Año 4, Nº 101, viernes 24 de marzo de 2006

Jóvenes chilenos presos en España


El 31 de marzo, familiares de dos jóvenes chilenos detenidos en Barcelona, España, organizarán una marcha en el centro de Santiago en protesta –dicen– por la negligencia de la Cancillería que no ha reaccionado frente a lo que ellos califican como una detención injusta.

Estos jóvenes, relacionados con el movimiento Okupa, se encuentran en prisión por intento de homicidio y atentado a la autoridad desde el 4 de febrero. Según versiones de los familiares, estas acusaciones son falsas y se deben a actitudes xenófobas por parte de la policía, que los mantendría presos por ser latinos, además de Okupas. De acuerdo a estas versiones, la noche en cuestión se realizaba una fiesta en el Ayuntamiento, "que se utilizaba para prácticas mafiosas y de narcotráfico". El lugar iba a ser desalojado esa misma noche, sin embargo, la Guardia Urbana esperó hasta la madrugada, desatándose una pelea entre personas que estaban en la calle y la policía. En ese momento, aparecen los jóvenes que no se encontraban en la fiesta, pero que igualmente fueron detenidos junto a otras 6 personas, las que quedaron rápidamente en libertad, según la versión de los familiares.