Año 3, Nº 64, Viernes 18 de junio de 2004
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
La Historia de Rapa Nui
TANGATA MANU
( Escribe Alberto Hotus )

Avanzado el tiempo, cuando la población era demasiada, el Dios Makemake determinó que el poder del Rey se mantendría, pero que a su vez habría otro jefe militar que administraría la Isla por un año cada vez que fuera elegido. Este nuevo jefe era el Tangata Manu y el método para su denominación sigue el sistema que a continuación se relata.

Koro Take

El koro take es un de "entrenamiento" al que se sometían los niños y niñas rapanui a fin de prepararlos para la supervivencia en soledad. Asistidos por algunos adultos, se debían dedicar a subsistir durante por lo menos 10 meses en las costas y el interior de la Isla sin recibir ayuda de familiares o amigos, sino por sus propios medios.

Este "viaje" por la Isla terminaba en la aldea ceremonial de Orongo. Allí se determinaba que los varones de las tribus Miru, Nganatimo, Hau Moana y Ngaruti debían partir a Anakena para rendir cuentas al Rey acerca de su entrenamiento y el de sus compañeros.

Las niñas eran divididas en dos grupos. En el primero estaban las que eran vírgenes, que eran enviadas al Ahu rikiriki para ser encerradas en la cueva Ana hue neru en donde permanecían blanqueando su piel sin posibilidad de salir de allí por ninguna razón. Las demás eran enviadas a Mata Ngarahu sólo por un tiempo.

Koro Manu

En Octubre comienza esta celebración. Las señas para saber el comienzo es que en esta fecha aparece el brote del 'uhi, y también porque se ven las primeras aves migratorias que siguen a los cardúmenes.

Entonces las personas que van a participar del Koro Manu se dirigen a la cueva Ana kai tangata donde registran su participación. Aquí cabe señalar que la palabra kai (que también significa comer) se usa en su sentido de registrar. Por lo tanto, las personas que estaban registradas podían pasar a Orongo y tomar sus posiciones para la celebración.

Asistían, por cada tribu: El postulante a Tangata manu que era el jefe de la tribu; el hopu manu, que era uno de los niños que había pasado por el Koro Take ya que estaba capacitado para la supervivencia; y los sirvientes.

El jefe y los sirvientes permanecían en Orongo, en las casas fabricadas de piedra laja con el único fin de alojarlos. Mientras, los hopu manu debían nadar hasta Motu Nui a esperar la nidada del Manu Tara.

Se esperaba el momento en que las aves dejaban de perseguir los cardúmenes y se posaban en el islote para anidar, y los hopu manu debían, cada mañana, registrarlo por ver si encontraban huevos de esta ave.

Como en el Motu no hay más alimentación que aves y huevos, había personas que frecuentemente llevaban comida desde la Isla y que, a su vez, se aprovisionaba de aves y huevos. Estas aves debían ser las que habitaban el Motu, no las migratorias.

Cuando uno de los hopu manu señalaba que había encontrado el huevo era de esperarse que otros se arrogaran también su propiedad aduciendo, por lo general, diferentes sueños que sus jefes les habían relatado y que les ayudarían a definir mejor quien era en realidad el "dueño".

En el Motu estaban también los hakarara, hombres que ejercían una especie de arbitraje y que escuchaban los relatos de los competidores determinando cuáles serían los probables verdaderos dueños del huevo.

Una vez que los candidatos estaban definidos, un hakarara se situaba en una roca que se llama Puku rangi manu y desde allí gritaba hacia la Isla de qué tribus era posible que saliera en Tangata manu de ese año.

Las tribus en dilema podían permanecer en Orongo, mientras que las demás debían, de inmediato, regresar a sus territorios bajo amenaza de morir por estar invadiendo territorio ajeno.

En ese momento, los representantes de las tribus en dilema iban a la casa llamada Hare Keremea donde debían contar historias cómicas y anécdotas a los hakarara, de manera tal que les simpatizaran y de acuerdo a eso se determinara someramente quién sería el ganador.

Y finalmente pasaban a otra casa llamada Hare Kororupa, en donde los hakarara daban su decisión acerca de quien era el Tangata Manu que permanecería como jefe de la Isla por el lapso de ese año.

El Tangata Manu estaba autorizado para tomar por mujer a alguna de las que estaba en Ana hue neru.

En ese mismo momento, otro grupo de niños comenzaba el Koro Take, preparándose para una futura competencia.

* Presidente Consejo de Ancianos Isla de Pascua
Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Brasil
Buscador

Ingrese una palabra
Ediciones Anteriores
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de
Lea además
Director: Francisco Martorell
Editora General: Francisca Celedón
Dirección: José Manuel Infante 1960 - Ñuñoa
Teléfonos: 2046958 - 2046953
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine