Año 2, N.45, Domingo 28 de septiembre de 2003
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Pareja de Islas Canarias fue engañada
Historia de una paternidad frustrada
(Por Francisca Celedón B.)La jueza que investiga la supuesta compra de un menor de dos meses, por una pareja española, postergó hasta mañana (sábado) la decisión sobre la libertad por falta de méritos de Francisco Acosta Gil y María Mateos. El Periodista tiene antecedentes concretos que el matrimonio fue engañado por el abogado Alejandro López del Campo, actualmente detenido, quien realizó las gestiones de la supuesta adopción legal.

La justicia está por definir el caso de la pareja no vidente que es acusada por la compra ilegal de un menor y que fue detenida el lunes pasado en el Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez de Santiago.

El caso que fue difundido por todos los medios de comunicación y que está conmocionando a la opinión pública de Chile y de España, se ha convertido en una especie de hito para el Servicio Nacional de Menores (Sename), quienes se hicieron inmediatamente parte del juicio, y están detrás de una supuesta red de tráfico de menores que tendría como una de las piezas al abogado Alejandro López del Campo, quien asesoraba al matrimonio español en la tramitación de la adopción en Chile.

Con la detención del abogado López, una mujer que habría hecho la transacción, la madre biológica del menor y la pareja de las Islas Canarias, la jueza del 16º Juzgado del Crimen de Santiago, Rosa María Pinto, debería entregar hoy su resolución.

Trascendió en tribunales, sin embargo, que su decisión estaría postergada para el día de mañana (sábado).

Uno de los motivos de este atraso, que legalmente debería ser después de cinco días hábiles de la detención que se produjo el lunes pasado, sería que la jueza inexplicablemente estaría preocupada por el origen del dinero que habría pagado el matrimonio al abogado López.

Según ella una pareja de no videntes, 'rústicos', de una situación económica media, no pudieron haber tenido acceso a los 15 mil dólares. Sin embargo, también trascendió que cada uno recibe un sueldo de más de 200 mil pesetas (800 mil pesos chilenos apróximadamente) y que solicitaron un préstamo de 3 millones de pesetas (12 millones de pesos) a la Caja de Canarias.

A ello, según fuentes de la embajada de España, debiera agregársele que en su lugar de residencia, estas personas cuentan con un sinnúmero de beneficios sociales de parte del Estado.

Los abogados del matrimonio, quienes solicitaron el jueves su libertad por falta de méritos, alegando que fueron engañados y estafados por el abogado, están definiendo si presentan un recurso de amparo a favor de sus representados si es que la jueza les niega la libertad. Otro recurso en estudio, el cual depende de la decisión de la pareja española, es tramitar una querella en contra del abogado López del Campo.

Otra de las aristas de este caso, está en el hecho que el matrimonio no vidente contactó a López a través de una conocida de ellos, quien habría adoptado a un niño hace casi cinco años, por medio del mismo abogado. Este nombre ayudaría al Sename y a la Justicia a desmantelar una red de tráfico de menores en nuestro país. Con el mismo antecedente, el Sename cree que esta red extendería sus brazos hasta España.

LA HISTORIA

Francisco Acosta Gil y María Mateos Baeza, después de cuatro años de tramitación, iban a cumplir con el anhelo de su vida, formar una familia. Nunca imaginaron que las cosas saldrían mal, nunca creyeron que lo que estaban haciendo podía ser ilegal, al contrario, depositaron toda su confianza e ilusiones en un abogado que les garantizó que tendrían a su añorado hijo.

La historia parte en las Islas Canarias el 24 de agosto de 1999, cuando la pareja de no videntes se acercó hasta la Dirección General de Protección del Menor y la Familia de la Comunidad Autónoma de Canarias para solicitar la adopción de un menor de origen extranjero entre los 0 hasta los 7 años. Seis meses después, como corresponde según la legislación española, la Dirección solicitó la resolución que declarara la idoneidad de la pareja para adoptar a menores, la que fue entregada el 23 de marzo de 2000, a favor de ellos, según consta en el Registro de Resoluciones Nº 448, de la Dirección General, con fecha de 30 de marzo de 2000. Todos estos trámites lo realizaron bajo el asesoramiento del abogado español, Cosme Suárez Santana.

Francisco y María habían dado el primer paso y comenzaron a hacer las averiguaciones correspondientes en el Consulado chileno para cumplir su sueño. La representación consular les informó que de acuerdo a la legislación chilena era posible la adopción de un menor a un matrimonio o persona extranjera, pero para lo cual debían presentar una serie de documentos legales, una Solicitud de Adopción al Sename y, además, tenían que buscar a un abogado chileno que les realizara todas las gestiones correspondientes en nuestro país. Es así que contactaron a Alejandro López de Campo, recomendado por una pareja de conocidos de España. López, les aseguró que él realizaría todos los trámites necesarios para obtener la adopción, pero para ello debían concretar algunos depósitos de dinero en una cuenta corriente nacional. En total fueron tres, más otra suma en efectivo que se entregó directamente cuando ya habían pisado suelo chileno, percibiendo el abogado finalmente 15 mil dólares.

El abogado López, para dar un mayor grado de seguridad a los futuros padres, en una ocasión les solicitó que fueron los padrinos de bautizo del menor, ceremonia que se realizó el 21 de septiembre con presencia del abogado y la madre biológica y la mujer que cumplió el rol de intermediaria.

Finalmente, el 1 de septiembre de 2003, Francisco y María llegaron a Chile. Supuestamente quedaban por afinar los últimos detalles de la adopción, incluso fueron a una Notaria donde habrían obtenido la tuición legal del menor de dos meses. Este hecho, más la confirmación de López del Campo que todos los requisitos legales requeridos estaban cumplidos, hizo que el matrimonio de no videntes se sintieran confiados en que todo estaba en orden y según exigía la legislación chilena. Además, durante su estadía en Santiago, realizaron todas las cosas que unos nuevos padres harían. Le compraron ropa a su hijo, entraban y salían del hotel donde se hospedaban en Santa María 2828 y llevaron al niño a una pediatra que tiene su consulta en Guardia Vieja 181 de la comuna de Providencia. Tranquilos decidieron volver a España con su hijo.

Francisco y María nunca imaginaron qué estaba por venir. Su detención en el Aeropuerto, el 29 de septiembre, los tomó por sorpresa y sin entender mucho, les quitaron a su hijo y terminaron en la ex Penitenciaria de Santiago, él y en el Centro Preventivo Femenino, ella. Para que al día siguiente la jueza, Rosa María Pinto, les tomara las primeras declaraciones.

Todo el país ya estaba en conocimiento, se hablaba de la compra de un menor, de tráfico ilegal y de una posible red de tráfico internacional, pero Francisco y María en menos de un día fueron condenados por la opinión pública y los medios de comunicación. Los nuevos antecedentes entregados por los abogados del matrimonio estarían, sin embargo, confirmando que no ellos no habrían cometido delito alguno y que, simplemente, habrían sido engañados por el abogado López, quien según se ha divulgado a través de la prensa, estaría involucrado en más casos de tráfico ilegal de menores.

Pero el futuro de Francisco y María, aún es incierto.

La jueza Pinto es conocida por la dureza con que lleva casos donde se ven involucrados menores, el más reciente sería el del ex cura Tato (sacerdote acusado de abusos deshonestos a menores) y, por otra parte, estaría la firme posición del Sename de esclarecer la existencia de esta posible red.

Si bien para los abogados defensores existirían pruebas suficientes de que el matrimonio español no cometió ilícito alguno, no se descarta que la jueza procese a la pareja con el objeto de obtener mayor información sobre la red que encabezaría el abogado López.

Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Buscador

Ingrese una palabra
Ediciones Anteriores
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de
Lea además
El Periodista S.A. Derechos Reservados
Presidente del Directorio: Eugenio González Astudillo - Director: Francisco Martorell - Editora General: Francisca Celedón
Dirección: Sótero del Río 541, oficina 519 Santiago de Chile.
Teléfono: (56 2)662 14 51-662 14 59 Fax: (52 2) 696 88 52.
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine