Año 4, Nº 101, viernes 24 de marzo de 2006

Carlos Larraín, candidato (¿consensual?) a presidente de RN:

"Viva la ley del turno"

El actual vicepresidente de la colectividad se lo toma con calma, pero igual envía señales. Rechaza a los "políticos profesionales", dice que la elección interna es una "fiesta sin turbulencias" y pide que Piñera sea un "árbitro remoto". Y remata: "Creo que la pelota viene para este lado".


Casi al cierre de esta edición, el nombre de Carlos Larraín, empresario, ex alcalde y actual concejal por Las Condes, empezaba a subir como la espuma para transformarse en una especie de candidato de consenso para dirigir a RN, partido del que es hoy vicepresidente.

No sólo aparecía respaldándolo el senador Sergio Romero -ex presidente de la Cámara Alta y gran operador del sector más "conservador" de la colectividad-, sino incluso diputados nuevos y de tendencia más liberal, como Eugenio Chahuán.

Y aunque ya en la noche del miércoles, de hecho, se hablaba de una mesa encabezada por Larraín y secundada bien por Lily Pérez, bien por Carlos Cantero, horas antes, cuando Larraín recibió a El Periodista, no mostró ni la más mínima señal de sobreactuación, y mantuvo su tradicional parsimonia y cautela verbal para mostrarse, precisamente, como una voz de consenso.

Todos los partidos políticos enfrentan hoy procesos de redefinición interna, con más o menos turbulencias, como acabamos de ver en la UDI. ¿Cómo califica la situación interna de su partido?

En RN no tenemos ninguna turbulencia, porque -sin jactancia- el proceso de elección interna directa es realmente una fiesta en Renovación Nacional. Nos encantan las discusiones internas. Unas a veces terminan mal, pero esta vez no va a ser así, porque es la renovación periódica de la mesa.

Pero se percibe una pugna soterrada entre dos grupos: los más conservadores, representados por Sergio Romero y otros, y los más liberales, encarnados por Piñera y su gente&

Creo que no hay ninguna etiqueta aplicable a lo que está pasando. Hay, simplemente, el propósito de mucha gente en Renovación Nacional, de que esto funcione mejor. Y en este empeño hay algunos que son amigos de Piñera, y otros que simplemente van libres por su propio lado. Estoy yo, que he trabajado dos años con bastante dedicación y que francamente no me considero ni conservador ni liberal. No represento a ninguno de los sectores. Hay una especie de criterio de eficiencia.

¿Y cómo vislumbra el encuentro de este fin de semana?

Fundamentalmente, va a ser una conversación entre personas interesadas en el partido. Hay unos expositores y hay un temario, pero la elección de la mesa no forma parte del temario. Claro, eso no quita que se hable de esto, pero la definición se hará a fines de mayo. Creo que el 27 es la fecha límite.

Hasta ahora, hay varias listas perfiladas&

Lo que sé en este minuto es que hay cuatro listas más o menos aprontándose. Está Carlos Cantero, Pedro Sabat, yo y Alberto Espina, que lo está analizando.

Entonces, si no hay bloques, ¿más que representar tendencias internas, las listas representan ideas?

Son ideas y también algún plan personal, creo yo.

¿Qué plan? ¿Cuál es el suyo, por ejemplo?

Trabajar por el partido, porque creo que es una pieza importante dentro del puzzle chileno. Y lo hago muy a pesar mío, porque tenía planes harto más entretenidos.

PLANES CAPILARES

¿Y qué significa trabajar? Chahuán habla de modernización&

Diría que RN tiene que tener una actividad muy capilar. Hay que llegar a muchas partes y mentalidades, y eso supone convicción y también actividad, iniciativa, apertura, porosidad. Ser sensible a lo que pasa y luego traducir eso a políticas de Estado, que es la tarea eterna de los políticos.

Más allá de RN ¿Qué debe cambiar en todos los partidos?

Diría que lo primero es terminar con el profesionalismo de algunos políticos. Ese que a los 40 años se reelige o queda cesante. Estar 20 años en un cargo es un drama, como cuando se taponean las venas. La famosa clase política& Yo creo absolutamente en la ley del turno. En política debería aplicarse crudamente. Me encanta la presidencia de cuatro años. La reelección indefinida de parlamentarios y alcaldes es una mala idea.

No muchos piensan como usted&

RN tiene un número altísimo de parlamentarios que nuevos, casi la mitad. Costó, pero lo conseguimos y me parece estupendo. Creo que hay cambios a partir de Michelle Bachelet que se notan&

¿Cuáles?

Tuvimos una entrevista con ella y el cambio que yo noto es una cuestión muy personal, que no me atrevo a decir que sea un cambio cultural. Creo que ella pone una llaneza, una sencillez, que no es habitual en la política, y que a mi me encanta. Ese es el cambio. Y para que no crean que me cambié de equipo, no sé qué hay detrás de su manera y su personalidad. Ese es otro asunto y lo veremos en el curso de la Presidencia.

¿Y LA ALIANZA?

Pensando en una eventual presidencia suya en RN, ¿cómo se manejarían la alianza y la relación con la UDI?

La relación con la UDI hay que llevarla muy despacio, como se llevan los pololeos y los noviazgos duraderos.

¿Qué significa eso?

Pruebas de cariño. Dar pruebas reciprocas de confianza.

¿Y cómo están hoy las relaciones?

Creo que están muy buenas. La campaña presidencial ayudó mucho en ese sentido, así que creo que vienen puras cosas buenas.

¿Cuál es hoy el rol interno de Sebastián Piñera?

El tiene una posición muy destacada. Creo que su rol tiene que ser el de una especie de árbitro remoto, que no intervenga en las cosas chicas y que se ocupe mucho de los asuntos de verdadero interés nacional.

Y así como estamos, ¿habrá renovación en Renovación?

Creo que sí. Ya hubo una renovación muy importante por la vía de esta selección juvenil de los parlamentarios. No son todos jóvenes, pero sí son casi todos nuevos y eso ya está operando. Y creo que si resulta una mesa sin tanta composición de grandes figuras de la política parlamentaria, habría un nuevo elemento de novedad.

¿Y qué pesará más? ¿los acuerdos entre tendencias o lo que digan las bases?

Lo que digan las bases. Yo estoy hablando con gente y voy a ir a muchas partes casi por entretención. Esto lo van a elegir los militantes votando.

¿Y qué dicen ellos hoy?

Hasta ahora me siento bastante contento, creo que la pelota viene para este lado, como en las pichangas. Todavía no me ha caído la pelota en los pies, pero hay que ir despacio.

¿No ve posible que en RN pase como en la UDI, con un disidente casi ajusticiado, como Francisco de la Maza?

No para nada, porque aquí ya tenemos el cauce previsto. Elecciones internas y votan los militantes. En la ultima elección votaron 12 mil personas. Aquí se recoge el debate.

¿Y EL VECINDARIO?

¿Qué piensa de los procesos de los demás partidos. En la DC se bajó Adolfo Zaldívar, otros piden grandeza y Soledad Alvear hace como que no escucha&

Conozco muy mal la topografía de los demás partidos, así que prefiero no opinar. Ahora, cada uno tiene sus maneras, pero me parece que Soledad es una muy buena candidata para la DC.

¿Hay un proceso común en el mundo político?

Hay una especie de relevo y eso es siempre bueno. Viva la ley del turno.