Año 6, N° 152, viernes 04 de julio 2008
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Viña del Mar
El certero golpe contra Reginato
(Por Patricio Erlandsen)Arrastrada por el escándalo desatado por la Alcaldesa de Huechuraba y por el edil de Recoleta, la jefa del municipio viñamarino también cayó en la red, y está siendo cuestionada por los vínculos que el municipio sostuvo con GMA, la empresa que gatilla las denuncias de corrupción. Además, se suman denuncias por una serie de “sobre sueldos” pagados a funcionarios municipales con dineros provenientes del casino, donde éstos jamás habrían cumplido funciones.

Virginia Reginato está golpeada. La mediática y "bonachona" alcaldesa de la Ciudad Jardín, enfrenta por estos días su momento más duro desde que entró al escenario de la política dura y se proclamó como máxima autoridad en noviembre de 2004, imponiéndose sorpresivamente al en ese entonces edil, Jorge Kaplán.

Justo en los meses previos a una nueva elección en la que ya anunció su re-postulación y que muchos auguran como "carrera ganada", Reginato debe hacerle frente a duros cuestionamientos sobre las graves denuncias de corrupción al interior del cuerpo edilicio que ella comanda.

Al igual que en los bullados casos de Huechuraba y Recoleta, la municipalidad viñamarina sostuvo contratos con la cuestionada GMA (Gestión Municipal Avanzada) para la prestación de servicios de software de actualización del sistema georeferencial de la comuna, y la implementación de la famosa "Ficha Vecino", herramienta que permite identificar con precisión quirúrgica a cada uno de los electores de la comuna asesorada. En ambos casos, según el informe emanado por la contraloría, existen irregularidades.

Pero por estos días, éste no es el único dolor de cabeza de la Alcaldesa Reginato. Tras una denuncia realizada por los concejales viñamarinos, Víctor Andaur, (PC) y Jorge Molina (PPD), trascendió que un grupo de trece funcionarios municipales prestan servicios a honorarios como fiscalizadores del Casino. En palabras simples, 13 trabajadores contratados por el municipio viñamarino para fiscalizar la principal fuente de ingresos del millonario presupuesto municipal, cercano a los 52 mil millones de pesos, incluso más elevado del que dispone todo el Gobierno Regional de Los Lagos, recibían sus sueldos a través del mismo casino. El informe emanado desde la contraloría señala que fue imposible comprobar que dichos funcionarios hayan cumplido la función fiscalizadora en el tradicional centro de entretenciones ubicado en Avenida San Martín.

Reginato se defendió como pudo, y acotó que "los funcionarios cumplen plenamente con sus horas de trabajo, por tanto pueden trabajar los días sábado o domingo porque son labores de inspección". Asimismo dijo que, "desde que asumí como alcaldesa había seis funcionarios que cumplían estas labores y que venían de la administración anterior". Pero para su pesar, el informe de contraloría detalla que sólo 4 de los trece funcionarios estaban contratados con anterioridad, los que según Alejandro Chaparro, el abogado que lleva la causa, sí cumplirían con las labores fiscalizadoras encomendadas. Los restantes, son gente de su confianza.

SUELDOS MILLONARIOS

Quien ha seguido de cerca el curso de la investigación, y que de hecho es parte acusadora, es el concejal viñamarino, Víctor Andaur, quien comenta que "hay algo que no fue considerado por el municipio en relación a un dictamen que emanó desde la Contraloría Nacional en 2005, en el marco de una serie de medidas correctoras. Éste no elimina el proceso de contrataciones ya existente, pero sí posee especificaciones técnicas, y dice que éstas deben ser menores a las que efectivamente se han realizado. Entonces, la situación se ha disparado y se ha contratado a más gente de la necesaria. Haciendo algunos cálculos sobre las trece personas de las que sabemos, estimamos que son 200 millones de pesos los que se desembolsan por año desde 2005".

Consultado de cómo se abren las sospechas sobre esta situación, el representante del PC señaló que a él y su colega Jorge Molina del PPD, "siempre nos asaltaba la duda sobre esto porque se contrataba a mucha gente. Además, al interior del municipio siempre fue era un tema vox populi que había gente contratada por el casino, pero que no trabajaba ahí".

Estas informaciones traspasaron las sólidas paredes del municipio de la ciudad jardín, y fueron a para a oídos de las autoridades de oposición desde los diferentes sindicatos del casino viñamarino, los que desde hace tiempo enfrentan una disputa monetaria con los dueños del recinto.

"Hay una serie de situaciones más, respecto a que éstas personas cobraban aguinaldo, bonos por fiestas patrias, navidad y horas extras, mientras que mucha gente contratada en la municipalidad debe realizar muchas horas extras para hacerse un sueldo digno. Esto colmó la paciencia de la gente, porque la frescura es de un grado mayor", comenta Andaur desde sus oficina en el imponente edificio municipal ubicado en calle Arlegui, pleno centro de la "Ciudad Bella", como dice el eslogan propagandístico creado por el equipo comunicacional de Reginato. Con notoria molestia, tanto Andaur como Molina sostienen que "esta situación, además de ser poco ética y anormal, es irregular. Entonces, el tema es saber cuándo le ponemos fin a estas situaciones".

¿Maniobra electoral?

Por su parte, al interior de la Alianza el blindaje fue inmediato para la alcaldesa. En el seno interno se sabe que las denuncias han comenzado a surgir con más fuerza desde la irrupción del precandidato al municipio, el decé Pablo Mecklenburg, ex SEREMI de Educación, quien puede afectar la votación de Reginato. Aunque por otra parte, existe cierta tranquilidad respecto a la aprobación del electorado viñamarino sobre la Alcaldesa. Gran parte de la Alianza considera que su triunfo en las urnas es un hecho cierto. Sin embargo, la defensa de la gremialista aduce a que todos estos cuestionamientos tienen que ver, efectivamente, con un intento de desestabilizar su figura, pensando en que la Concertación aún no cuenta con un nombre que le pueda hacer peso en noviembre.

El concejal Andaur descarta de plano que éste sea el motivo principal de las acusaciones. "Cuando se dan situaciones como ésta, en las que hay claras pruebas de que existen irregularidades, nunca es tarde para pronunciarse. En el caso de GMA, no somos nosotros los que destapan el tema, lo hace Joaquín Lavín, y ante eso nosotros no podemos mirar al lado porque si esta empresa estuvo acá, es lógico que comenzamos a indagar". "A las personas que creen que tras esto hay una maniobra política, les digo que todo esto no es obra nuestra, sino que a partir de la situación de Huechuraba es que nosotros empezamos a indagar", asevera.

Al respecto, el cientista político Patricio Navia, señala que efectivamente se puede pensar que hay una maniobra política tras esto pero que "a menos que exista evidencia concreta, es poco serio especular sobre posibles intenciones ocultas de personas que ni siquiera han sido identificadas". Consultado respecto a cómo puede afectar políticamente esta situación a la alcaldesa, Navia asegura que "naturalmente que no ayuda a mejorar su votación. Pero tampoco es inevitable que le haga daño. Todo va a depender de cómo Reginato reaccione a la situación, corrija sus errores y se maneje en el tema. Si queda en evidencia que ésta es una práctica común, que antecede a su gestión, entonces el costo para ella será menor. Si en cambio se demuestra que la práctica se profundizó en su período, entonces pagará los costos".

En estos días que vienen Reginato seguramente deberá acudir a declarar a los tribunales, especialmente después que el abogado Alejandro Chaparro, interpusiera en el Tercer Juzgado de Garantía de Santiago, una querella por asociación ilícita entre GMA y los diferentes municipios cuestionados.

Por primera vez desde que inició su gestión al mando de una de las comunas más ricas del país, la popularmente conocida como "Tía Coty", deberá responder por las acusaciones de corrupción que oscurecen su gestión.

Cuán dañada resultará y en qué pié quedará para enfrentar la reelección, son respuestas que aún tardarán en ser resueltas.

Alejandro Chaparro, abogado querellante

"Sobran méritos para que sea destituida"

El jurista que lleva la causa por las irregularidades detectadas al interior de los municipios UDI, sostiene que las faltas en Viña del Mar constituyen una situación grave para la alcaldesa, y que en un plazo de dos años ésta podría dejar su cargo.

Alejandro Chaparro está cansado. A su cargo tiene las denuncias de irregularidades administrativas de ocho municipios, entre ellos Huechuraba, Recoleta, Renca, y por supuesto, Viña del Mar, ciudad en la que reside.

El constante ajetreo que ha tenido en estos días lo tiene abatido, pero continúa pues según indica, "hay muchas cosas que se deben resolver".

Abiertamente militante socialista, no esconde cierta simpatía por lo que ha hecho Virginia Reginato a la cabeza del municipio viñamarino.

"Esto no se lo he dicho a ningún periodista, pero tengo buena impresión de Virginia Reginato. Si bien es cierto, he sido crítico de algunas cosas hay otras que me han gustado muchísimo", confiesa. Sin embargo, a reglón seguido cuenta que "no por eso vamos a negar que se han cometido errores administrativos graves e ilícitos, por parte de algunas personas y de ella misma, quien es la que firmó contratos que afectan gravemente su línea administrativa".



¿Cómo se vincula Viña del Mar con GMA?

Cuando emana el primer informe de Contraloría, que es el de Huechuraba, notamos dos productos: el sistema georeferencial y la conocida "Ficha Vecino", que en definitiva están sobrevendidos, ya que su precio no es el que corresponde según el valor del mercado. Además, y lo que es más grave, no existen los parámetros técnicos dentro del desarrollo del contrato, para determinar si efectivamente el servicio que se está prestando, es útil o no".



Ustedes presentaron una querella por asociación ilícita dado los vínculos de esta empresa con los municipios, sin embargo en Viña las personas al mando de GMA, no son funcionarios municipales ¿Cómo entonces se incluye a esta entidad comunal?

En el caso de Viña, la gente de GMA no prestaba servicios, pero sí hay personas que ocupaban los cargos de ex funcionarios de las otras municipalidades, incluso concejales de Recoleta, por lo tanto la vinculación también es directa en ese aspecto.



Hay quienes sostienen que en Viña no es la alcaldesa la que gobierna, sino que su equipo asesor, y que por ende es probable que Reginato no estuviese enterada de estos contratos ¿Qué opina de esta afirmación?

He sido asesor durante bastante tiempo de varias municipalidades, y me parece imposible que un contrato de esta naturaleza haya estado en desconocimiento de la alcaldesa. Si alguien sostiene que ella firmó y que no sabía lo que era, estaríamos hablando de una situación muy delicada porque todos los alcaldes tienen responsabilidad administrativa, política y penal. Si ella no estaba en conocimiento de los contratos, significa que ella ha abandonado notablemente sus funciones.



Todo indica que el problema más serio serían los sobresueldos del Casino

En el caso de estas trece personas, estamos claros que dos o tres de ellos, sí realizan funciones de fiscalización de parte de la municipalidad en el Casino. El resto, son personajes de confianza de la señora alcaldesa, que son militantes de la UDI y que desarrollan labores en la propia alcaldía. Esta gente no ha puesto un pie en el casino para realizar labores de fiscalización. O sea, no han cumplido contrato y no han podido acreditar que lo hagan. Sostener entonces, que personas que estaban encargadas de realizar labores de fiscalización en ese lugar no lo hicieron, es una falta grave a los deberes que deben desarrollar las autoridades máximas de una comuna.



¿Cómo vislumbra el futuro jurídico de Reginato?

No podemos pretender que en el corto plazo que la alcaldesa sea destituida o algo semejante. Este tema se podría resolver en un par de años más, pero no me cabe la menor duda, que por los antecedentes que hay existen méritos suficientes para que Virginia Reginato sea destituida de su cargo, y no porque nos caiga mal, sino que porque, objetivamente, ha infringido los principios de la probidad administrativa.

Viña del Mar, alcaldesa, Virginia Reginato, Sueldos millonarios, el certero golpe contra Reginato
Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Brasil
Buscador
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de
Lea además

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine