Año 2, N.48, Domingo 9 de Noviembre de 2003
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Dispar criterio Supremo
La Justicia entre jueces
(Por Equipo El Periodista)El reciente escándalo desatado por las denuncias formuladas por el ex dueño de un sauna gay en contra del ministro en Visita del caso Spiniak, Daniel Calvo Flores, viene a sumarse a una serie de hechos que ya han puesto en tela de juicio la idoneidad profesional y/o moral de varios miembros del Poder Judicial chileno, estamento que ha mostrado un dispar criterio a la hora de evaluar las conductas de sus funcionarios, ya que a algunos simplemente los ha exonerado de sus labores, mientras que a otros ha decidido sólo trasladarlos de jurisdicción o sugerirles su retiro.

Ejemplos de conductas indecorosas de judiciales chilenos se remontan a las actuaciones que terminaron con diferentes sanciones para dos jueces del sur en 1999. A mediados de ese año, el ex magistrado del Tribunal de Nueva Imperial, Víctor Bergamín, se vio sometido al escarnio público a raíz de una denuncia presentada por el servicio de Gendarmería de la zona, la cual se refería a una extraña visita que realizó el aludido a un centro de reclusión de menores.

Las características del suceso no dejaron de llamar la atención, no sólo por la hora en que el personero se hizo presente en el establecimiento, sino que además por la extraña orden que éste impartió a varios niños recluidos: desnudarse en su presencia y sin la compañía de ninguno de los custodios del penal.

En este caso, el Pleno de la Corte Suprema sólo decidió trasladar al magistrado de esa zona, decisión que fue lamentada por el entonces presidente del máximo tribunal, Roberto Dávila, quien sostuvo que de haber concurrido a la sesión que analizó el caso se habría aplicado su inmediata remoción, camino que evaluó como el que correspondía frente a los sucesos.

En el mismo año, una determinación más drástica afectó al entonces juez del Cuarto Juzgado de Letras de Punta Arenas, Dionisio Polanco, quien enfrentó imputaciones de los propios funcionarios de su tribunal, quienes lo acusaron de conductas impropias en la tramitación de algunas causas. Entre ellas destaca la reconstitución de escena que ordenó en un proceso de violación a una menor de edad, donde él mismo asumió el papel de agresor de la víctima ante los ojos de sus subalternos.

En esa ocasión, el tribunal superior ordenó la inmediata salida del magistrado, quien incluso no pudo acceder a los beneficios que se le otorgan a cualquier judicial que se acoge a retiro (ya sea por jubilación o condiciones de salud irrecuperable). Quizás en este caso influyó de manera determinante la intervención del entonces Presidente, Eduardo Frei Ruiz-Tagle, quien imploró por la inmediata remoción de Polanco.

En la época, el mismo ministro Dávila consideró que estos eran hechos "aislados", descartando de plano que se tratara de una eventual "crisis moral" en el Poder Judicial.


Al parecer, este magistrado no contó con la misma suerte de su homólogo de Nueva Imperial, ya que en el ranking de los mejores jueces de 1998 -elaborado por todas las Cortes de Apelaciones del país, según establece el actual sistema de calificaciones para los judiciales- él figuraba encabezando la lista en el ámbito nacional con un promedio de nota siete, lo máximo que se puede obtener. De esta forma, Polanco pasó de forma estrepitosa "del cielo al abismo" en su carrera profesional.

LA REVANCHA DE LA JUEZA

Sin duda, uno de los casos que más ha causado revuelo en las lides judiciales y con mayor cobertura de prensa fueron las denuncias que terminaron con la salida de la ex ministra de la Corte de Apelaciones de Santiago, Gloria Olivares. El escándalo estalló con las acusaciones formuladas en su contra por el abogado Carlos Núñez, quien representó a los hijos del narcotraficante Jorge Lund, quien apareció decapitado en un canal de regadío de la comuna de Huechuraba, en el año 1998.

El profesional acusó a la jueza de varias irregularidades en el ejercicio de sus funciones, como retirar el expediente del mencionado caso -sustanciado en el 33º Juzgado del Crimen de Santiago- y llevárselo seis días a su domicilio, motivada porque su hijo, Gonzalo Rojas Olivares, figuraba en la causa. Luego de eso, completó el cuadro la intervención que hizo Olivares ante la magistrada del 12º Juzgado del Crimen de la capital para favorecer a un comerciante indio, mientras que el broche de oro lo puso el hermano del fallecido delincuente, Carlos Lund, quien afirmó que la cuestionada Ministra le pidió acompañarla a la Penitenciaría para examinar al narcotraficante Manuel Fuentes Cancino, conocido como "el Perilla".

Poco tiempo después, "el Perilla" obtuvo la libertad provisional gracias a ese informe que daba cuenta de su "delicado estado de salud", otorgada por una Sala de la Corte de Apelaciones que estuvo integrada por la misma Gloria Olivares.

Estos antecedentes fueron tomados como "concluyentes" por la Suprema, quien determinó su inmediata salida del tribunal de alzada santiaguino en una votación de 19 votos a favor y uno en contra. El sufragio correspondía al entonces ministro de la Corte Suprema, Luis Correa Bulo, quien luego fue objeto de las propias imputaciones de Olivares, la que dio a conocer públicamente que éste realizó un viaje a Cuba, junto a Juan Araya -ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago-, auspiciado por un abogado del narcotráfico, luego identificado como Mario Valenzuela.

Llama la atención que la revancha adoptada por la Ministra la haya emprendido contra el único supremo que rechazó su remoción. Sin embargo, Correa Bulo también tenía cuentas pendientes con Olivares, quien integró la sala que confirmó el cierre definitivo de la causa por tráfico de estupefacientes que afectaba a la hermana del juez, Gilda Correa Bulo.

Su salida, acaecida en mayo de 2000, impactó a los abogados penalistas dedicados a las excarcelaciones, quienes valoraban a la magistrado por ser una jueza que apoyaba las libertades provisionales. En tanto, en fuentes judiciales la decisión fue interpretada como una clara señal de la recién creada comisión de ética del máximo tribunal como una clara señal de castigo para las conductas impropias en que incurrieran los miembros del Poder Judicial.

Por otra parte, lejos de quedar en una simple denuncia, la imputación que Gloria Olivares hizo en contra del ministro Correa Bulo marcaron el inicio del fin del entonces integrante más joven del máximo tribunal y presidente de la Sala Penal de esta magistratura.

Sólo un año y 11 meses más tarde, el Ministro fue expulsado de la Corte Suprema por "graves faltas a la ética funcionaria", marcando un precedente sin parangón en la historia de los tribunales chilenos, ya que ha sido el único supremo castigado por sus propios pares, quienes decidieron apartarlo de su caso de forma unánime.

Las sanciones contra el magistrado comenzaron en el mismo mayo del 2000, mes en que recibió un severo llamado de atención por parte de la comisión de ética debido a la denuncia de Olivares, quien además culpó a Correa Bulo de tener un operador dentro de tribunales para manejar una eventual red de protección al narcotráfico, se trataba del empresario turístico Cristián Chevesich.

En la oportunidad, la Corte comisionó al ministro Alberto Chaigneau para que investigara una visita que Correa Bulo había hecho a la ciudad de La Serena, varios años antes, en compañía del abogado Germán Arias, donde compartieron una habitación. Este hecho significó para el ministro un agravante que, finalmente, decidió su suerte en el Poder Judicial.

Meses más tarde, el supremo fue castigado con una comisión de servicios en la biblioteca del máximo tribunal, mientras que se investigaron luego numerosas imputaciones en su contra, como los varios viajes auspiciados por abogados de traficantes con procesos pendientes en la Sala Penal -que él presidía-, las intervenciones que realizó ante otros jueces para favorecer a criminales y su propia hermana, hechos que se agruparon bajo el nombre de "trafico de influencias".

Más reciente es el caso del ex relator de la Corte Suprema, Juan Emilio Oporto, quien fue cuestionado por haber utilizado un automóvil marca Porsche propiedad del abogado Carlos Ferreira, quien tramitaba algunas causas en los tribunales superiores pero que no se relacionaban con el funcionario. El profesional trató de defender a Oporto afirmando que le cedió el vehículo sólo unas semanas, mientras él se encontraba en el extranjero, empero el máximo tribunal tradujo este antecedente en una baja calificación del desempeño de este judicial, dado que "no era prudente aceptar favores de esta naturaleza, por las implicancias e interpretaciones que podría generar el tema, más aún cuando éste llegaba hasta la misma Corte Suprema con el auto".

Ante la acusación, luego de una exhaustiva investigación que no arrojó resultados, el Pleno de la máxima judicatura resolvió de todas formas rebajar su calificación funcionaria, pero se le sugirió que lo mejor era que se apartara de su cargo, debido a que ya no contaba con la confianza de los ministros. Más que el auto, lo que molestaba a los ministros era la actitud trasgresora de Oporto, quien entre otras cosas usaba un aro y tenía un gran éxito con el sexo opuesto. El jueves 19 de abril de 2001, Oporto decidió presentar su renuncia al cargo. Así, ante una situación menor y que el relator nunca ocultó porque lo hacía a vista de todo el mundo, la Corte se quedó sin uno de sus mejores profesionales.

LIVING LA VIDA LOCA: EL JUEZ KLAPP

El último escándalo desatado en el mundo judicial, antes de la revelación de la doble vida del ministro Calvo, fue la que tuvo como protagonista al titular del Juzgado de Letras de Puerto Aysén, Carlos Klapp Apolonio, quien vio mermada su honra personal por la exposición pública de unas fotografías que lo mostraban en una situación poco decorosa junto a dos prostitutas de esa ciudad, en las que aparecía visiblemente drogado.

Al igual que en el caso del ministro en Visita de la red de pedofilia, fue el mismo magistrado quien dio a conocer a sus superiores que estaba siendo víctima de una extorsión por parte de un sujeto que tenía un proceso pendiente en su tribunal. Sin embargo, su actuación fue gatillada por el inminente estallido de esa bomba de tiempo, que puso en tela de juicio la idoneidad de Klapp para ejercer la labor jurisdiccional en una zona donde su autoridad ya no era respetada, dado que todos los habitantes de la pequeña localidad sabían de su afición a los prostíbulos.

Frente a los hechos, la Corte Suprema decidió -en una primera instancia- suspenderlo de sus funciones por cuatro meses, con goce de medio sueldo, junto con abrirle un cuaderno de remoción. No obstante, lo último fue desestimado por los miembros de la alta judicatura por estimar que este comportamiento correspondía al ámbito de la vida privada del magistrado, por ello sólo ordenó su traslado al tribunal de Letras de Castro.

(13 de Octubreal 5 de Noviembre de 2003)

OCTUBRE

Domingo 12

El Pleno de la Corte de Apelaciones de Santiago le asigna el caso de red de pedofilia. Sustituye la magistrada Eleonora Domínguez del 33° Juzgado del Crimen de Santiago.
Solicita que el actuario del 33°, Cristián Arias, lo apoye en su labor. Ordena pesquisas pendientes.

Lunes 13

Supervisa rastreos en El Arrayán.
Toma declaraciones a la presidente de la ONG Arasi, Claudia Fuentes.
Interroga a Spiniak, Winston Michelson, Miguel Quiroga y Exequiel Martínez.
Encarga reos a Felipe Silva Navarrete, por abuso sexual; y a Patricio Allende Varas, por proxeneta.
Recibe cintas de videos incautadas.

Martes 14

Fiscaliza rastreos en parcela de El Arrayán.
Toma declaraciones a Claudio Jayo, ex prefecto de Carabineros de la zona oriente, sindicado como presunto encubridor.
Ordena que Investigaciones revise videos incautados, bajo su supervisión.
Toma declaraciones e interroga en su despacho de la Corte de Apelaciones.
Ordena procesar a Winston Michelson por porte de cocaína.

Miércoles 15

Recibe al diputado PPD Víctor Barrueto.
Interroga a jóvenes de la Fundación Margen.
Toma declaraciones a testigos en el 33° Juzgado.
Viaja a Los Queñes, para constatar declaraciones de Jayo.
Recopila antecedentes relacionados con los periodistas Víctor Gutiérrez y Mario Aguilera.
Atiende en el 33° Juzgado del Crimen a una madre de un menor desaparecido.
Nuevos interrogatorios (personas no identificadas por la prensa).

Viernes 17

Ordena detención de proxeneta que se habría hecho pasar por oficial para evitar la detención de Spiniak en febrero de 2002.
Revisa "personalmente" 136 videos incautados. Trabaja con no más de tres funcionarios del Departamento 5° de Investigaciones, quienes se encuentran bajo las órdenes del subprefecto Rafael Castillo.
Interroga al ex sargento de Carabineros Mauricio Madrigal.

Sábado 18

Examina imágenes en cuartel de General Mackenna. (Aumenta de 136 a 170 el número de videos revisados).

Lunes 20

Procesa al detenido Pablo Abasolo Letelier por los delitos de estupro, promoción o facilitación de la prostitución de menores y producción de pornografía.

Martes 21

Ordena 30 nuevas pesquisas (no especificadas.)
Toma declaraciones al sacerdote José Luis Artiagoitía.
Reconoce usar delación compensada para recabar datos sobre red de pedófilos.
Toma como informante a Miguel Angel Romero Reyes.

Jueves 23

Toma declaración a Spiniak en el 33°.
Interroga al coreógrafo Patricio Egaña, quien fuera detenido con Spiniak por tráfico de armas y drogas.
"Dirige", durante diez minutos, la búsqueda que realizó durante más de 10 horas el OS-7 y Labocar en loma contigua a la casa arrendada por Pablo Abasolo a Spiniak, ubicada en el Camino Los Refugios en El Arrayán. Sin resultados.
(Hasta el momento se encuentran procesados Spiniak, Abasolo y otras cinco personas, entre ellas el químico Winston Michelson y tres proxenetas.)
Ordena peritajes psicológicos de los muchachos al Instituto Médico Legal y al Centro de Atención de Víctimas de Ataques Sexuales de Investigaciones (Cavas).
Estudia informe de menor sometido a chequeo siquiátrico.
( De acuerdo a la prensa, trabaja diariamente más de 15 horas. Desde las 5, 6 o 7 de la mañana hasta las 21 horas. Expediente reúne cuatro tomos, alrededor de 2 mil carillas, más otros cuadernos anexos.)

Viernes 24

Ordena a policías catastro e inspección de todas las casas de Spiniak: departamento en avenida Kennedy, Santa María de Manquehue, Camino El Volcán y el de Los Refugios en El Arrayán. En la VII Región y Viña del Mar incluso.
Se reúne con Georgina Ayala, jefa de la 48 Comisaría de la Familia, y con detectives del Departamento Quinto de la policía civil,
Recibe al abogado de la UDI, Gabriel Zaliasnik.
Recibe restos de telas y bolsas plásticas de parcela de El Arrayán.
Toma declaraciones a una docena de menores.
Recibe un sobre cerrado de manos del presidente de la 9ª Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago Juan González: un expediente con nuevos antecedentes y recomendaciones.

Domingo 26

Ordena a equipo de detectives búsqueda de nuevos nexos en la V región.

Lunes 27

Declara que de las 57 personas llamadas a declarar no hay ninguna vinculada a los videos.
Reunión con la coronel de Carabineros, Georgina Ayala.
Recibe resultados de exámenes sicológicos a menores.
Recibe presentación del diputado (DC) Patricio Walker.
Se suspenden las excavaciones en busca de cuerpos.

Martes 28

Interroga a taxistas de la plaza San Enrique de Lo Barnechea para determinar si llevaron menores a orgías de Spiniak.
Escucha nueva declaración del coronel de Carabineros Claudio Jayo.

Jueves 30

Da acceso a parte del sumario a la UDI, Sename y el CDE.
Ordena protección especial a menores.
Dicta embargos; medidas precautorias sobre algunos de los bienes de Spiniak para asegurar respuestas a sus víctimas. No especificó cuáles de las dos propiedades y las 11 sociedades en las que participa el empresario.
Se declarara incompetente para dos casos: uno, el de Hugo Mendoza Cortés, propietario de una casa en San Antonio, que hasta ahora aparecía como sospechoso de haberse relacionado con las personas que proveían de menores de edad a Spiniak, y de otro no especificado.
Recibe carta de Avila en la que éste rechaza imputaciones de supuestos vínculos con Spiniak publicado en The Clinic.

Viernes 31

Interroga nuevamente a los ex carabineros Mauricio Madrigal y Claudio Palma.

NOVIEMBRE

Sábado 1

Recibe informes del Servicio Médico Legal (SML), sobre los menores M.V., C.B., L.Z. y G.G.

Lunes 3

Asegura que no autorizó entrevista a Spiniak
Libera a Hugo Mendoza. El reo, de 76 años, no guardaba relación con los ilícitos impugnados.
Toma declaración al sargento segundo A.C. por su participación en un documento audiovisual universitario.
Ordena mayor exactitud en informes psicológicos practicados a los muchachos.
Traslada expediente del caso Spiniak del 33er. Juzgado del Crimen de Santiago a un sitio reservado.

Martes 4

El ministro resuelve dar acceso al sumario a la ONG Ciudadanía Activa
Los abogados del Sename, el CDE, la UDI, así como la defensa de Spiniak pueden ver las copias del expediente.

Miércoles 5

El ministro recibe en su despacho al periodista Alejandro Guillier quien le informa que tienen pruebas de que es cliente de un sauna gay.
Calvo brinda una conferencia de prensa, dice que está siendo víctima de una extorsión encubierta y pone su cargo a disposición de la Corte Suprema

Jueves 6

Daniel Calvo solicita seis días de permiso administrativo.
Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Buscador

Ingrese una palabra
Ediciones Anteriores
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de
Lea además
El Periodista S.A. Derechos Reservados
Presidente Consejo Editorial: Luis Casado
Director: Francisco Martorell
Editora General: Francisca Celedón
Dirección: Sótero del Río 541, oficina 519 Santiago de Chile.
Teléfono: (56 2)662 14 51-662 14 59 Fax: (52 2) 696 88 52.
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine