Año 3, N°77, Viernes 17 de Diciembre de 2004
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Jorge Lavandero
En la mira
(Por David Valenzuela)Desde noviembre, el hombre que tuvo su mejor año al consolidar su iniciativa de un royalty a la minería, asomándose a la vez como la carta presidencial de la izquierda extraparlamentaria, es el objeto de una investigación en Temuco, encabezada por el fiscal Xavier Armendáriz, por denuncias de abuso deshonesto contra menores. El lo niega, como también lo hace su entorno, argumentando que se trata de una venganza política.


Un reloj con la imagen del senador Jorge Lavandero Illanes marca implacablemente las horas sobre la cabeza de Sara, la joven secretaria del parlamentario DC que trabaja en la sede de Temuco desde hace un año.

Es el lunes 13 de diciembre y desde hace más de un mes que sobre esa oficina (lugar de un trabajo envidiable, según ella, para cualquier habitante de la novena región), recae una investigación del ministerio público.

Nada informan, sin embargo, los periódicos locales. Ni la gran prensa nacional.

El senador, uno de los políticos con el mayor prestigio y consecuencia de la zona, que en estos días se apresta a presentar un nuevo libro y que está a punto de ser nominado como el candidato de la Izquierda para las presidenciales del año entrante, es el objeto de rumores que recorren el país; trascendidos que lo sindicarían como el centro de una investigación aún no caratulada, y encargada por el Fiscal Nacional Luis Piedrabuena a uno de sus más experimentados colaboradores, Xavier Armendáriz Salamero, responsable de la fiscalía de la zona oriente de la Región Metropolitana.

Su trabajo en la región, junto a detectives del afamado Departamento V de la Policía de Investigaciones, no pudo pasar inadvertida para los ojos de los temuquenses. Así, primero, se habló de pedofilia en la región de la Araucanía (El Mercurio); luego de problemas en la investigación (Diario Austral) y, más tarde, que en los hechos estaba involucrado un personaje de gran influencia política (El Mercurio).

"Aunque todos saben de quién se trata, nadie se atreve a decir su nombre ni a hablar mucho del tema", consignó El Mercurio en su edición del 5 de diciembre.

El diario sabía que hasta la IX Región se trasladó el fiscal Armendáriz quien, con la ayuda de la policía de Investigaciones y parte importante de su equipo, comenzó en Temuco y, especialmente en la localidad de Metrenco, donde Lavandero tiene una parcela de más de dos hectáreas, una sigilosa investigación para determinar si las denuncias que había recibido Piedrabuena tenían o no asidero.

El equipo más cercano del parlamentario fue objeto de interrogatorios. Entre ellos uno de sus hombres de confianza, Juan Carlos Espinoza Sánchez, quien se inició como chofer, y que hoy cautela los intereses de Lavandero en la zona; incluso vive con su mujer y sus hijos en las tierras del dirigente DC.

A él, según pudo establecer El Periodista, le preguntaron por una denuncia que data de hace varios años y que involucraba al senador. Según la versión del secretario, quien habló sin grabadora con El Periodista el lunes 13 de diciembre, una mujer se habría acercado al ex concejal Rafael del Canto para acusar a Lavandero de conductas desviadas y éste, luego de conversar con Espinoza, le habría preguntado al senador sobre los hechos, causando en éste el enojo por la insinuación. Pero de ello, dice el secretario, han transcurrido muchos años. Según el portal Terra.cl, de propiedad de Telefónica Chile, la mujer sería "la madre de una de las víctimas" que acusa "un intento de violación en contra de su hija de seis años ocurrido en 1993". Así lo sindica una nota publicada el 9 de diciembre pasado. En ella, además, se sostiene que serían "cerca de diez menores de edad de zonas agrícolas de la Novena Región, como Cautín y Malleco, que inculpan al menos a un político importante de la zona, aunque la prensa local ha informado que las investigaciones se han concentrado en Temuco, Padre las Casas, Villarrica, además de Pitrufquén y Lautaro".

En el mismo sentido, el oficialista diario La Nación del 15 de diciembre, aseguró que la Justicia indagaba "una decena de denuncias de abusos sexuales que habrían ocurrido desde el 2000 a la fecha, tanto en Temuco como Villarrica".

Otros, partidarios y detractores de Lavandero, fueron desfilando ante Armendáriz, hasta que las informaciones llegaron a oídos de la prensa la que, cautelosa tras lo ocurrido en el caso Spiniak, sólo se limitó a recabar datos y prepararse ante una eventual explosión de la noticia. Hasta la zona, incluso, arribaron equipos de canal 13 y TVN. Pero nada salió.

Sólo los medios electrónicos Tiro al blanco, Gran Valparaíso y el diario El Gong, osaron publicar los rumores, siendo el periódico que dirige Raúl Gutiérrez (ex periodista del diario Fortín Mapocho) quien primero mencionó el nombre de Lavandero: "Por eso, desde Valparaíso, este periodista, que cuando colaboraba con el Fortín Mapocho conoció personalmente a Jorge Lavandero, le sugiere, le recomienda, lo insta amistosamente a que salga al encuentro de esos rumores que le están ocasionando más daño que si el nombre del senador apareciera con letras de molde o fuese difundido por la radio o los canales de la tele", escribió el director de www.granvalparaiso.cl . el jueves 9 de diciembre.

Días antes, el domingo 5, el saliente alcalde de Temuco, René Saffirio, que había dicho a El Mercurio (del mismo día) que se trataba de una persona "importante y conocida", llamándolo a "asumir la responsabilidad" que le cabía, declaró ante el fiscal Armendáriz para entregarle todos los antecedentes que manejaba.

LAVANDERO ASUME EL RUMOR

¿Qué despertó el rumor contra Lavandero que, según algunos detractores del senador, venía desde hace años?

Nada concreto, y todo, incluso la pregunta, se mantiene dentro de lo que podría llamarse información no oficial. "Nuevos delitos" dicen algunos pocos, y "vendetta política" señalan otros.

Los que se juegan por esto último, entre ellos los colaboradores de Lavandero, no se cansan de insistir en la gran cantidad de enemigos que tiene el senador en su zona, por la forma en que enfrenta la política. Apuntan al interior de su propio partido, al Sename y a otros organismos de Gobierno. Otros a las empresas mineras.

Los hechos, a estas alturas, sólo establecen que existe una investigación "desformalizada", es decir preliminar, en Temuco, a cargo del fiscal Armendáriz; y que todas las personas que rodean al senador han declarado sobre denuncias que tienen en la mira al político DC. Se ignora, asimismo, si Lavandero ha sido interrogado por el fiscal o los policías.

El dice que no.

Lavandero ha protagonizado diversas situaciones policiales en los últimos años, derivadas de extraños robos a sus propiedades en Temuco. En varias oportunidades sufrió hurtos en sus oficinas y, el 9 de septiembre de 2003, fue descubierto un "insólito y muy bien urdido robo", según El Diario Austral, en su parcela de la localidad de Metrenco.

En la ocasión se llevaron diversas especies, avaluadas en 8 millones de pesos, entre las que se encontraban equipos de música, videojuegos, televisores, ropa de vestir y equipos de video.

La investigación del hecho recayó en el fiscal Luis Tapia y éste encargó las pesquisas a la SIP de Carabineros. Luego, correspondió a la policía civil continuar con las averiguaciones del robo y de ella, según versiones que circulan en Temuco, habrían surgido los primeros elementos que actualmente complican a la fiscal regional.

¿Hay relación entre ese robo y lo que hoy se investiga en la IX región? Dos nombres, que en su momento estuvieron vinculados a los hechos, el de un detective de apellido Carrasco y el del entonces fiscal Alejandro Ivelic Mancilla, podrían responder a esa pregunta.

Ambos fueron trasladados desde Temuco a otras regiones del país. El primero a Santiago y el segundo a la V Región, pasando en pocos meses de fiscal en jefe en Valparaíso al mismo cargo en Villa Alemana.

A Ivelic, El Periodista lo contactó en su oficina, el martes 14. Sin embargo, por medio de uno de sus colaboradores, declinó referirse al tema. Tampoco respondió los mensajes, ese mismo día y el siguiente, el senador Jorge Lavandero. Carrasco, a través de un familiar, se excusó de hablar.

Dentro de los hechos concretos, se está realizando un sumario en la fiscalía de Temuco, donde las críticas apuntan hacia la jefa local, Esmirna Vidal, ex militante DC (renunció al partido antes asumir su cargo), a quien las versiones la responsabilizan de no haber realizado con mayor diligencia las investigaciones cuando surgieron las primeras denuncias en la zona.

"A mí me pareció sumamente raro porque la fiscal regional fue la que inició la Reforma Procesal Penal en la zona y ella misma, con la actitud que tuvo de tapar esto, puso en juego la credibilidad de la reforma judicial", acusó el diputado RN, René Manuel García, en entrevista con Terra.cl. En la Cámara, en hora de incidentes, el parlamentario fue aún más lejos: "aparentemente, el problema radica, según lo señalado, en que la fiscalía regional recibió las denuncias, pero no realizó gestión alguna para comprobarlas, atendido que los presuntos involucrados pertenecían al mismo partido político en que militó alguna vez nuestra fiscal regional, lo que constituiría abiertamente en denegación de justicia".

Ante esta situación, el martes 14 de diciembre Lavandero emitió una preparada declaración. Dicen que recibió el apoyo judicial de importantes personeros de la DC, los abogados Hernán Bosselin y Ramón Briones -según el diario La Tercera del 15 de diciembre-, para enfrentar los rumores que lo tenían en boca de todos y negó cualquier participación en delitos.

"Como bien sabe la opinión pública del país, toda mi vida la he ajustado rigurosamente a principios y valores morales por los cuales incluso estuve expuesto a arriesgar mi vida", señaló el parlamentario en su primer punto, luego de asumir que hablaba porque "diversos medios de comunicación, especialmente diarios electrónicos pertenecientes a la Novena Región, me han consultado sobre una investigación preliminar que estaría llevando a cabo el Ministerio Público con motivo de supuestas denuncias que habrían sido formuladas en mi contra. Desconozco el tenor de ellas, quién las hizo y con qué intencionalidad".

Luego Lavandero sostuvo que "los rumores e infamias que a mí se pueden referir son falsos, absurdos y completamente ridículos, y tengo el convencimiento que detrás de ellos sólo existe una conspiración malévola y perversa destinada a dañar mi limpia imagen pública. Nada de lo que dicen las informaciones de las que se han hecho eco determinados medios de comunicación, por vías elípticas u oblicuas, corresponde a la verdad, ya que en todo momento me he conducido, tanto en mi vida pública, como privada, con el más completo apego a las normas éticas y jurídicas. Durante más de 40 años, durante una vida pública intensa, me he preocupado de actuar con especial compromiso con la verdad y la solidaridad hacia los más pobres y necesitados. Hoy, oscuros, mezquinos y pequeños intereses políticos subalternos han tejido una historia inverosímil, que sólo puede originarse en mentes enfermas y desquiciadas".

Y concluyó: "La opinión pública de la Novena Región y quienes a lo largo del país me han acompañado en todas las luchas que he emprendido durante toda mi vida pública, pueden tener la más completa certeza de que estoy diciendo la verdad, que jamás he incurrido en conductas o acciones reprochables penalmente o reñidas con la sana convivencia".

Con ello, el senador dio pié para que todo aquello que durante semanas se había guardado en los archivos, apareciera en las portadas y titulares de radio y TV. Mientras Radio Cooperativa informó que "Lavandero denunció una campaña `malévola' para dañar su imagen", el diario La Segunda, con sus enormes letras rojas, dijo que "Senador Lavandero enfrenta rumores". Horas más tarde, la radio Bío Bío encontró al senador y logró, a regañadientes, sacarle unas declaraciones: "no me pregunte más, no la conozco, no he sido citado, todo lo han atribuido por rumores, no tengo idea de eso, no voy a declarar eso, no voy a contestarle a las montañas, al viento, no, eso es una estupidez, yo también soy periodista, no soy estúpido".

El diario El Gong, regional y electrónico, que el 14 de diciembre tuvo en la portada el testimonio anónimo de un supuesto dirigente DC que decía, entre otras cosas, que tuvo conocimiento de la situación, "la ácida queja de una mujer", casualmente, durante un acto que se realizó en Temuco, tituló tras la declaración del senador: "Lavandero sale en defensa de su honra".

La versión del dirigente anónimo, publicada en El Gong, agrega que "en días posteriores, se le enrostró al personero presuntamente involucrado y éste se molestó. `Yo estuve presente en ese momento. Queremos conocer si esto es o no efectivo, por la gravedad de lo que se denuncia y de no ser así, tomar las medidas para que esto no siga, le comenté. No tuve una respuesta razonable, más bien indignación, lo que posteriormente se tradujo en un rompimiento de las relaciones entre ambos, e incluso, descalificaciones hacia mi persona'". Según el diario, el testigo ya declaró ante Armendáriz. ¿Por qué no denunció los hechos, si ahora las denuncias le parecen serias, a los tribunales de Justicia como ordena la ley a los funcionarios públicos? Esa misma pregunta se les puede hacer a otras autoridades de Temuco.

Al día siguiente del tajante desmentido del senador, miércoles 15, la bancada DC se sumó al apoyo a Lavandero: "Los senadores de la Democracia Cristiana recogemos el rechazo de nuestro camarada ya que tenemos la convicción moral de su inocencia. Esta opinión la fundamos en el conocimiento de su vida y trayectoria política, pública y privada", señala la declaración.

El reloj con el rostro de Lavandero que está en la oficina del senador DC no se detiene. Armendáriz y su equipo, ahora trabajando contra el tiempo, tienen en sus manos un caso que, sin duda, calentará las horas políticas del país.

RECUADRO

René Manuel García, diputado RN:

"La fiscal tapó la investigación"

El pasado miércoles 24 de noviembre se confirmó que un equipo especial viajó desde Santiago para profundizar las investigaciones en la capital de la novena Región. En Temuco se encuentra trabajando un equipo del Departamento Quinto de la Policía de Investigaciones y el fiscal de la Región Metropolitana, Xavier Armendáriz.

Diputado ¿por qué se hace parte en este caso?

A mí no me interesa quién esté involucrado, si es o no un parlamentario de cual o tal partido. Lo importante es que la primera responsable es la Fiscal regional, doña Esmirna Vidal, que conocía de estas denuncias y dejó pasar el tiempo y tapó el tema. Hasta que llegó una denuncia a Santiago".

¿Por qué la Fiscal estaría tapando el tema?

El problema es que la Fiscal era militante de la DC. Hoy está siendo investigada. Pero el problema más grave para la región es que la gente ha perdido la confianza en la Reforma Procesal, y perdió la credibilidad. La gente no confía y eso es muy grave, cuando un sistema recién está comenzando.

¿Qué es lo que busca usted al haber, en cierto modo, acelerado el conocimiento del tema?

Lo que me interesa, más allá de los cargos y la militancia que tengan los involucrados, es que se termine con el abuso a los menores y que reciban el castigo que merecen y no siga la impunidad. Esto debe ordenarse.

¿Desde cuándo usted maneja antecedes al respecto?

Hace más de un mes me llegaron antecedentes sobre la actuación de la Fiscal, al igual que la responsabilidad que tendría el Sename regional. Incluso el propio ex alcalde René Saffirio, también de la DC, hizo una declaración que es muy contundente y llamaba a esclarecer estos hechos.

Si usted tenía tantos antecedentes con antelación ¿por qué no se hizo parte en el caso?

No me quise hacer parte para que no se politice el caso, como ocurrió con Spiniak.

Entonces ¿cómo se involucra?

Lo que solicité fue, vía oficio, al Fiscal Nacional, que se hiciera parte en el tema. En el documento le explico al señor Piedrabuena lo que está sucediendo con la señora Esmirna Vidal, y eso produjo que hoy en Temuco el tema se esté investigando en serio.

Al involucrarse ¿lo ha hecho solo o le ha consultado a otros parlamentarios como el senador Espina?

He trabajado solo en este tema, y lo he hecho porque en la región no pueden seguir estos rumores, la gente no está tranquila.

Pero usted no sólo ha señalado que la Fiscal estaría involucrada al ocultar o bien retrasar la investigación, sino que también tendría algún grado de responsabilidad el Servicio Nacional de Menores de Temuco.

Mire, el Sename regional también tiene responsabilidad. Hace poco tiempo hubo un incendio en el Sename de Temuco. La directora, curiosamente, también es militante de la DC y luego de ese triste episodio se fue de Administradora Municipal a Freire y su marido fue candidato por la DC en Loncoche, donde perdió. Actualmente el Sename regional lo dirige la señora Beraud y también es democratacristiana.

CITA

"`Como bien sabe la opinión pública del país, toda mi vida la he ajustado rigurosamente a principios y valores morales por los cuales incluso estuve expuesto a arriesgar mi vida', señaló Jorge Lavandero"

"Sólo los medios electrónicos, Tiro al blanco, Gran Valparaíso y el diario El Gong, osaron publicar los rumores, siendo el periódico electrónico que dirige Raúl Gutiérrez (ex periodista del diario Fortín Mapocho) quien primero mencionó el nombre de Lavandero"

"Los hechos, a estas alturas, sólo establecen que existe una investigación preliminar en Temuco, a cargo del fiscal Xavier Armendáriz, y que todas las personas que rodean al senador han declarado sobre denuncias que apuntan en contra del político DC"

Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Brasil
Buscador

Ingrese una palabra
Ediciones Anteriores
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de
Lea además
Director: Francisco Martorell
Dirección: José Manuel Infante 1960 - Ñuñoa
Teléfonos: 2046958 - 2046953
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine