Año 3, Nº 83, Viernes 03 de junio de 2005
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Descubriendo la Sexta Región:
A dos horas de la capital
(Por Equipo El Periodista)La Región de O'Higgins es famosa por sus excelentes vinos y maravillosas playas. Pero muy pocas personas conocen los secretos que se ocultan en la cordillera de esta zona. Lugares casi vírgenes que esperan a todos los que buscan alejarse del ruido y la polución para dejarse envolver por mágica atmósfera de montaña.


Durante los últimos años el turismo en la Sexta Región ha experimentado un cambio sustancial: la Ruta del Vino del valle de Colchagua ha desplazado al balneario de Pichilemu como principal polo turístico de la zona. Pero este fenómeno de crecimiento explosivo ha detonado una pérdida de protagonismo de otros lugares con tanto o más potencial; tal es el caso de la Reserva Nacional Río los Cipreses, un refugio natural totalmente lejano del marketing del tren del vino y todavía más distante de la avalancha de turistas que invaden la costa durante la temporada estival. Ubicada en la cordillera andina, al este de la ciudad de Rancagua, el lugar se alza como el destino perfecto para todos aquellos que buscan alejarse de lo cotidiano, de la rutina, para dejarse llevar a una dimensión en la que el hombre deja de ser protagonista para convertirse en un testigo privilegiado de la naturaleza en toda su magnificencia.

La casa patronal de la ex hacienda Chacayes fue el punto de partida de nuestro recorrido, luego de haber sorteado los 12 kilómetros que separan la reserva de la ciudad de Coya, distancia que sólo es posible recorrer a pie o en un vehículo particular. El lugar ofrece la oportunidad de acampar en el sector de "Ranchillos", a 6 kilómetros de la administración de la reserva. El lugar posee treinta sitios aptos para la instalación de carpas, además de servicios higiénicos y lugares apropiados para el baño.

Para los aventureros más osados, la Reserva ofrece la posibilidad de realizar excursiones a caballo o a pie a través de los senderos cordilleranos hacia los cerros el Indio, el Agujereado, el volcán el Palomo (que se empina sobre los 4 mil 800 metros de altura) o conocer la laguna Los Piuquenes, los sectores Agua de la Vida y Agua de la Muerte (pozas de agua mineral a las que se le atribuyen asombrosas cualidades medicinales). Pero, sin duda, el premio al esfuerzo de los avezados expedicionarios que se animen a recorrer la zona es contemplar la maravilla de los glaciares Río de los Cipreses y Universidad y asombrarse con los petroglifos que dan cuenta de las culturas que poblaron el lugar hace miles de años.

Al internarnos por los senderos pudimos constatar que el hombre se ha situado como un mero observador y que los verdaderos dueños del lugar son los cipreses milenarios, los guanacos, los loros tricahues, los zorros culpeos, las chillas y las vizcachas.

Para los que buscan encontrar el equilibrio entre el contacto con la naturaleza y la comodidad, a 12 kilómetros de la Reserva se encuentra el Club de Campo Coya. A veinte minutos de Rancagua, el lugar posee una cancha de golf de 18 hoyos, con la cordillera de los Andes como telón de fondo. Con habitaciones cómodamente acondicionadas y un menú variado, el recinto ofrece el máximo confort mezclado con lo mejor de la cordillera andina.

UN POCO MAS ALLA


Nuestro próximo destino es la histórica ciudad de San Fernando, capital de la provincia de Colchagua, ubicada a dos horas de Santiago, punto que separa a los turistas que van rumbo al sur de los que se dirigen a la costa de la Sexta Región (Pichilemu, Bucalemu, Topocalma, Matanzas).

La ciudad posee una amplia gama de atractivos, entre los que destaca el Museo Lircunlauta, que se emplaza en lo que fue la casa patronal de la hacienda del mismo nombre y que data del siglo XVIII.

El recinto alberga muestras de fósiles que fueron encontrados en San Fernando y en lugares aledaños, además de variados objetos que dan cuenta de toda la historia y de los hitos que han configurado la identidad de la ciudad. Posee, además, un sector especialmente dedicado al grupo de uruguayos que en el año 1972 sufrió un grave accidente que los llevó a permanecer más de setenta días en la cordillera en condiciones extremas, experiencia que puso a prueba toda su fortaleza física y espiritual.

A 45 minutos de San Fernando, por el camino que une la ciudad con la Sierra de Bellavista, se encuentra lo que es nuestro próximo destino: la Hacienda el Encanto, propiedad de la joven empresaria de 23 años Carmen Gallinato. El camino de acceso es una estrecha huella rodeada de exuberante vegetación que anticipa la maravilla de lo que se aproxima. El lugar es un destino ignorado para muchos, pero que cuenta con un potencial increíble, especialmente para los amantes del deporte al aire libre y de la aventura. Es una hacienda de más de 13 mil hectáreas, con atractivos que la hacen sumamente particular. Uno de ellos es la poza "El Encanto", una laguna de más de 12 metros de profundidad, coronados con una gran caída de agua. El recinto cuenta con una zona habilitada como albergue y generador eléctrico, además de senderos aptos para quienes gustan del mountain bike y de las cabalgatas. En el lugar abundan las leyendas populares, como la que envuelve al hilo agua mineral que cae desde de la montaña y que es conocido como "el Chorro de la Virgen", porque según los lugareños aún en los períodos de mayor sequía la Virgen María se ha encargado de que el agua continúe su caída de manera imperturbable para saciar la sed de los caminantes.

Uno de los grandes misterios y que es también una de las mayores atracciones de la Hacienda es la cantidad de cavernas subterráneas a las que es posible acceder después de dos horas de trekking desde la zona del albergue. No se sabe con certeza cuál es el origen de estas cuevas, lo cierto es que representan una gran aventura para quienes visitan la zona. Al lugar hay que acceder necesariamente provistos de luz artificial, pues en su interior la oscuridad y el silencio son absolutos. Lo único que a ratos rompe la tranquilidad es la escasa fauna existente, como murciélagos y saltamontes ciegos.

Las cuevillas están flanqueadas por inmensas formaciones rocosas, producto de milenarias erupciones volcánicas que dan al pasaje características que lo hacen único y que generan la admiración de todos los que lo visitan.

Para los amantes de la pesca con mosca, la Hacienda presenta características que permiten la práctica de esta actividad, en pozas y lagunas con una atmósfera casi mágica, que se completa con los cipreses y robledales milenarios que abundan en la zona.

El lugar es un verdadero hallazgo, ubicado a escasas tres horas de Santiago, permite una renovación mental absoluta y permite también acceder a maravillas naturales desconocidas para muchos de nosotros.

A pocos minutos de la hacienda El Encanto, también en el sector de Puente Negro se sitúa el valle ecológico Shangai-La que ofrece un panorama absolutamente diferente a la hacienda: posee cabañas de descanso a pasos de la orilla del Río Claro. Cuenta con una zona habilitada para el baño, especialmente para niños, dadas sus especiales condiciones: agradable temperatura y ausencia casi total de corrientes. También existen senderos a través de los cuales se pueden realizar diversas actividades deportivas, como mountain bike, trekking y cabalgatas. Existen en el lugar excelentes opciones para quienes disfrutan de la pesca: dicen que las truchas que se obtienen en Shangri-La son las más grandes de la zona.

Para realizar la ruta descrita, la agencia Chile Voyages de Pascal Guizonnier, hace el circuito y el valor dependerá de los tramos a cubrir. La Agencia cuenta con oficinas en San Fernando y su teléfono es 72-721549

Contacto: información@chilevoyages.cl

www.chilevoyages.cl

Shangri-la

Valle ecológico.

Cabañas equipadas desde 20 mil a 37 mil diarios.

Contacto: www.shangri-la.cl

Viña Casa Silva

Viña Casa Silva cuenta con un Hotel y Restaurante, al más puro estilo del campo chileno, y en particular, del Valle de Colchagua.
Sus visitantes podrán disfrutar de una finísima carta de comida internacional y de la mejor comida típica chilena, en el restaurant que se encuentra al interior de la bodega de vinos.

Valor tour por la viña $ 6.000.- por persona, incluye degustación de 2 tipos de vino reserva.

Valor habitación suite doble USD 110.- pp, incluye desayuno.

Almuerzo y cena $ 15.000.- p.p. incluye vino.

Contacto: www.casasilva.cl

Hacienda El Encanto

A 33 kilómetros de San Fernando, hacia la Cordillera.

Cuenta con 14 mil hectáreas e instalaciones básicas para camping.

Contacto: www.haciendaelencanto.cl

 

Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Brasil
Buscador

Ingrese una palabra
Ediciones Anteriores
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de
Director: Francisco Martorell
Dirección: José Manuel Infante 1960 - Ñuñoa
Teléfonos: 2046958 - 2046953
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine