Becas universitarias
El millonario negocio Valech de UNIACC
(Por Equipo El Periodista)Más de mil 500 beneficiarios de las becas que otorgó la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Torturas estudian hoy carreras en la Universidad de las Comunicaciones. Otros cientos lo hacen desde el extranjero a través de la modalidad e-learning. Un cálculo estimativo, a razón de 4 millones por alumno, arroja una friolera que supera los 20 millones de dólares anuales. La UNIACC adaptó su staff de profesores, creo nuevas carreras y diplomados, se “izquierdizó” y hoy triplica la cantidad de alumnos que tenía en el 2005.

 


A dos años de su promulgación, la ley Nº 19.992, más conocida como ley Valech, que contempla una serie de beneficios educacionales, de salud y pensión para prisioneros y torturados políticos, ha significado sin duda un gesto de reconciliación y un valioso aporte del Estado hacia las víctimas.

Sin embargo, a pesar de que en el plano educacional, el regreso a clases después de varios años ha sido satisfactoria para muchos de los beneficiados, el real aporte parece ser el que han recibido muchas instituciones de educación superior, y en especial universidades privadas que han visto en la ley una excelente forma para llenar sus arcas y aumentar de manera significativa sus ingresos.

La normativa, que rige desde el año 2005, cuenta con una serie de beneficios para quienes figuran en la "nómina de personas reconocidas como víctimas", presentada junto al Informe de la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura, dado a conocer por el entonces Presidente Ricardo Lagos en noviembre de 2004. Entre los beneficios, la educación es uno de ellos, para lo que el Estado garantiza la continuidad gratuita de los estudios superiores, ya sea en universidades, institutos profesionales o centros de formación técnica, estatales o privados, a quienes figuren en la mencionada nómina oficial, lo que en la práctica significa una cifra cercana a las 30 mil personas.

De acuerdo al documento legal, el beneficio cubre el valor total de la matrícula y del arancel mensual de los programas de estudios que imparten las instituciones, realizándose el pago de este beneficio directamente entre el Fondo de Becas de Educación Superior del MINEDUC y la institución educacional.

Sin embargo, para esto no existe un presupuesto determinado. Según José Antonio Gómez, Senador y presidente del PRSD, y también miembro de la comisión encargada de elaborar el informe, "el espíritu era que todos lo afectados que no pudieron estudiar por estos motivos, lo hicieran con el apoyo estatal, sin tener límites de edad. Y considerando que el monto de indemnización era tan bajo, había que crear una serie de reparaciones adicionales. Incluso, se pensó en hacerlo extensivo a los descendientes".

Frente a esto, aún cuando el tema educacional contemplado es un buen panorama para los beneficiados, no es del todo aceptado por ellos, quienes desde la puesta en marcha de esta ley, pretenden junto a algunos sectores políticos, que la beca sea hereditaria y recaiga en sus hijos o nietos, ya que la mayoría de los nominados son de edad avanzada para comenzar estudios universitarios.

 


A esto apunta la propuesta que presentó la bancada del PPD al Ministerio del Interior, y que según el diputado Ramón Farías, uno de sus integrantes, pretende que el beneficio de la ley sea realmente útil para quienes no pueden, por diversos motivos, continuar sus estudios.

Sin embargo, no son pocos los que se han acogido a esta oferta y han visto en ella la posibilidad de concluir con lo que alguna vez empezaron, y todo financiado por el Estado. Según las cifras del Ministerio de Educación, para el 2006 los becarios alcanzaban los mil 493, y la mayoría de ellos concentrados en universidades privadas. Esto último, gracias al marketing y las diferentes estrategias e incluso reestructuraciones de directivas, que algunas casas de estudios privadas han realizado para atraer a estos potenciales estudiantes.

De acuerdo a los datos del MINEDUC, la mayor concentración de becados Valech durante el año pasado se encuentra en la Universidad de las Comunicaciones UNIACC, con 721 alumnos, seguida por la ARCIS con 155 y la Universidad de Las Américas con cerca de cien. Bajo esas cifras, el presupuesto destinado durante el 2006 para cumplir con este beneficio no parece preocupante.

Sin embargo, de la cifra oficial de 3 mil 400 estudiantes que actualmente tiene la UNIACC, cerca de mil 500 alumnos estudian en sus aulas gracias a esta ley, según informaciones obtenidas en la propia institución en 2007 y alrededor de mil beneficiados lo hacen desde el extranjero, mediante la modalidad denominada e-learnig, lo que sumaría una cantidad cercana a los 2 mil 500 alumnos. Esta cifra, multiplicada por el precio de matrículas y aranceles estipulados por la universidad, los que bordean los 4 millones de pesos anuales (uno de los más altos del mercado), significa para el Estado desembolsar la nada despreciable suma de 20 millones de dólares al año sólo para los que hoy estudian en la UNIACC.

 

 


LA ESTRATEGIA UNIACC

Como una forma para atraer estudiantes "Valech", la UNIACC ha implementado una serie de medidas.

Junto a una ofensiva de marketing, reestructuró sus directivas, modificó el plantel de profesores e incorporó personalidades ligadas a la Concertación.

Su discurso de los 90, marcadamente pragmático y orientado hacia alumnos de los sectores ABC1, se transmutó en cartas abiertas y mensajes de solidaridad hacia las víctimas de tortura, que hablan de una universidad con principios sustentados en los derechos humanos.

Mariana Aylwin, ex ministra de Educación en la era Lagos, es actual consejera de la dirección superior de la universidad; Daniel Farcas, actual Prorrector, es un hombre ligado al PPD y vinculado con Guido Girardi, y además participó activamente durante la campaña presidencial de Michelle Bachelet redactando el plan Antidelincuencia. Fue uno de los nombres propuestos para integrar el equipo programático de su gobierno; Jorge Schaulsohn, quien a pesar de estar desligado de su partido, mantiene una posición pro-concertacionista.

En esta misma línea, la institución ha realizado una serie de homenajes, entre los que figura la distinción "Maestra de Periodistas", entregada a la periodista Mónica González, a quien la universidad en su página web, catalogó como "reveladora de importantes episodios de nuestra historia reciente como la participación de Chile en el plan Cóndor, operación de exterminio de los opositores que fue llevada a cabo en los ‘70 por las dictaduras militares del Cono Sur".

Junto a esto, un cambio significativo ocurrió con la integración de Patricia Politzer, directora de comunicaciones de la campaña electoral de Ricardo Lagos, como decana de la facultad de Periodismo, en reemplazo de María Eugenia Oyarzún, ex- alcaldesa de Santiago y embajadora de Chile ante la OEA, durante la dictadura. Con Politzer, meses después, se integraron a la UNIACC la misma Mónica González y el periodista Alberto Luengo.

A esto se suma el reconocimiento de Doctor Honoris Causa en Ciencias de la Comunicación, que recibió en abril de este año José Miguel Insulza, y posteriormente la distinción a Monseñor Sergio Valech, luego de que entregara a la universidad material digital perteneciente a la Fundación de Documentación y Archivo de la Vicaría de la Solidaridad.

En esa ocasión, Farcas, según informa la universidad en su web, rindió un homenaje a hombres y mujeres que formaron parte, tanto del organismo eclesiástico durante la dictadura como de la Comisión Nacional de Prisión Política y Tortura y, específicamente, a la figura de Monseñor Valech en tiempos de Pinochet.

El Secretario General de la Universidad, Gustavo Cárdenas, por su parte, valoró la importancia del material traspasado que, en 2003 fue declarado "Memoria del Mundo" por la UNESCO y, según la página web de la universidad, "hizo hincapié en que la relación de nuestra Universidad con los derechos humanos no es nueva", y mencionó la importante labor que cumplen los diversos Programas de Educación Continua, que acogen a los alumnos beneficiarios de la Comisión, "permitiendo que muchos ciudadanos puedan iniciar estudios o finiquitar los que pudieron quedar inconclusos alguna vez".

Otra donación importante que recibió la UNIACC, estrechando su vinculación con el mundo de los DDHH, fueron 4 mil documentos desclasificados durante el gobierno del Presidente George W. Bush pertenecientes al National Security Archive de la Universidad George Washington que incluían, entre otros papeles, la correspondencia del agente de la DINA, Enrique Arancibia Clavel, con sus superiores en Santiago.

Politzer, en la oportunidad, sostuvo que era "un privilegio contar en UNIACC con estos archivos que contribuyen a reforzar nuestra Memoria Histórica con miras a la construcción de una sociedad democrática sana y estable".

Atrás quedaban las vinculaciones que la UNIACC tuvo con el gobierno militar y alguno de sus personeros, como la antecesora de la directora de prensa de TVN. El cambio de cara fue un éxito.

 


CARRERAS A LA MEDIDA

"Porque hoy el tiempo es un bien escaso, la experiencia en diseño e implementación de Programas Académicos Universitarios desarrollados por UNIACC -para el adulto que trabaja y desea obtener un nuevo título universitario; validar sus estudios o terminar una carrera inconclusa- han marcado una tendencia y han convertido al nuevo profesional del siglo XXI en un experto comunicador".

Eso puede leerse en la página web de la institución que más becas Valech ha captado luego de pasar por las "siete razones para volver a la Universidad".

Porque junto con esta reestructuración de directivas y homenajes, la institución creó especialmente el Programa Universitario en Comunicación, Gestión y Nuevas Tecnologías, pensado para adultos que aún no terminan la enseñanza media, y mientras lo hacen, realizan paralelamente el programa para que una vez finalizado, reciban la certificación y continúen sus estudios a través de otros planes ofrecidos por la universidad.

Entre éstos está el plan de Programa Especial de Titulación (PET), que permite en dos años y medio, más el proceso de egreso y titulación, completar o ampliar estudios superiores. Esta es la modalidad que reúne la mayor cantidad de beneficiados con la ley, ya que además cuenta con la opción de bachillerato, lo que significa que aquellas personas sin estudios universitarios anteriores, pueden recibir una formación general para continuar con otras carreras como Derecho y Psicología.

La institución, también, otorga becas directas para el financiamiento de locomoción para quienes se acogen a la ley, y con ello, un 50 por ciento de descuento para el estudio de sus hijos, beneficio del que gozan 70 alumnos.

Más aún, para quienes deseen continuar los estudios universitarios a través de un Magíster Internacional, la universidad se encarga de financiar su estadía y sus gastos en el extranjero. Cosa parecida ocurre con la oferta para quienes aprovechen la modalidad e-learning, sistema de estudios mediante Internet, y uno de los motivos del viaje que realizó Daniel Farcas a Suecia en noviembre del año pasado, donde se reunió con las comunidades de exiliados que figuran en la nómina de torturados para ofrecerles los beneficios de la universidad.

La embajada chilena en Estocolmo convocó a los exiliados y más de 50 escucharon las ofertas del prorector Farcas. "Dondequiera que resida un chileno en el mundo, hoy sabe que cuenta con una Universidad que le ofrece diversas oportunidades de Formación a Distancia; cualquiera sea su edad, los estudios cursados o su experiencia laboral".

El periódico on line "El Chileno", un referente para los que viven fuera del país y claramente de izquierda, por ejemplo, ha sido una plataforma para la campaña de captación. En su sección Diáspora, durante agosto, un chileno de nombre Martín Correa Peña anunció que comenzaba "un nuevo ciclo es estudios para los beneficiarios Valech", ofreciéndose para orientar a los interesados porque "cada uno de nosotros es un caso especial en materia Educativa". Y agregaba: "Yo me encuentro estudiando en dicha Universidad, que es la Universidad Uniacc (Universidad de las Comunicaciones), la modalidad de estudios es e-learning o bien llamada vía Internet, todavía estamos a tiempo, ya que dichos cupos recién se acaban de abrir, por lo tanto, escriban a la brevedad y así les indicare los pasos a seguir… Soy un Valech como tú, mi único objetivo es informarte de dicho programa y socializar esta información, si conoces a algún compañero/a, comparte lo que acabo de enviarte a titulo de información y puedes reenviarle dicho mail, contestaré la información que esté a mi alcance y conectándolos directamente con dicha Universidad y comunicarle como yo accedí a dicha beca de estudio".

Si bien Correa aparece en la lista de las víctimas de la dictadura, su carta, en la que omite que también hay otras universidades en el país que otorgan el beneficio, parece elaborada con una estrategia comercial.En Chile, otros beneficiarios Valech han recibido llamados a sus teléfonos privados o celulares, información que no es pública, para informarles las ofertas de la Uniacc.

Tal fue el caso de un dirigente del Colegio de Periodistas que, luego de argumentar que no tenía tiempo, se le mencionó la posibilidad del e-learning y también ciertos regalos que podría recibir, como un notebook si es que se matriculaba y se acogía a la beca. Una oferta irrechazable.

Aunque para quienes se han acogido a la ley, la UNIACC y otras universidades y centros de estudio han solucionado muchos de sus problemas para continuar sus estudios o financiar los de su familia, es cuestionable -más aún cuando la ley pretende ampliarse a los hijos o nietos de los beneficiados- de qué manera las instituciones realizan sus estrategias de marketing para atraer estudiantes, y con ellos, miles de dólares, cambiando sus políticas, velando por sus intereses, y cobrando aranceles por sobre los cuatro millones de pesos, que si bien no es cifra significativa para cada estudiante beneficiado, si lo es para el Estado. ¿Y si estudian los 30 mil?

 


Becas universitarias, Uniacc, Negocio, Valech
Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Brasil
Buscador
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine