Árbitro para La Haya

Orrego Vicuña no cae bien



Al igual que Perú, país que ya tiene una comisión especial, presupuesto fijado por el Congreso y circulan algunos nombres para árbitros, pensando en una eventual reclamación ante la Corte de La Haya por los límites marítimos, la cancillería chilena ha comenzado a mover sus piezas.


Si bien se considera que Lima está esperando qué decisión toma la Corte respecto a una disputa entre Nicaragua y Colombia -donde el primero argumenta igual que Chile invocando un tratado, para iniciar su demanda-, en nuestro país ya han surgido los primeros nombres de las personas que podrían ser designadas como árbitros para enfrentar el tema.

El Mercurio ya sugirió a Hugo Llanos y a Francisco Orrego Vicuña. Este último, favorito de la directora de Fronteras y Límites, María Teresa Infante, doctor en derecho Internacional, sin embargo, tiene en su contra que fue embajador del gobierno militar en Londres, entre 1983 y 1985, tiempo que aprovechó para hacer su doctorado. También fue miembro del consejo editorial de El Mercurio y columnista de La Segunda.

Hace unos días, según los expertos, Orrego tuvo un traspié cuando dijo que a La Haya, en caso de reclamar Perú. Chile podía hacer reclamaciones sobre los límites terrestres, más allá de la Línea de la Concordia, desconociendo el tratado de 1929. Tal situación, de mezclarse con el tema marítimo, podría ser un desastre para Chile. El nombre de Orrego, además, no cae bien en Palacio.