Año 2, N.42, Domingo 17 de agosto de 2003

Al mejor postor


La posibilidad de tener a cualquier hora un enorme catálogo en línea con las ofertas que uno ha soñado, puede tentar hasta al más incrédulo. Ahora, si el juego es conseguir "ese artículo indispensable" a través de un remate en Internet, las probabilidades de tener a un grupo de internautas pendientes de la subasta se elevan como propulsadas por un cohete. ¿El resultado? El buen momento por el que pasan los sitios de remates en la Red, que pese a la debacle económica y a la explosión de la burbuja puntocom, se han posicionado como uno de los aspectos más rentables que ofrece el ciberespacio.

Tal parece que las páginas de remate -y sus parientes de compraventa- están viviendo una época de bonanza. E-Bay, el mayor centro virtual de este tipo, facturó beneficios por 413 millones de dólares el último trimestre del año pasado, sustentado en el cobro de cuotas y comisiones para efectuar las transacciones comerciales. Y el paso no ha disminuido durante esta temporada, como también pueden demostrarlo Amazon y el canal de comercio de Yahoo, que son quienes secundan en materia de ventas al gran canal de subastas.

Aunque en nuestro país no existe todavía ese boom tan esperado por las versiones nacionales (como por ejemplo, Deremate.com), en Estados Unidos ya están acostumbrados a pujar por un producto, y cuando se estima que cerca del 60 por ciento de los navegantes norteamericanos realiza algún tipo de compra online, quedarse con el artículo es casi un asunto de amor propio.

O que lo digan los usuarios de E-Bay, quienes en los últimos años han visto desfilar por su pantalla una infinidad de productos, algunos decididamente extraños, como un bunker -sí, tal cual, un lugar blindado para protegerse de ataques con misiles (se remataba en 2 Millones de dólares)-; un pueblo completo -Bridgeville, en el norte de California, que con sus 33 hectáreas y 25 habitantes salió finalmente por 1,7 millones de dólares-; o una cena con Warren Buffet, el segundo hombre más rico del mundo y un auténtico gurú de las inversiones. ¿Cuánto costó esta "cena íntima"? Pues Buffet debe estar orgulloso de haber sido rematado en 250 mil dólares.

Pero el premio a lo extravagante se lo lleva el diente y el mechón de cabello de Elvis Presley, reliquias que si bien partieron con una base de 100 mil dólares, no pudieron encontrar a su nuevo dueño en Internet, pese a estar varias semanas en la palestra comercial hace pocos días. O sea, parece que los internautas están locos, pero nunca tanto.


El Periodista S.A. Derechos Reservados
Presidente del Directorio: Eugenio González Astudillo - Director: Francisco Martorell - Editora General: Francisca Celedón
Dirección: Sótero del Río 541, oficina 519 Santiago de Chile.
Teléfono: (56 2)662 14 51-662 14 59 Fax: (52 2) 696 88 52.
director@elperiodista.cl