Año 3, N°77, Viernes 17 de Diciembre de 2004
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Armando Uribe:
"Al procesado, la vergüenza le sobrevivirá"
(Por Roberto Manríquez)El poeta, ex diplomático y Premio Nacional de Literatura, plantea sus puntos de vista acerca de la transformación urbanística y social de Santiago, el pretenso poder hegemónico de la cultura estadounidense, y el significado y consecuencias del procesamiento al que ha sido sometido Pinochet. "Cuando se muera como todos los seres humanos, la vergüenza le sobrevivirá y va a tener un proceso hasta el último suspiro... que será un rugido".


Armando Uribe es el último de los escritores chilenos consagrados con el Premio Nacional de Literatura. Consecuente con su temperamento, no se dio a la aburrida tarea de ir a recibirlo en medio de las cámaras y de las poses necesarias para la posteridad; tuvo el humor de delegar en su nieta de diez años la tarea burocrática, acaso con la convicción de que ésta aprendiera en terreno los avatares de los reconocimientos oficiales.

Pero el poeta parece no querer ocupar tiempo en comentar esta ironía, no al menos si se trata de desentrañar el verdadero peligro para la especie humana: el sistema neoliberal capitalista de mercado "desregulado", como se encarga de aclarar.

Usted nació en el Barrio Yungay, el de la Plaza del Roto Chileno, el de la bohemia de mediados del siglo pasado. ¿Qué impresión conserva de ello?

Sí, nací en Ricardo Cumming con Santo Domingo, en un casa que tengo entendido todavía existe. En el Barrio Yungay, efectivamente: un barrio con casas de cincuenta, cien o más años aún, que mantiene su fisonomía a grandes rasgos en medio de una ciudad como Santiago que ha cambiado tremendamente, con calles, tipos de personas o comercio incluso que para mí, desde que volví de un destierro que duró 17 años -porque venía de terminar de hacer clases en la universidad- me terminó resultando una ciudad extraña y también una ciudad inhóspita.

Todo esto en circunstancias que en mi niñez y juventud, hace unos 50, 60 años, me parecía en su conjunto una ciudad afectuosa que por cierto tenía menos de un millón de habitantes, donde el centro era verdaderamente el centro de la ciudad; donde los barrios se distinguían unos de otros por características propias.

Los barrios han cambiado. Pero en éste de Yungay el cambio ha sido menor. Conserva esa manera de ser amable que, compruebo desde que volví hace 14 años, se ha perdido en el resto de la ciudad, donde ahora el centro no es el centro.

Santiago se ha transformado en una ciudad indiferente, en una ciudad que podría estar en cualquier país, sin identidad. Pensando en Santiago se me viene la idea de una ciudad fabril, para automóviles como Detroit, utilitaria.

El Barrio Yungay podríamos decir además que correspondía a otro Chile con una convivencia espacial al menos entre ricos y pobres.

Y clase media. Efectivamente, ya no hay cercanía entre los más desprovistos de recursos y los más ricos, que se han encerrado en barrios que parecen fortalezas, en casas completamente cerradas y en estos lugares...condominios. La ciudad se ha transformado en una ciudad de distintos ghettos.

¿Esta situación urbana, arquitectónica, de segregación social, podría obedecer a la política de Estado instaurada después del Golpe del 11 de septiembre de 1973?

El golpe de Estado no fue sólo para tomarse el gobierno, sino para destruir el Estado histórico chileno que cubría, hasta el año 1973, 140 años, desde 1833. Hoy en Chile, a mi juicio, no hay un verdadero Estado, porque esto no se ha corregido desde el año 1990 hasta ahora, puesto que hay franca continuidad en cosas de primera importancia, como es el sistema neoliberal capitalista de mercado desregulado y también el aparato legal como la Constitución.

Es decir, sí hubo una determinación explícita de segregar, separar...

Junto la destrucción del Estado se propuso deliberadamente, por parte de la dictadura y siguiendo el deseo norteamericano, disgregar a la sociedad chilena en grupos separados. En Chile ha habido históricamente por parte de la sociedad una gran voluntad de sectores distintos de crear organizaciones sociales intermedias y una gran necesidad de conectarse unas con otras, por ejemplo en barrios. En ese sentido el fenómeno que se produce en todo el país es una disgregación que está reflejada en la encuestas internacionales -que son más serias que las internas- que revelan que en nuestro país alrededor del 80 por ciento de la población tiene desconfianza respecto de cada persona o grupo de personas, más allá de la familia e incluso dentro de la misma familia a veces. Esa desconfianza que se ha multiplicado en el curso de estos 31 años muestra hasta qué punto se mantiene esta disgregación en la sociedad civil.

De esa forma el país no tiene una sociedad civil coherente, a pesar de que en el último tiempo ha resurgido este ánimo de asociación.

Entonces, ¿es posible concebir que este fenómeno pueda ser reversible?

Incluso asociándose se mantiene esa distancia respecto a los otros grupos con los cuales pueden tener intereses comunes, objetivos comunes, o una manera de ser o de pensar. Naturalmente esta situación de disgregación social favorece a las entidades políticas que en Chile se enfrentan, porque la verdad es que en las elecciones chilenas se han enfrentado solamente dos conglomerados: uno es al Concertación y la Alianza, o algo así. La Concertación, que es un conglomerado de centroderecha, con personas que son francamente de derecha, como los ministros de Hacienda... ellos se enfrentan con el otro conglomerado que es de derecha a secas.

Eso llamado de la Tercera Vía sería entonces una especie de eufemismo, y estaríamos enfrentados al pensamiento único....

Este sistema no sólo cubre lo económico, sino lo político, lo social y lo cultural. Es una ideología que cubre el total del globo con excepciones mínimas. Algo inédito en la historia. Ningún imperio, ninguna religión ha cubierto la casi totalidad del globo. No se puede comparar con el Imperio Romano por ejemplo, en extensión.

En este sentido al que usted apunta, ¿qué opina de la hegemonía estadounidense en el ámbito cultural?

Lo que Estados Unidos difunde es una pseudocultura, que es llamada por muchos como cultura masiva. Este fenómeno ha ido produciendo un descenso cultural en países que conozco de la región y europeos; un descenso de la cultura media de los habitantes de los distintos países, un descenso de la verdadera cultura. Eso pasa actualmente en Francia donde la baja es notoria. Inglaterra lo mismo. Naturalmente, hay personas o pequeños grupos que mantiene una alta calidad cultural pero están relativamente aislados.

La evolución, o involución más bien, operada en este ámbito, ¿puede entenderse como el fin de una era, de una época, al menos desde el tiempo en que comenzó a perfilarse la supremacía política y militar norteamericana?
Se puede sostener, lo creo así. Hay historiadores que dicen lo mismo: que la civilización milenaria de nombre Occidental Cristiana terminó con el fin de la II Guerra Mundial, cuando Estados Unidos lanzó dos bombas atómicas sobre Japón.

La civilización cristiano occidental terminó con Hiroshima.

Estados Unidos pasó a ser la principal potencia mundial. La Guerra fría lleva a error porque la paridad con la entonces Unión Soviética era nuclear y de misiles convencionales, relativamente, pero políticamente Estados Unidos influía en regiones más poderosas y más vastas. En segundo lugar, tecnológica, económica y financieramente, estaba más avanzado y con esta pseudocultura tenía más presencia en el mundo.

Es decir, hemos vivido 59 años en una seudocivilización encabezada por Estados Unidos y que consiste principalmente en la barbarie tecnológica manejada por tecnócratas, que manejan los sistemas económicos, educativos.

Es ilustrativo del fracaso de nuestro sistema educativo los facsímiles que se distribuían con preguntas de la PSU donde muchas de las preguntas son francamente idiotas y necias, y donde las opciones para las respuestas son también todas ellas tontas y necias, lo que se extiende a los sistemas de salud y en muchos campos de la vida humana.

LA REALIDAD Y EL PNUD

El Barrio Yungay es el barrio del "roto chileno". Los "rotos" se organizaron durante el siglo XX y pusieron a su propio presidente en La Moneda, que fue derribado por el golpe de Estado. Hoy podríamos concluir que Chile no tiene representantes...

Exactamente, no tiene representantes. La población chilena no los tiene. El año 2002 el PNUD hizo un informe sobre Chile... A partir de encuestas que cubrieron todas las regiones del país. Cuando hicieron la pregunta sobre el sistema neoliberal, más del noventa por ciento de los que respondieron señalaron que es para beneficios de unos pocos y para perjuicio de los demás, y que por lo tanto hay que cambiarlo; sólo un 7, 3 por ciento se manifestó de acuerdo con el sistema neoliberal como el único posible.

No hay democracia representativa. Y se preguntan los funcionarios gubernamentales, ridículamente, por qué existe este malestar. Y no se dan cuenta que es por este tipo de razones. No quieren darse cuenta, porque los beneficia a ellos; están dentro del 7,3 por ciento de los que están de acuerdo con este estado de cosas.

¿Pero cómo podría ser visible ese malestar?

Haciéndose uno mismo; tratando de lograr que otras personas, ojalá grupos, organizaciones, tengan plena conciencia de la situación. La plena confianza es fundamental.

El control de los medios de comunicación por parte de los privilegiados que tratan de evitar al máximo que se digan este tipo de cosas, es esencial. Se puede decir en revistas, pero no en la prensa diaria. A mí me han censurado en El Mercurio, y algo semejante me ocurrió en La Tercera.

De ahí el papel y la responsabilidad de los intelectuales. Intelectuales como el norteamericano Noam Chomsky sostienen que la enormidad del desafío esta dado porque el 99,9 por ciento de los intelectuales son condescendientes con el poder.

Pero claro. Hay una recuperación o una integración a esta ideología. Pongo mucho énfasis en esto porque penetra más profundamente y de forma más invisible en las mentalidades. Entonces, claro, son intelectuales del sistema imperante.

Será por esto que voces como la suya, como la del mismo Chomsky, disonantes con el sistema, son expuestas para el público común, casi como de fuera del mundo racional.

Exactamente, porque hay una marginación, en Chile muy notoria, hacia quienes tienen ideas críticas de la ideología que impera en nuestro país; una nación entregada a quien encabeza esta ideología, que es Estados Unidos.

Hay además una apropiación del lenguaje. Este es el gobierno del "crecer con igualdad", pero muestra uno de los peores índices de distribución de la riqueza de la región.

La Concertación y más todavía la oposición de derecha manosean la palabra igualdad y cambio, y ahora último se hacen llamar la Alianza Popular, usando la palabra popular, ellos los políticos que mandan en Chile que han sustituido la vieja palabra pueblo por la de gente, lo que no es sólo indigno sino ridículo. No se atreven a usar la palabra pueblo. Es decir todos los seres humanos somos imperfectos, yo mismo en primer lugar, pero está la estupidez y la tontería y considero que estas apropiaciones y expulsiones de otros términos muestran necedad.

AL PROCESADO

LE SOBREVIVIRÁ LA VERGÜENZA

Augusto Pinochet procesado, presentando un recurso de amparo, y con su defensa arguyendo violación a los derechos humanos, ¿qué le sugiere?

Está procesado como autor de gravísimos delitos que violan el derecho internacional y que no tienen amnistía posible. Se trata de un individuo sujeto a proceso. Desde ya vamos a ver qué dicen las cortes en orden a confirmar esa situación.

Pero es muy cómico lo que dice la defensa, puesto que se trata de una acción jurídica perfectamente razonada que no puede violar los derechos humanos, porque eso sería como sostener que por el sólo hecho de que un proceso afecte a una persona... eso viola sus derechos humanos. Realmente una estupidez.

 


 

¿Qué importancia tuvo el arresto en Londres en este escenario, la aceleración de otros procesos por violaciones a los derechos humanos, la comisión Valech? En otras palabras, ¿era imaginable este panorama sin el arresto en The Clinic?

Fue absolutamente decisivo que por resolución del juez español Baltasar Garzón, Gran Bretaña decidiera la detención de Pinochet por más 500 días mientras se desarrollaba el proceso de extradición, a lo cual se agrega la última resolución inglesa del juez de Bow Street que otorgó la extradición a España por torturas, luego de lo cual vino la expulsión hacia Chile.

Pinochet detenido y la opinión pública nacional y mundial conociendo públicamente y en detalle la gran cantidad de delitos bajo su autoría cuando fue gobernante, y el hecho de que haya sido traído y que acá mismo desde el año 1998 se le siguieran una serie de querellas y procesos, me llevan a recordar una frase que aparece en el final del libro que escribí con Miguel Vicuña, "El Accidente Pinochet". Ahí recogimos el final de El Proceso de Kafka: Al procesado, la vergüenza le sobrevivirá, así, de un modo profético, porque cuando Pinochet se muera como todos los seres humanos, la vergüenza le sobrevivirá y va a tener un proceso hasta el último suspiro... que será un rugido.

Usted ha tenido una relación literaria con Pinochet después de todo.

Sí, puede ser. En otro libro mío, "Las brujas de uniforme", se recogen las palabras de la conversación que Pinochet, Leigh y el almirante Carvajal tuvieron el día del golpe y que fueron grabadas y publicadas hace pocos años junto con el libro "Interferencia secreta", de Patricia Verdugo. Ahí se recogen las frases que ocupaban los conjurados, que eran brujas de uniforme como las que danzan alrededor del caldero; como en Macbeth, que quedan marcados para la vida y después de la muerte.

Además he publicado un largo ensayo, "El fantasma de la sinrazón", que es la trascripción completa de la conferencia en París sobre los Estados Generales del Psicoanálisis, donde hablé del fantasma de la psicología inconsciente chilena, que es la violencia, cuando quiere ser legítima .

¿Diría usted que hay algo de saneamiento mental colectiva en todo este proceso?

Produce un alivio psicológico, consciente e inconsciente, aun cuando no esté entre rejas dada su edad. Pero yo creo que con todos los procesos que tiene alrededor del mundo, y por los delitos que es responsable en Chile, Estados Unidos, Italia, Argentina, en términos que nunca había ocurrido algo similar en toda la historia del país y del continente, me atrevo a decir, incluyendo no sólo los crímenes por todos conocidos sino también por la apropiación indebida penalizada, recepción de comisiones de países extranjeros, entre otros más serios.... , Pinochet será recordado no sólo como un criminal violador de los derechos humanos, sino además como un ladrón. Uso la palabra en sentido literario, porque los delitos en los que está involucrado tienen nombres distintos al robo.

CITAS

"Pinochet será recordado no sólo como un criminal violador de los derechos humanos, sino además como un ladrón. Uso la palabra en sentido literario, porque los delitos en los que está involucrado tienen nombres distintos al robo"

"La Concertación (...) que es un conglomerado de personas que son francamente de derecha, como los ministros de Hacienda... se enfrentan con el otro conglomerado que es de derecha a secas"

 

Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Brasil
Buscador

Ingrese una palabra
Ediciones Anteriores
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de
Lea además
Director: Francisco Martorell
Dirección: José Manuel Infante 1960 - Ñuñoa
Teléfonos: 2046958 - 2046953
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine