Año 2, N.40. Domingo 20 de Julio de 2003
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Carta Astral
Juan Emilio Cheyre
(Por M.Cristina Lovretic) De emociones contenidas, que restan flexibilidad a su acción, Juan Emilio Cheyre debe encarar uno de los grandes retos de su vida: poder lograr ser diferente. Pasa por ello la necesidad de revisar sus valores, el apego a sus creencias y la marcada influencia familiar en su vida.


El mundo de las relaciones es muy importante para una persona, como él, que tiene el signo solar en Libra que hace que la presencia del otro sea fundamental en su vida. El deseo de agradar marca otra característica de este signo por lo que hay una clara tendencia a ser diplomático, a tratar de solucionar cualquier conflicto y a lograr un permanente equilibrio.

Juan Emilio Cheyre tiene su Sol emplazado en un sector de la carta que le da un matiz emocional y que genera una necesidad muy especial de proteger lo que se oculta en lo más profundo de su ser evitando que ello salga a la superficie. Tiene las herramientas para poder transformar su ego y la oportunidad para reconocer las actitudes que necesita eliminar, consiguiendo así una renovación de él mismo, lo que le puede reportar un crecimiento como persona.

Es probable que idealice algunas experiencias de su vida -como también a su padre- y por lo mismo puede estar alejado de la realidad en determinadas situaciones lo que conlleva una serie de desilusiones donde además puede sentirse confundido y tener ciertas indecisiones. Pero, como tiene además potencial creativo y se trata de un espíritu soñador, puede canalizar sus ilusiones a través de la música, poesía y el arte en general, ya que las cosas bellas y estéticas deberían atraerle.

Con la Luna en el signo de Leo, no quiere pasar desapercibido y el contacto con otros planetas refleja que su seguridad emocional está basada en cosas más bien concretas y materiales y en su escala de valores, la que junto con sus creencias provienen de una gran influencia familiar que tiene importancia en su destino. Por esta misma razón una de sus tareas diarias es la de aprender a ser flexible en lo que se refiere a sus responsabilidades y disciplinas en general, ya que hay una cierta rigidez en lo relativo a educación o paradigmas, lo que hace importante que se abra a cambios innovadores. Su filosofía está relacionada con la acción. Sus emociones están más bien contenidas por lo que adopta una actitud defensiva y seguramente expresa sus sentimientos con mucha precaución a pesar de que estos son muy intensos.

Es una persona curiosa, original, con algunas indecisiones y con capacidad de adaptación, lo que lo hace tener algunas dualidades. Pero, sus ideas -con las que a veces tiene conflictos- pueden ser asimismo bastante fijas y en determinadas ocasiones lo conducen a ser agresivo con la palabra.

Uno de sus retos en esta vida es poder lograr ser diferente, tener un cambio en su identidad, lo que significa romper con algunas tradiciones para poder alcanzar su libertad personal. Si se siente único o excéntrico puede no ser entendido por los demás y el quedarse sólo le puede significar una inseguridad interna, por lo que existe el riesgo de embarcarse en un sin número de actividades externas y superficiales evitando así experimentar las sensaciones de carencia.

Sus deseos de aprender son grandes y tiene buena capacidad para captar nuevos conceptos e ideas con rapidez. Posee una mente bastante práctica, analítica y minuciosa. Es importante que tenga conciencia de su agresividad canalizándola en el deporte o defendiendo alguna causa que esté en conformidad con sus sueños y con sus reales aspiraciones, usando su perseverancia y su ambición. Le gusta comunicar y puede tener inclinaciones literarias que no debería desaprovechar ya que éstas le permiten buscar modos nuevos y originales de expresar ideas del pasado y la gran oportunidad para abrir nuevos senderos en los que otros individuos puedan seguirlo. También esta vena literaria podría servirle para canalizar la información secreta que subyace en su inconsciente, ya que hay algo de investigador o detective dentro de él y tiene un gran sentido crítico. Puede sentir que el conocimiento es poder y seguramente se obsesione por saber detalles, especialmente si se trata de otras personas, pero es reacio a develar sus propios secretos. Sus propios pensamientos los guarda para sí mismo, auto protegiéndose.


Hay en Juan Emilio Cheyre una necesidad de expresar acciones e iniciativas, de querer tener un nivel de autoridad y de dirección en su trabajo. Para esto es imprescindible que desarrolle sus dones de organización y enfrente los desafíos para estar al mando de proyectos que sean sólidos.

Es fundamental que revise su sistema de valores, dejando a un lado orgullos que impiden los cambios. Todo lo que pasa en la vida social o en su carrera influye profundamente en su inconsciente.

En lo que se refiere al momento actual puede encontrarse con algunas dificultades en su vida cotidiana, con necesidades de cambios profundos que al ser aceptados le permiten la posibilidad de comenzar una nueva etapa en su vida, con una nueva manera de hacer las cosas. Es importante que investigue sus emociones y su inconsciente, trabajando con sus angustias, su desapego y sus inseguridades, para destruir estructuras que ya no le sirven. Se trata de transformarse y adaptarse ante algunas confusiones mentales que puede tener para evitar caer en mentiras que pueden ser voluntarias o involuntarias. Sus incertidumbres deben ser analizadas para lograr un mejor conocimiento de sí mismo y para ver los límites de su mente y poder expandir su conciencia.

Pueden haber dudas y necesidad de adoptar nuevos paradigmas, soportar ciertas limitaciones y nuevas responsabilidades, ante las cuales debe ser optimista y tolerante. Es el momento para librarse de condiciones restrictivas impuestas en el pasado a las que ha estado obligado por el miedo a romper el orden establecido que ha sobrellevado hasta ahora. Debe actuar con precaución y prudencia.

Es fundamental que evite los excesos y extravagancias porque está proclive a ser demasiado optimista y a prometer más allá de lo que puede hacer. No debe darse demasiada importancia ni descuidar sus responsabilidades. La superación de lo egótico depende de la evolución de cada individuo, siendo lo contrario la presencia de un extremo egoísmo. En el caso de Juan Emilio Cheyre para cumplir su misión de vida debe dejar el sentido individual que tiene de las cosas y brindarse hacia algo más colectivo, sometiendo su vanidad y entendiendo que se es parte de un contexto más amplio.

Base de Datos
Nombre: Juan Emilio Cheyre Espinosa
Nació: En Santiago, el 10 de Octubre de 1947, 00:30 horas
Estado Civil: Casado con María Isabel Forestier Ebensperger
Hijos: Tres
Profesión: Militar
Cargo: Comandante en Jefe del Ejército
Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Buscador

Ingrese una palabra
Ediciones Anteriores
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de
El Periodista S.A. Derechos Reservados
Presidente del Directorio: Eugenio González Astudillo - Director: Francisco Martorell - Editora General: Francisca Celedón
Dirección: Sótero del Río 541, oficina 519 Santiago de Chile.
Teléfono: (56 2)662 14 51-662 14 59 Fax: (52 2) 696 88 52.
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine