Año 2, N.39, Domingo 6 de julio de 2003
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Defensor del lector
"Oficio nuevo, en construcción"
( Escribe Ernesto Carmona )

El Periodista inicia hoy su propia (auto) crítica desde el punto de vista del público. La "defensa del lector" nunca se instaló en los grandes medios, como la "corrección de pruebas" (hoy, "de estilo") o las "cartas del lector". La frase clisé "Quisiera tener un diario escrito por el pueblo" (Ibsen) todavía resuena urbi et orbe como simple demagogia editorial.

El "Defensor del Lector" recibe quejas y debe dar respuestas coherentes, tarea factible -claro- en países donde exista verdadera libertad plural de expresión. El conflicto entre el poder y el derecho a la información no es "nuevo". Los grandes medios constituyen en sí mismos una instancia de poder -hoy es un poder mundial, globalizado- siempre hostil a cuestionarse y "denunciarse" a sí misma, como reclamaba el fallecido gran periodista estadounidense George Seldes.

El remedio suele ser cosmético, una apariencia. Hoy, el "defensor" es una moda procreada por la crisis de credibilidad de los grandes medios. La solución tipo "Línea Directa" (El Mercurio) ya no es suficiente. La gente tiene derecho a más, a profundizar en lo qué anda mal en la gran prensa. Sobre todo, si se acepta el dogma del "cuarto poder", la ingenuidad de que los medios "están ahí" (a lo Heidegger), son casi "naturales", y "su misión" no es más que "informar con objetividad", un loable fin superior de servicio público, casi un apostolado -"desinteresado"- de sus dueños.

Por ejemplo, hoy El Mercurio trae nueva maquinaria, construye otro edificio, terminó de negociar el convenio colectivo y contrato a "expertos" hispanos (Universidad de Navarra) para que enseñen cómo un "prestigioso" diario viejo y reaccionario debe parecer joven e incisivo, con nuevo lenguaje, estilo y presentación gráfica (formato nuevo).

Verbi gratia: Ponerle bermudas y peluca a un "prestigioso" Onofre Jarpa no lo modernizaría; al revés, sería ridículo. Pero ¿qué tal una trasplante genético para mutarlo en un Allamand, con discurso joven y pinta nueva? Es muy sabio cambiar un poco para que todo quede igual.

Y el contenido y la línea editorial ¿qué? Allí no hay cambio posible. La aspiración `edwardsiana' es recuperar credibilidad y circulación para su segundo siglo, nada más. Y seguro que también instalará la "defensa del lector", al fin y al cabo otra fuente de trabajo. Pero ¿le dará esa plaza a un periodista o a un cráneo neo-liberal? y ¿seguirá encajonando las cartas y opiniones críticas al modelo económico o las opiniones que adversen su línea editorial?

Bueno, esa es la defensa del lector que NO haremos en El Periodista. Intentaremos retomar la senda del "consejo de prensa" que establecieron las redacciones suecas en 1916, antes que se les ocurriera inventar el "ombudsman". Por favor, manden sus críticas.

ErnestoCarmona@vtr.net

 

Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Buscador

Ingrese una palabra
Ediciones Anteriores
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de
El Periodista S.A. Derechos Reservados
Presidente del Directorio: Eugenio González Astudillo - Director: Francisco Martorell - Editora General: Francisca Celedón
Dirección: Sótero del Río 541, oficina 519 Santiago de Chile.
Teléfono: (56 2)662 14 51-662 14 59 Fax: (52 2) 696 88 52.
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine