jóvenes chilenos y la Educación sino que el país completo vive esa anormalidad. Cuesta entender lo que se lee. Y descubrir en esa lectura quién dice la verdad.

Vamos por parte. Durante la quincena, dirigentes serios de la UDI, entre ellos un diputado y un senador, alarmaron a todo el país diciendo que el gobierno "inepto" no había postergado el comienzo de la vigencia del nuevo avalúo fiscal de las propiedades y que votarían en contra de la ley de rentas II por ello. Al día siguiente, la subsecretaria de Desarrollo Regional, Adriana Delpiano, en diversos medios, fue enfática: desde hacía dos meses que se había publicado el decreto aplazatorio en el Diario Oficial. De los UDI Jovino Novoa y Julio Dittborn nunca más se supo. Falló la lectura.


Otro tanto ocurrió respecto a la decisión de Codelco de no poner en el mercado miles de toneladas de Cobre. El director de presupuesto, Mario Marcel, sostuvo que por ello el Estado dejaría de percibir 160 mil millones de pesos. Los diputados y senadores, opositores y oficialistas, corrieron a las Cámaras. ¿Cómo es posible, se preguntaban, que la empresa estatal fuera tan inepta? Evelyn Matthei fue aún más dura y en conversación con el periodista Sergio Campos, muy temprano, pidió la cabeza de Juan Villarzú. El vicepresidente ejecutivo de Codelco, según la parlamentaria, debía irse para la casa. El DC, que estaba escuchando el programa, llamó a la radio y dijo que las sumas estaban mal hechas, que la realidad era otra y que no entendía cómo se había generado el conflicto.

Tras el nacional "exijo una explicación", Villarzú sostuvo que la decisión era compartida en el Gobierno, que Eyzaguirre la había firmado y que Marcel había sido mal interpretado o no había entendido el sentido de la medida. Para empezar, según Villarzú, no se trataba de 160 mil millones sino de un cuarto de esa cifra y para terminar, con el alza que había tenido el cobre, prácticamente se recuperaba. Luego, hasta el UDI Libertad y Desarrollo le encontró la razón a Codelco. Fallaron las matemáticas.

A otro tema: ausencia del ministro Chaigneau, presidente de la Sala Penal de la Corte Suprema, el día que debía votarse el amparo presentado por Juan Pablo Letelier. Longueira dijo que los jueces "no hacían su pega" porque la resolución, según él, había defraudado el trabajo del ministro Aránguiz.

Lo que obvió el presidente de la UDI fue que esas decisiones se toman en la secretaría de la Corte, que el ministro no podía ser responsable de que se haya puesto en tablas la causa cuando estaba citado a una reunión en el ministerio de Justicia y que los miembros que votaron, el reñido 3 a 2, en ningún momento discutieron dentro de la sala sobre si Letelier había o no cometido los delitos por los cuales era procesado. Solamente vieron si procedía o no el amparo. Para los cinco, de acuerdo a lo trascendido, Letelier no era culpable y Aránguiz no había sido muy prolijo en su procesamiento. Lo quedó claro, sin duda, es que Chaigneau es contrario a los amparos y que su voto, tal vez, hubiera modificado la historia de Letelier. También que el ministro Luis Bates tiene muñeca. Al final nadie entendió nada. Falló la capacidad de aprender por sí mismo.

Sebastián Piñera se reunió con el Presidente y puso a su partido en fila para reformar la Constitución y terminar, en parte, con el sistema binominal. Así lo leyeron todos los chilenos, incluidos los de 15 años, pero días más tarde vieron que no era así y que la posición de Piñera era la minoritaria. Pero igual fue reelegido para conducir los destinos de RN durante los próximos dos años. Falló la destreza.

Todo ello en la arena política. En la otra ni hablar. Durante meses los chilenos leyeron la admirable historia de una mujer, Anita Alvarado, que se había quedado con millones de dólares de un japonés que había estafado a mucha gente y que, durante el tiempo que estuvo en tierras niponas, la mujer ejerció la prostitución. La mayoría de los líderes de opinión dijeron admirarla. Ahora se lee al revés: está acusada de trata de blancas y uso de pasaporte falsificado. Falló la investigación.

En un país donde el ministro de Salud pide que se le pregunte a las vacas cuando escasea la leche, el Presidente de la República confunde un jarrón con más de 100 millones de dólares birlados al Estado, un periodista insta a los militares a ser "más duros", un ex presidente del BancoEstado sostiene que Chile debe anexarse a EEUU, el alcalde de Santiago juega a tirarse bolas de nieve con los periodistas y Anita Alvarado es un modelo, es mejor que los jóvenes de 15 años no entiendan lo que leen.

O quizá, por todo lo anterior, no entendieron lo que les preguntaron.

Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Buscador

Ingrese una palabra
Ediciones Anteriores
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de
El Periodista S.A. Derechos Reservados
Presidente del Directorio: Eugenio González Astudillo - Director: Francisco Martorell - Editora General: Francisca Celedón
Dirección: Sótero del Río 541, oficina 519 Santiago de Chile.
Teléfono: (56 2)662 14 51-662 14 59 Fax: (52 2) 696 88 52.
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine