Año 6, N° 151, viernes 20 de junio 2008
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Senado 2009
La "V" a toda Costa
(Por Patricio Erlandsen)Una vez más, la circunscripción de la V Región se ha convertido en la “vedette” de las elecciones senatoriales del próximo año. Joaquín Lavín por la derecha y Ricardo Lagos Weber por la Concertación, representan las ansías de renovación de ambas coaliciones que aún no han podido tomar su decisión, y esto debido principalmente, a las pocas ganas de ceder su escaño de los actuales senadores Arancibia y Ávila.

Políticamente, en las calles de Valparaíso y Viña del Mar, ya se respira la incertidumbre sobre quiénes serán los candidatos a senador tanto por la Alianza como por la Concertación.
Los medios de comunicación de la zona, ya han comenzado a especular con algunos nombres, y más de alguno se ha aventurado a realizar pronósticos de qué es lo que va a ocurrir. Pero la duda no pasa por falta de nombres: el bloque oficialista juega con Nelson Ávila -actual senador radical-; con Ricardo Lagos Weber, PPD y candidato por esencia, ya que históricamente el cupo por la V Costa ha sido de esa colectividad; y con el estratégico marido de Soledad Alvear, el decé, Gutenberg Martínez, quien se sumó a la carrera hace unas semanas.
Por su parte, la Alianza tira a la mesa sus posibilidades más concretas, representadas en el actual senador por esa tienda, Jorge Arancibia, pero también abrió debate con su ex presidenciable Joaquín Lavín y con el actual diputado UDI, Edmundo Eluchans. Sin embargo RN, que nunca ha sido la miel sobre las hojuelas de la UDI, no se queda atrás y el nombre de su musa Lily Pérez se ha dejado sentir como canto de sirenas mientras según afirman algunas fuentes, la gran sorpresa la podría dar el actual diputado por la zona, Francisco Chahuán.
Estos son los nombres, pero lo cierto es que al interior de los partidos políticos no existe claridad respecto de quiénes serán los elegidos para disputar los dos cupos senatoriales. Y la lucha interna se instala firme a año y medio de las elecciones.

LA JUGADA RN
Pero en política el tiempo pasa martillando todo a su paso, y en las cúpulas partidistas ya existe cierta intranquilidad. Aún no se logra destrabar una negociación que, a todas luces, parece ser para largo dada las aristas que cubren esta elección en particular.
Mientras en la UDI, el senador Arancibia, el mismo que una entrevista otorgada a este medio hace menos de un año, declaró que no iría a la reelección porque estaba harto de las formas de hacer política en Chile, se arrepintió de dejar su cargo, y ahora asegura que su decisión se debe a que: "la gente me expresó con mucha fuerza el sentimiento de quedarse sin una representación que verdaderamente los interpretara con firmeza y consistencia en el Congreso". Pese a esto, por todos es sabido que la sola posibilidad de que Lavín fuera el hombre que lo pudiera reemplazar, lo hizo desistir de su postura original. Al ser consultado sobre este tema por "El Periodista", el ex almirante indicó que el ex presidenciable, "no va a venir a la V Costa, pues sus últimas intervenciones le han significado un costo político muy alto entre nuestros electores. En todo caso, el capital político de Lavín, si es que desea llegar al Senado, debiera dirigirlo a conquistar un asiento donde el partido no esté actualmente presente o no tenga candidatos fuertes".


Declaraciones más bien "amistosas", si las comparamos con las esgrimidas hace algún tiempo por Arancibia, en las que catalogó a Lavín como "matón de barrio"; lo acusó de "tensionar innecesariamente a la UDI", y finalizó comentando que "me parece de pésimo gusto y tono, que una persona como Lavín pretenda ir por una circunscripción que en este momento está representada por un senador elegido. Eso violenta un derecho adquirido", aseguró el senador en una entrevista dada a El Mercurio de Valparaíso en mayo de este año.
Sin embargo, actualmente el mayor problema para Arancibia no pasa precisamente por el desembarco de Lavín. La opción de que RN levante una potente candidatura propia, también es vista con respeto desde el bloque gremialista, más aún cuando existen encuestas ligadas al bloque que dan una muy buena posibilidad a algunos de sus potenciales candidatos, como sería el caso del actual diputado Chahuán.
"El Periodista" tuvo acceso a una de estas encuestas, en las que en un escenario en que los candidatos de la Alianza sean Arancibia y el actual diputado, los resultados se inclinan por este último con un 24, 6 % contra un 15,6%. Mientras que si por la Concertación los nombres fuesen Ávila y Lagos Weber, el hijo del ex Presidente ganaría con un estrecho 30,1 % frente a un 29,7% del ahora radical Ávila.
Ahora, si el escenario fuera sin Arancibia y con Eluchans por la UDI, Chahuán obtendría una ventaja de 32, 9% versus el 9,5%. Y si los candidatos oficialistas fueran Gutenberg Martínez y Nelson Ávila, el radical ganaría con un 47, 7 ante un escaso 9,9 por ciento del decé.
Consultado por el tema, el diputado Chahuán prefiere guardar cautela. "En estos momentos, me encuentro abocado a mi trabajo como diputado. Y en ese sentido, el principal desafío que tenemos, es la elección municipal. Discutir hoy sobre el cupo senatorial, es complicarse antes de tiempo, y nosotros tenemos que ir paso a paso para lograr el objetivo mayor, que es que Sebastián Piñera llegue a La Moneda".
Aún así, reconoció que su partido sí tiene una opción en la Quinta Costa: "RN se va a jugar por un cupo senatorial en esa zona", vaticinó.

El poder de los Lagos
Y en la Concertación la situación no es más clara. Al igual que en la derecha, la negociación sigue realizándose sin resultados definitorios, aunque todo indica que sobre la mesa al menos hay tres cartas definidas: el actual senador Ávila; el ex vocero Lagos Weber y el DC, Gutenberg Martínez, éste último con una opción minoritaria.
Al igual que Arancibia, el parlamentario del PRSD tampoco parece dispuesto a ceder su cupo, aunque a diferencia del ex almirante, sí es más solícito a la posibilidad: "Mi candidatura depende de la negociación por el cupo que debe llevarse a cabo entre los partidos del conglomerado, particularmente del PPD y el PRSD. Es un tema institucional. No me involucro en discusiones de esa índole", sentenció el histriónico senador. Sin embargo, es un hecho que tampoco quiere dar su brazo a torcer, y ya señaló que no le teme a la competencia con el precandidato del PPD. "No hay que olvidar que yo, con la campaña menos costosa de Chile, alcancé en su minuto la primera mayoría, o sea la mayor cantidad de votos a nivel individual del país", aseguró en marzo de este año en la prensa local.
Pero la candidatura de Lagos Weber pareciera ser más poderosa que los deseos del senador, ya que cuenta con el apoyo transversal de su partido e incluso de otras figuras de la Concertación ligadas a la región. La gran ventaja para el ex vocero, es que históricamente el cupo le pertenece a su partido, puesto que cuando Ávila salió elegido lo hizo representando al PPD.
Y la seguridad que le da ese apoyo irrestricto y esencial al hijo de ex Presidente, se ha llegado a patentar en declaraciones como "mi campaña será paulatina. Para ir ganándome la confianza y el cariño de la gente". Sin evadir una competencia con Nelson Ávila, enfatizó que "todos tienen el legítimo derecho a competir y buscar el apoyo ciudadano".
Además, ya es un hecho que la ex autoridad de Gobierno jugará un importante rol en la campaña municipal donde apoyará a todos los candidatos de su colectividad por la zona, especialmente en Valparaíso, Viña del Mar, Con-Con, e incluso en Isla de Pascua.
Así las cosas, en ambos bloques la lucha pareciera ser sin cuartel entre los que apoyan la reelección tanto de Arancibia como de Ávila y los que apuestan a que éstos se han desgastado y que ya es hora del recambio. Pero finalmente, la interrogante que circula en el aire de la circunscripción más deseada del país es ¿qué tendremos en la V Costa? ¿La continuidad o el cambio?

Jorge Navarrete, analista político

"La V Costa garantiza vigencia en el debate público"

El abogado, analista político y panelista del programa de TVN "Estado Nacional", asegura que esa circunscripción es apetecida porque se trata de la más importante después de Santiago, que posee una alta visibilidad política, y que los candidatos que finalmente sean elegidos asegurarán su vigencia en el debate público.

Para Jorge Navarrete el tema de la Quinta Costa tiene varias aristas en disputa. Primero, que para Arancibia la posibilidad de ser reemplazado por Lavín constituye una derrota para la derecha del pasado. Que uno de los vicios del sistema binominal, es la sensación de propiedad que generan los parlamentarios por sus zonas, tal sería el caso del ex almirante y Ávila. Pero sin embargo, Navarrete también da luces respecto a las bondades de la circunscripción, las que la volverían tan deseada y apetecida.
Con todo, igual asegura que el ofrecimiento hecho por la UDI a Lavín, se constituyó en un foco de conflicto, y que en esta batalla que recién comienza, es Lagos Weber el que corre con más ventajas.

Tanto la Alianza como la Concertación, tienen interés en renovar a sus actuales senadores: Arancibia y Ávila, respectivamente. Sin embargo, ambos han dicho que no darán su brazo a torcer e irán a la reelección ¿Cómo se resolverá el entuerto?
La relación de propiedad que los parlamentarios de todos los sectores tienen con sus cargos, es uno de los efectos más nocivos del sistema binominal. Con el creciente desprestigio de la actividad política, sumado a la cada vez menor influencia de los partidos, éstos se han convertido en verdaderos señores feudales que, preocupados de su interés y bienestar personal, han boicoteado cualquier iniciativa que signifique fomentar la competencia.

La UDI ya le dijo a Arancibia que su nombre no está seguro, pero él insiste. ¿Qué gana el ex almirante con hacerlo? ¿No será más bien contraproducente?
Él manifestó públicamente que se retiraba, y sólo frente a la posibilidad de ser reemplazado por alguien con el que mantiene hoy por hoy muchas diferencias, decidió re-postularse. La lucha por Valparaíso en la Alianza, además está atravesada por una pugna ideológica. Aunque a ratos las diferencias no sean muy significativas, es la batalla entre la derecha del futuro y la del pasado. El ser reemplazado por Lavín constituye una derrota para lo que Arancibia y otros representan.

¿Cómo influye el factor Lavín en la derecha?
Lavín no se ha pronunciado formalmente al respecto. El problema es que la UDI le ofreció un cupo que no estaba disponible, no al menos para Lavín, razón por la cual su candidatura por esa zona es más un motivo de conflicto que de potenciación electoral para la derecha. Arancibia no dará su brazo a torcer en esta materia. Seguirá presionando a su partido, el que finalmente decidirá llevar a Lavín, en el mejor de los casos, como candidato a senador por otra región. Con todo, no descartaría un divorcio definitivo entre Lavín y la UDI antes de las próximas elecciones parlamentarias.

En la Concertación el panorama es más menos el mismo. Lagos Weber es quien suena con más fuerza ¿Su peso político es mayor al de Ávila?
Lagos Weber es una figura promisoria, con un gran apellido que nos dice cómo podría darse el próximo escenario electoral. Un escenario donde él tiene mucho que ganar y poco que perder. Sospecho también, que detrás de su candidatura hay una apuesta del oficialismo por la disciplina y la gobernabilidad. En algún sentido, se están cobrando algunas viejas cuentas y no me extrañaría que Ávila decidiera volver a su zona y competir con Ominami. Al menos, esa última sería una contienda entre dos outsider, con la Concertación haciendo más de testigo que de protagonista.

¿Por qué es tan apetecida esta zona?
Se trata de la circunscripción más importante después de Santiago, con una alta visibilidad política a nivel nacional, lo que garantiza una vigencia en el debate público, más allá de cualquier otro cargo o posición. También hay una apuesta por el puerto, la que también se expresa en los apetitos políticos de buena parte de la clase dirigente. Por último, es una zona donde el escenario está abierto y nadie tiene clavada la rueda de la fortuna, lo que es especialmente atractivo para los aspirantes.

senado 2009, La V a toda Costa, política, nacional
Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Brasil
Buscador
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de
Lea además

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine