Año 6, N° 153, viernes 25 de julio 2008
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Episodio final
Los testimonios del caso Morrison
(Por Equipo El Periodista)El hecho policial que conmocionó el verano de 2007 en Pucón y que remeció al Congreso Nacional. Extracto de los considerandos del juicio, con los testimonios más relevantes, entre ellos el de la diputada María Angélica Cristi y el fallo que favorece al inculpado y critica el accionar del Ministerio Público e Investigaciones. Documento imperdible de un proceso judicial emblemático.

POLICIA 1

Testimonio de RODRIGO MUÑOZ SOTO subinspector de la policía de investigaciones, Inspector Briant, Temuco, 33 años, domiciliado en calle Prat 19 de esta ciudad, señala que lleva 14 años en Brigada Antinarcóticos, actualmente trabaja en la ciudad de Calama y este es el primer procedimiento Policial que se cuestiona, en esta investigación fue el oficial de enlace encargado de la parte administrativa. El tuvo información que personas transportaban sustancias ilícitas entre ellas marihuana, cocaína y éxtasis, información que recibió de un testigo protegido.

En diciembre de 2006, se propone actuar con agente encubierto, y con fecha 3 de enero se emana orden de investigar por parte de fiscalía, el quince de enero aproximadamente recibe información que personas relacionadas con la empresa Street Machine se dedicaban al trafico de drogas entre ellas Paul Morrison. Se le informa, también que una persona detenida por drogas, por cocaína, estaba en disposición de cooperar, su nombre es Juan Pablo Jiménez Hernández (quien era administrador de discoteque kamikase en Pucón) y menciona a Paul Morrison y esa persona se acogió al beneficio de cooperación eficaz.

Él manifestó que estaba haciendo un curso de piloto y el estar en el tema de drogas lo iba ha complicar, le entregó esa información al agente encubierto, respecto de la fecha que llegaba Morrison, la casa que llegaba, que era 2 de febrero y la casa quedaba en el sector de la península.

También recibió un llamado del agente encubierto señalando que a última hora del día de la fiesta, se trasladaría Morrison a ella y que posiblemente en ese momento llevaría droga.

El dos de febrero se montó vigilancia en el sector de la salida de la península, y se observó que Paul Morrison se trasladó junto a otros sujetos al centro de Pucón, luego al casino y luego regresaron a las tres de la mañana.

El dos de febrero toma contacto visual con el vehículo Tribeca, al otro día sale y a las 5 horas de la tarde vuelve a la península. A las 5:30 horas va hacia sector Catripulli, y regresan a las 20. El tres de febrero Morrison y tres personas salen del sector de Península van a Calle Fresia con Pedro de Valdivia a un restaurante. Y allí se decide dividir el grupo que realizaba la investigación en uno de vigilancia y otro de seguimiento, el primero vigilaba las afueras del restaurante, y el otro grupo efectuaría seguimiento del móvil.

Cuando salio del restaurante Morrison, el subcomisario Jorge, se dirigió a hacer un control de identidad al inculpado, ellos se identificaron como detectives de la brigada antinarcóticos de Temuco, y Morrison subió el vidrio del automóvil, no recibió respuesta de él, bajaron los pestillos, no acataron las instrucciones, comienza a manipular teléfonos celulares y se pone tensa la situación. Le golpea con más energía el vidrio, cuando lo baja le dice que es hijo de un diputado de la república y que está al teléfono. Conversa Jorge con la diputado y le informa a ella que le estaban controlando la identidad y se le indica que hay problemas con su identidad.

Para mejor revisión del vehículo se traslada avanzada de Pucón. Se recibe llamado de grupo de vigilancia que las personas del restaurante se están retirando, a quienes se les dice hacer un control de detención y a esas personas se les encontró éxtasis, marihuana y hachís.

Con toda esa información le hizo pensar que algo se estaba ocultando. Y por eso lleva el vehículo a la avanzada policial.

Él se queda a cargo de la revisión del auto, sacan los canes para hacer revisión del vehículo. Sacaron un perro de nombre Darío que da alerta que existía en un bolso droga, en la parte posterior, y Jerez logra un contenedor metálico que contenía un cigarrillo de Cannabis sativa.

Luego saca otro perro de nombre Tom, y al hacer la revisión logran ubicar dos contenedores del asiento del piloto y uno del asiento del copiloto, contenedores de diario. Posteriormente son trasladadas las sustancias al tercer piso de la unidad, la pesan y efectúan prueba de campo.

Luego se le informa a Jorge George, de la substancia y él le informa Morrison y Moresco que estaban detenidos por la ley de drogas.

A la 1 a 1:15 horas se presenta la madre de Morrison y a la 1:30 horas, se procede a revisión de los teléfonos de personas detenidas, y a una de las personas que se encontraban en restaurante se le había enviado un mensaje por Nicolás Moresco y el mensaje que había sido leído y que decía que debían "sacar la mochila blanca de la casa ya".

Policialmente dedujeron que era necesario revisar la mochila, y se realiza una entrada y registró a casa 39 de la península.

Se habla con Morrison, y éste en un primer momento dice no entender el mensaje y Moresco dice que fue por petición del señor Morrison que él lo envió y que él no quería estar involucrada en esto.

Luego Morrison señala que la mochila estaba en tal o cual parte y también se recibe orden de fiscal quien señaló que había conseguido una orden de entrada y registro. La que se comunicó a María Angélica Cristi quien llegó con su abogado, se ingresó al domicilio y se encontró en el baño de la misma habitación la mochila.

Jorge George le comunica que Morrison estaba detenido, se le exhibe la droga y se le leen los derechos.

Agrega el testigo que en una entrevista informal en la que estuvo presente también Jorge George, Nicolás Moresco dijo que la mochila tenía droga éxtasis y luego Morrison frente a ambos dijo que tenía droga.

Señala que al momento de los controles el normalmente no permite que cierren el auto pues pueden manipular droga o andar con arma.

Precisa que ellos, los policías, al momento del control andaban con vehículos no institucionales, que él conducía y andaban con placa y chaqueta institucional. Y en el último semáforo, antes de la salida de luz verde, se efectúa el control con un vehículo en que él estaba delante del vehículo conducido por el señor Morrison y en el de atrás estaba Fabian Jerez y Luis Daza. Y además había otros vehículos corporativos.

El vehículo no se registró en ese momento porque no estaban las condiciones para realizar un registro exhaustivo, no había luz y había mucho transito (no había medida seguridad necesaria, podía ocurrir un atropello o algún accidente).

El subcomisario George decide no detener a las personas no obstante no se identificaron.

En el cuartel el vehículo es revisado, por él, Jamettt, Jerez y dos guías caninos (dirigidos por Luis Daza y Nelson Arriagada).

El vehículo sólo se revisó una sola vez.

Precisa que cuando al imputado se le exhibe la droga encontrada estaba todo tranquilo. Y hablo dos veces con su abogado, Juan Manuel Correa, quien a su vez habló con los detenidos y con la diputada Cristi.

Con la declaración de este testigo se incorporan el set de 69 fotografías a que se refiere el auto de apertura (de las que sólo se incorporan 52), en ellas se observa un perro denominado Tom que registra el vehículo, un agente policial sacando un contenedor de diario debajo del asiento del piloto y luego desde el asiento del copiloto, y fotografía del pesaje de la droga que arrojo 39,3 gramos, en ellas también se aprecia sachet con sustancias químicas que arrojo coloración violácea positiva para Cannabis sativa, también fotografía de teléfono de Felipe Jaramillo donde se lee un mensaje del día 04 de febrero de 2007, a las 00:41 horas que decía "sacar mochila blanca de la casa ya". Se aprecia un detalle del porta maleta del vehículo, una mochila con un contenedor metálico que contenía una sustancia dubitada de marihuana y un contenedor papel con forma de cigarrillo.

Señala también que el vehículo registrado, siempre es conducido por Morrison, con Fabian Jerez otro oficial de la avanza policial de Pucón y Nicolás Moresco.

Explica que "el oficial de control" es quien controla el trabajo del agente encubierto, lo orienta en la línea investigativa "X", es el único oficial que sabe quien es el agente encubierto y con quien se relaciona institucionalmente.

También se efectuaron interceptaciones telefónicas, principalmente a Robert Morrison, y esta señal para interceptar se recibió con posterioridad a la fecha de detención de Paul Morrison.

Actualmente se investiga que un testigo protegido fue golpeado.

Respecto del testigo Juan Pablo Jiménez Hernández, él se acercó para ver cual era su estado y su posibilidad que declarara en juicio, quien se comportó en forma hostil, José Ignacio Jiménez se entrevistó con ellos como abogado por Juan Pablo Jiménez y este les indicó que su cliente estaba muy molesto por que el Ministerio Público lo estaba persiguiendo. También manifestó que no descartaba un acuerdo económico para no declarar o declarar en otras circunstancias. Agrega que quien tomó la defensa del señor Jiménez en la causa que se sigue en su contra es el abogado José Ignacio Araneda, presente en el juicio.

Con la declaración del testigo se incorporan cuatro (dos) cintas de audio registro fono interceptado, donde según el testigo participa Robert Morrison con un tercero, no se escucha más desde que se le informa por la señora Cristi que el teléfono estaba intervenido. En ambas grabaciones, se escucha Robert Morrison hablando con una tercera persona, donde conversa sobre la estrategia jurídica y mediática para la defensa del caso. Cuando dice "Laucha Moresco", "ese si que no tiene nada que ver ", se refieren al primo de Morrison.

Indica que este proceso le trajo consecuencias personales, como el hecho de que él fue investigado por el departamento séptimo de la policía de investigaciones, fue sumariado y fue sobreseído. Y fue querellado e investigado por fiscal señor Crisosto.

En la audiencia de juicio reconoce al acusado como la persona que detuvo el día de los hechos.

Precisa que lo informado por el agente encubierto es que Morrison consumía y traficaba. El agente encubierto trabajó cerca de un mes en Pucón. El agente encubierto no dijo que haya regalado droga y que había comercializado. Por su parte Juan Pablo Jiménez se estaba acogiendo a la cooperación eficaz, por lo que al le tocaba verificar lo que decía.

En su vigilancia del día dos de febrero no ve a Morrison consumir, vender o regalar droga.

La detención de señor Jaramillo fue por orden judicial, y él lo que declaró fue que él era propietario del banano y del cigarrillo que estaba en el auto registrado.

El agente encubierto dice que Morrison estaba en compañía de Mario Azocar, también ligado a la empresa Street Machine.

Señala el testigo, que él no dijo a Paul Morrison que el control era por robo de un vehículo. No recuerda si Paul Morrison bajo de su automóvil. Señala que al momento de realizarle el control de detención en uno de los vehículos iba un perro detector de drogas. El registro al vehículo fue de inmediato al llegar a la avanzada de la policía de investigaciones. Y el Señor Jamettt quien sacó las fotografías.

Indica que la prueba de campo es sólo indicativa, pero para saber si es droga se requiere una prueba pericial. Precisa que la prueba de campo fue hecha en el tercer piso de la avanzada policial de Pucón, y en el acta hay un error de tipeo, pues se indica que la prueba de campo se efectuó en el camino a Currarrehue, kilómetro tres.

Precisa que a las 12:15 a 12:30 horas tenían toda la evidencia recogida, que fue antes de la llegada de la Diputada Cristi.

Agrega que cuando se envió el mensaje del señor Jaramillo este ya estaba en el control de identidad que había comenzado aproximadamente a las 12:00 horas.

Por otra parte el registro de la casa de la señora Cristi fue realizado por orden judicial, y ella dio las facilidades para realizarlo, y eso fue pasadas las 5:30 horas de la mañana.

Indica que las interceptaciones telefónicas son posteriores a la detención y respecto de Robert Morrison.

Indica que él no avisó a la prensa de lo que ocurría.

Contrastado con una declaración prestada ante fiscalía, el testigo señala que no recuerda porque no indicó ante el fiscal que Morrison y Moresco le dijeron que había droga en la mochila.

Precisa, contrastado con una declaración prestada ante fiscalía, que no sabe porque no índico que la autorización incluía permiso para filmar y gravar personas.

La revisión del vehículo no se hizo en presencia de Paul Morrison, por que no es normal que estén presentes. Había más oficiales en el lugar.

Lo encontrado fue 31 gramos netos y se puede dosificar en 6 dosis cada gramo. El acusado se movilizaba en un Tribeca que vale 25 millones de pesos, aproximadamente.

Señala que el no tiene sanciones.

Agrega que el registro del vehículo lo efecto él, Jamettt, Fabian Jerez Carrillo, Luis Daza y Nelson arraigada. Agregadas al servicio de Pucón estaba en el carro policial, El registro se efectuó de noche.

Agrega que el mensaje que recibió Felipe Jaramillo en su teléfono celular de sacar la mochila blanca de la casa lo envió cuando estaba encerrado en el vehículo.

Que la declaración de este testigo produce convicción en el Tribunal, respecto del hecho de haberse encontrado un sustancia vegetal dubitada como cannabis en el automóvil que era conducido por Paul Morrison, quien fue reconocido en la audiencia de juicio por el testigo en una revisión efectuada en la avanzada Policial de Pucón, así mismo su testimonio concuerda con las fotografías incorporadas, las que impresionan como veraces y cuya incorporación o valor probatorio no fue dubitada por la defensa. Sin embargo en lo demás su testimonio se ve debilitado y contradicho con la declaración de los testigo Moresco y Cristi, respecto de la circunstancia ocurridas al momento de efectuársele el control de identidad en la ruta internacional que une Pucón con Currarrehue, pues lo dicho por Moresco y Cristi es que lo que se le dijo al acusado era que el control se debía al robo del vehículo. Así mismo, su testimonio no es convincente respecto de los dichos del agente encubierto, quien a su vez obtuvo información de un testigo protegido de apellido Jiménez, pues como se dirá al analizar el testimonio del agente encubierto AB, a su testimonio no se le dará valor probatorio porque se sustenta en el de una persona, como es Jiménez, quien no sólo no declaró en juicio, sino que además por los dichos de los mismos funcionarios Muñoz y George, sólo ayudaba en la investigación al agente encubierto para obtener una cooperación eficaz porque tenía una investigación por la posesión de cocaína, esto es con un evidente animo ganancial, por eso, no puede ser creíble lo dicho por este testigo de lo que escuchó decir a al agente encubierto, quien a su vez escucho decir a Jiménez. Dichos que si bien en su oportunidad sirvieron de indicio para efectuar un control de identidad, no fueron corroborados en juicio, por el contrario los agentes policiales señalan que no hay antecedente alguno anterior al hallazgo de la sustancia dubitada, que vincule a Paul Morrison con posesión, tenencia, transporte, porte, comercialización o facilitación de droga. Por su parte también se le dará valor probatorio a las cintas incorporadas y escuchadas con la declaración de este testigo, pues han sido incorporas en juicio con las formalidades legales y no han sido contradichas con otras prueba en contrario, sin embargo, no son útiles para dar por establecido el hecho punible o participación del acusado, pues fueron hechas con posterioridad al hecho punible y solo se refiere las estrategias de defensa jurídica y comunicacionales del imputado, como incluso lo ratifica el testigo de la fiscalía George.

POLICIA 2

Testimonio de JORGE GEORGE ECHEVERRIA Subcomisario Briant, Temuco, 33 años, soltero, domiciliado en calle Prat 19 de esta ciudad, quien señaló que hasta principio de 2008 se desempeño en la brigada antinarcóticos y actualmente es sub jefe de la brigada de Investigación Criminal de Antofagasta. De los quinientos procedimientos que ha participado sólo éste ha sido cuestionado. A la fecha de los hechos era jefe de Brigada Antinarcóticos de esta ciudad.

A fines de 2006 se recibió información de que había tráfico de drogas relacionado a eventos nocturnos en el verano de 2007 en la comuna de Pucón y para ello se iniciaron y realizan controles aéreos y terrestres para detectar el eventual transito de droga.

Con una orden de investigar de la fiscalía se designó a un agente encubierto, quien logró nombres de personas tales como el DJ Paul, correspondiente a Paúl Morrison Cristi, hijo de una parlamentaria, quien estaría dedicado al tráfico de drogas. Se establece también que se haría una fiesta electrónica y que Paúl Morrison llegaría el día dos de febrero de 2007, de tal manera que un grupo de detectives vigiló a Paúl Morrison, quien actuaría como facilitador de drogas a un grupo cercano a él, a personas más intimidas, lo que le daba una connotación distinta al evento. Por ello se efectúa vigilancia en el sector de la península donde tiene casa Paul Morrison.

El día dos de febrero en la noche Paul Morrison junto a otras personas salen a comer y luego van al casino municipal y regresa a su casa. El día tres sale sólo, y en la tarde se traslada al sector de la fiesta. Y en la noche sale de su domicilio con dos personas, y se vincula en un restaurante con Mario Azocar (el restaurante fue vigilado y cerca de la media noche Paul Morrison toma vehículo junto a otra persona, camino a Currarrehue). Y frente al semáforo ubicado al supermercado Eltit, le ordena que el vehículo se orille (ellos iban con vehículo con baliza, vestían de civil, con casaquillas y placa), se acercan al vidrio del chofer, le manifestaron que eran de la Policía de Investigaciones, el vehículo tenía el vidrio un poco abajo por lo que cree que recibieron y entendieron las ordenes, pero Paul Morrison cierra los vidrios y comienzan a manipular teléfonos, el sub comisario Muñoz le golpea el vidrio, entonces Morrison baja la ventanilla y pasándole su teléfono le dice que la diputada Maria Angélica Cristi esta al teléfono, y él le señala que se estaba realizando un controla a su hijo y que era un control por trafico de drogas.

El control de identidad se efectuó por el indicio de que Paul Morrison portaba droga, y además había una persona que para ellos era desconocida que eran Nicolás Moresco, y por la petición de las facilidades de la Diputada Cristi el hijo no fue detenido.

Atendido que se formó un gran taco, le indica a Paúl Morrison que iba a ser llevado al cuartel policial. Y que allí no se podía hacer el registro vehicular y corporal. Y no se hizo en ese lugar pues era necesario hacer un registro exhaustivo, por que él sabe que en la revisión de controles se ha encontrado droga en los más impensados lugares, además no se hace el control ahí mismo por la posibilidad de atropello por otro vehículo.

Así mismo, en esos momentos se le informa que las personas que se habían quedado en el restaurante en que había estado Morrison, se iban, por lo que se decide hacerles un control de identidad policial.

De tal manera que se decide ir hasta la avanzada de la policía de Investigaciones en Pucón, y el vehículo es conducido por Paul Morrison, y sube un policía como copiloto Inspector Jerez y Nicolás Moresco iba con otro policía en el asiento trasero.

En el cuartel policial se sube al tercer piso a Paúl Morrison.

Se procede a la revisión corporal de la personas a quienes se le hacia el control de detención. Se realiza la revisión del vehículo se encuentra droga y con ello se le intiman sus derechos y se les dice que estaban detenidos por la ley 20.000.

Señala que al momento de encontrarse la droga él la vio, y él estaba cuando se hizo la prueba de campo, y también se le exhibió la droga a los imputados.

Indica que al momento de la detención del auto, Paúl Morrison se encierra en el vehículo, desconoce la autoridad policial, ellos no sabían qué hacía, pero claramente con ello ganaba tiempo, él no dio facilidad para efectuar el control de identidad, ni en el lugar, ni en el cuartel policial. En el cuartel policial el señor Morrison en actitud altanera no permite que se le haga la revisión corporal. Y en eso el policía Jamettt le informa que en el teléfono de Felipe Jaramillo tenía un mensaje para que se desasiera de la mochila blanca ya, Moresco dice que el mensaje se lo pidió que lo enviara Morrison. Y se le pregunta a Paúl Morrison quien desconoce el hecho, y luego señala que en su casa tenía mochila con droga y manifiesta que lo habían dejado sobre los pies de la cama en un velador y contenía pastillas de éxtasis.

El registro del vehículo no se hizo en presencia del imputado por que es lo acorde con el procedimiento y es normal.

Luego llegó la madre de Morrison con un abogado con el que conferencio.

A las 5:20 horas se autoriza el registro del inmueble donde se encontraba la mochila, efectuándose el registro sólo a la habitación donde se encontraría la mochila, la que se ubica en el baño de la habitación y dentro de ella no había ningún tipo de sustancia.

Laboralmente esta investigación le significó que se originara una investigación por el procedimiento policial por el departamento séptimo de la Policía de Investigaciones, le presentan en contra de él una querella por robo y abusos policiales. También hay denuncia por hostigamiento. Esos sumario terminaron por sobreseimiento y la querella también terminó por sobreseimiento, y el proceso lo llevó el fiscal de delitos funcionarios Crisosto.

Señala que él fue detenido por causa de violencia intrafamiliar.

Él tomó la decisión de efectuar los controles de identidad.

En este procedimiento participaron dos testigos protegidos uno de ellos era Jiménez que era administrador de la discoteque Kamikase, quien había sido detenido por cocaína al parecer por no más de diez gramos. Él colaboró aproximadamente 5 días con ellos. Él fue quien identificó el auto de Morrison.

En los seguimientos, no vieron a Morrison vender o entregar droga. Y la información de que Morrison la facilitaba venía del agente encubierto y otros antecedentes de la investigación.

El indicio que dio origen al control de identidad de Morrison fue por los dichos del testigo protegido. Y el indicio decía que Morrison transportaba droga para la fiesta. Y si bien, para él pudo haber otro mejor lugar para efectuar el control de identidad, eligió ese, porque el vehículo iba a gran velocidad, y después podría haberse transformado en una persecución.

Facilitar, para él, es poner droga a disposición de otro sin fines de lucro.

Señala que la prueba de campo se realizó en el cuartel policial, y erróneamente se indicó en el acta que se había hecho frente al supermercado Eltit. Él firmó el acta.

El auto fue revisado por dos perros, los que no pueden trabajar a la vez, el perro Darío revisó la parte de atrás de al auto y el ejemplar Tom revisó la otra mitad del vehículo.

Indica que en este procedimiento hubo otras personas detenidas. El señor Jaramillo fue detenido por orden judicial. Y tiene entendido que el señor Jaramillo se traslado con Morrison en el vehículo desde la casa de la península hasta el Restaurante. En la cena estaba, Jaramillo, Azocar, Sapaj, Satoshi Tomy y Nicolas Moresco. El señor Mario Azocar fue detenido portando éxtasis y hachís. Señala que el registro de los domicilios de estas personas y la del domicilio u oficina del señor Morrison en Santiago no se realizó.

Señala que la mochila blanca no tenía sustancia y no tenía interés criminalístico para ellos.

El domicilio que se registró y donde estaba la mochila blanca no se llevaron los perros porque "con suerte" cayeron ellos en el vehículo de la Diputada, pues ella no dio las facilidades para efectuar la diligencia e ingresar en otros vehículos.

Uno de los teléfonos intervenidos fue el del hermano de Paúl Morrison, Robert Morrison. Y las escuchas telefónicas fueron posteriores a la detención de Paúl Morrison, y de ellas no surgieron antecedentes que vincularan a Paúl Morrison con tráfico o facilitación de drogas.

La declaración en la que Paúl Morrison reconoce que en la Mochila blanca tenía drogas, no fue registrada y cuando se le pidió declarar el guardó silencio. Al momento de referir a la droga Morrison, estaba presente el subcomisario Muñoz y él.

El testigo protegido no les digo qué droga llevaría Morrison a la fiesta.

El vehículo era cuatro por cuatro Subaru, Tribeca, vidrios opacos, ellos podían ver por parabrisas y en ese lugar parece que había iluminación.

Señala que dentro de Pucón el señor Vargas conducía otro vehículo, de la productora, Vargas trajo el vehículo desde Santiago.

Felipe Jaramillo estuvo en el auto desde la península hasta el restaurante y luego no se subió al vehículo. Además el señor Jaramillo se le detuvo al parecer por el papelillo encontrado en el vehículo,

Respecto del registro personal del señor Morrison este no permitió el registró con perros y luego se hizo en presencia de su mamá.

Que la declaración este testigo produce convicción en el Tribunal, respecto del hecho de haberse encontrado una sustancia dubitada como cannabis en el automóvil que era conducido por Paul Morrison en una revisión efectuada en la avanzada Policial de Pucón, sin embargo en lo demás su testimonio se ve debilitado y contradicho con la declaración de los testigo Moresco y Cristi, respecto de la circunstancia ocurridas al momento de efectuársele el control de identidad en la ruta internacional que une Pucón con Currahue, pues lo dicho por Moresco y Cristi es que lo que se le dijo al acusado era que el control se debía al robo del vehículo. Así mismo, su testimonio no es convincente respecto de los dichos del agente encubierto, quien a su vez obtuvo información de un testigo protegido de apellido Jiménez, pues como se dirá al analizar el testimonio del agente encubierto AB, a su testimonio no se le dará valor probatorio porque se sustenta en el de una persona, como es Jiménez, quien no sólo no declaró en juicio, sino que además por los dichos de los mismos funcionarios Muñoz y George, sólo ayudaba en la investigación al agente encubierto para obtener una cooperación eficaz porque tenía una investigación por la posesión de cocaína, esto es con un evidente animo ganancial, por eso, no puede ser creíble lo dicho por este testigo de lo que escuchó decir a al agente encubierto, quien a su vez escucho decir a Jiménez. Dichos que si bien en su oportunidad sirvieron de indicio para efectuar un control de identidad, no fueron corroborados en juicio, por el contrario los agentes policiales señalan que no hay antecedente alguno anterior al hallazgo de la sustancia dubitada, que vincule a Paul Morrison con posesión, tenencia, transporte, porte, comercialización o facilitación de droga.

LA DEFENSA

La defensa sostienen que la acusación carece de sustento, la cantidad de droga en relación a la naturaleza del evento, que requiere seriedad y prestigio comercial, en el evento había 5.000 personas de las cuales se le prohibía consumir sustancia psicotrópicas en ella participaban 150 guardias de seguridad, 50 carabineros y 10 funcionario del OS7 que se infiltran entre el público, sumado a la gente encargada de producción del evento, son cerca de 300 personas. La investigación debió haber probado que la droga iba a ser repartida en la fiesta. Además se pregunta ¿Por qué no se le informó al acusado que se había encontrado droga en su automóvil? ¿Por qué se detiene a Nicolas Moresco, quién solicita que se lleve la música de reemplazo porque la fiesta estaba retrasada? ¿Por qué se dice que el acusado es traficante internacional? Pues no hay nadie que diga que vio vender o comercializar droga a Paul Morrison. Además no hay constancia que lo incautado sea droga, la hoja y la semilla no es droga, y ese análisis químico que diga que es droga en este proceso no existe. Por ello solicita la absolución de su defendido

En su alegato de clausura al defensa señala que la acusación no ha sido demostrada e indica que hay cuatro órdenes de razones que justifican la absolución.

1.- No hay droga que haya sido acreditada como tal. Señala la defensa que el reglamento vigente a la fecha en que ocurrieron los hechos era el reglamento dictado para la ley 19.366, esto es el Decreto 565 de 26 de enero de 2006, y en su artículo 2 señala que la Cannabis que es ilícita la sumidad florida o con frutos de la planta del genero cannabis de las cuales no se ha extraído resina, cualquier se el nombre con que se designe, y se exceptúan las semillas y las hojas no unidas a las sumidades, y el ministerio público no ha acreditado que se trate de cannabis ilícita. Además tal sustancia debió ser remitida al servicio de salud en 24 horas, ello por lo dispuesto en artículo 43 de la Ley 20.000 y tal sustancia no se envió dentro de plazo y no se acredito que haya habido un resolución que ampliara ese plazo. Además que la calidad de droga de la sustancia debió acreditarse por peritos y no se hizo, y esa declaración pericial no puede ser reemplazada por documentos.

2.- La sustancia incautada viene de una actuación ilícita de la Policía donde se vulneraron garantías fundamentales del acusado. En tal sentido que la policía no realizo el control de identidad donde debió hacerlo que había espacio y luz para ello. Además los policías no le entregaron los antecedentes de su detención al imputado.

3.- Paúl Morrison no puso la sustancia donde fue hallada, y no hay prueba que él sabía y conocía de la existencia de esta sustancia bajo los asientos de su vehículo. No hay ninguna persona que lo haya visto entregando, facilitando o vendiendo droga. Tampoco esperaban encontrarse con marihuana, esperaban éxtasis. Además, la única persona que sustentaba el indicio que se transportaba droga era un testigo encubierto que no declaro en juicio, y ese testigo estuvo aquí todos los días y no fue llamado a declarar. La defensa se pregunta ¿Cómo el acusado iba ha facilitarla si no llevaba papel o pipa? Por otra parte, no hay antecedentes posteriores a la detención que justifiquen la imputación. El señor Paúl Morrison no figura en base de datos por tráfico, tampoco se encontró algo en su mochila, no se encontraron huellas en los envoltorios de la droga, Y la única explicación es que se utilizaron guantes. La defensa se pregunta si se sabía que se iba entregar droga ¿por qué no esperaron que se entregara? Señala también que Morrison no tuvo conocimiento que se trasportara la sustancia encontrada.

4.- Las especies son incautada en extrañas circunstancias. La especie encontrada no fue informada al acusado ni su madre no obstante hacerse preguntado, el acusado sólo supo de ella cuando estaba en el Tribunal. Las fotografías de la incautación no están en orden cronológico. Además, ha sido Felipe Jaramillo quien cargó el automóvil el día de los hechos, puso su banano, y reconoció la propiedad de la droga, e incluso el acta dice que corresponde a Felipe Jaramillo, luego ¿por qué se dice que ese pito es del señor Morrison? Además, en el mismo alegato de clausura la fiscalía que esa sustancia era de dominio del señor Jaramillo. La defensa se pregunta ¿qué hubiera pasado si quien conducía el vehículo hubiere sido otro? Además el vehículo es de propiedad de Street Machine, se pregunta la defensa ¿porqué no se dispuso la detención Moresco, también? Por todo lo expuesto pide la absolución de su representado.

LA DIPUTADA

MARIA ANGELICA CRISTI MARFIL, socióloga, Parlamentaria, viuda, domiciliada, Santiago, señala que ella Diputada hace 18 años, y ha sido reelecta 5 veces, se ha desempeñado en diversas comisiones hoy en comisión de defensa donde es Presidenta.

Señala que ella declara no obstante ser la madre del imputado, pues estuvo toda la noche presente en el lugar, el señor fiscal no estuvo nunca ella estuvo presente y esta convencida de la inocencia de su hijo.

Hace más de veinte años que veranea en Pucón, el dos de febrero llegó, y por primera vez ella había decidido ir al evento organizado por Paúl y Robert.

Señala que en la noche a las 12:00 o las 12:05 horas se le informó que su hijo estaba detenido por robo de vehículos, ella se fue a la avanzada policial se comunicó con Paúl y con el inspector a cargo del procedimiento, quien le indicó donde estaba ubicada la avanzada. Llega a ese lugar, ve el auto de Paúl y ve que esta desarmado entero. Subió por una escalera llegó a una oficina chica y allí estaba Paúl, quien conversaba con un inspector a quien le daba explicaciones. El policía, George Echeverría le dice que la excusa del robo del auto fue una excusa para traerla al cuartel al acusado. En eso sube un policía que dice que encontraron algo, y había una caja de lata y un envoltorio café con algo adentro. Y ella le dice que eso no era de Paúl. El inspector George llama al fiscal y le dicen que encontraron un pito.

Luego baja y ve que estaba detenido Jaramillo y Sabaj y los ve que estaban esposados. Y luego ve a Satoshi Tomy detenido, y pregunta si le encontraron droga, y le dicen no porque esta con las otras personas. A todo esto el auto ya no lo registraban.

En eso George le dice que esto le puede costar su pega y luego llama al fiscal de nuevo que hay un pito y le dice ahí, cocaína, y ella le manifiesta inmediatamente que eso, no es cierto. Ella le pidió a George y le insistió hablar con el fiscal, le dijo que estaba preso Satoshi Tomy y que si no lo liberaba podía quedar una gran desorden en la fiesta que se organizaba por Paul Morrison por la gran cantidad de gente que había en el evento. Ella no le pidió que dejara libre a su hijo.

En eso llega alguien que dice que el japonés se podía ir. Y allí apareció el inspector Muñoz a quien lo presentó también como el inspector Jefe. Pero la ida del japonés a la fiesta fue dilatada, en eso ella insistía que lo llevaran, y finalmente quienes lo llevaron fue George y Muñoz, ella los siguió con su amiga Vero. Y el DJ comenzó tocar a las tres de la mañana en punto. Precisa que la fiesta estaba resguardada con guardias de seguridad, carabineros de 0-S7 y la empresa había invitado a policía de civil.

Señala que regresó al lugar, vio que estaban sentados en un pasadizo los detenidos sin que le hayan informado de sus derechos ni cumplidos.

No tiene claro si en ese minuto o después vio el auto que le estaban sacando fotos con flash parecía un set de televisión, indica que si fue cuando bajo de Currarrehue tendría que haber sido a las 04:30 Horas y si fue después, cuando volvió, fue como a las 05:15 horas, ella pregunta por es eso y le dice que le están sacando fotos a la droga, y ella dice "que la corten si era sólo un pito".

Después de eso le dicen que su hijo se va a Temuco.

Cuando iba de regreso a su casa, Muñoz le dice si van a su casa esto se puede resolver, y le dicen que vayan "al tiro a su casa", les pide que no vayan sin balizas, que fuera inmediatamente para que sea de día, y en broma le indica, que no le revisaran su ropa interior a menos que fuera una mujer. Y el abogado le pide a la policía que se deje constancia que ella autorizó el registro de su casa antes de que se le dijera que existía una orden de detención. Luego van a su casa y dice que van a la pieza de Paúl y ven una mochila blanca que era de ella pero lo usaba Paúl. Revisa la mochila y George y Muñoz se quedan blancos, encuentra discos duros en la mochila registra la habitación y le dice que era todo, y ella le ofrece revisar la casa, pero el dice que eso es todo. Y ella luego le preguntó cual era la solución y el le dice que no, que no hay solución y que se los van llevar.

A las 07:30 horas la llama un periodista diciendo que su hijo había sido detenido por que se le habían encontrado 40 gramos de droga, y luego lo llama Dionisio Ulloa, abogado, cerca de las nueve de la mañana y luego como a las once de la maña la volvió a llamar y le dijo que iban a quedar detenidos.

Pregunta que habría sido si Nico hubiera ido conduciendo, ¿le habrían hecho la misma acusación?

Señala que nunca le insinuaron ni mostraron la droga, nunca le dijeron vea, mire la droga y por eso se van detenido, pero no se lo dijeron, a diferencia de lo que estaba en la caja metálica.

Pasados los día ella preguntó porqué quedó detenido, y le preguntó al abogado defensor por que no dijo que la detención fue ilegal, que no fue in fraganti, que no le leyeron los derechos, que no le dejaron ver el registró del auto y que el allanamiento se realizo sin levantar un acta.

Nadie le dijo que había seguimiento o que alguien los intentaba cargar con droga. Sin embargo, supo después por Robert que el dueño de la discoteca Fire le dijo que lo andaban siguiendo, dice que él no le contó porque el no estaba ni ahí con ese tema, incluso dijo que el día de los hechos a las 11 de la noche lo llamó este sujeto pero en el no le contestó.

Indica que después de la detención hubo seguimientos e investigación. Antes de la detención no supo y vio nada.

Robert se fue a la fiesta en taxi.

Muchas cosas que ella no hizo fue para evitar que se le dijera que estaba haciendo uso de su cargo.

Ella se fue dormir porque nunca pensó que iban a estar detenidos.

No sabe porque Dionisio Ulloa conocía su número de teléfono, se imagina que se lo dio Paúl.

Respecto de la llamada que recibe de su hijo, este le señaló, mamá me están deteniendo por robo del auto y lo están llevando al cuartel. Y ella le dijo pásame con el inspector y el inspector le dice que tenia que llevar al auto y le indica el lugar del cuartel. Dice pasaron diez minutos entre que recibe la comunicación de que Paúl esta detenido y el momento en que se comunico con él.

En la noche de los hechos entre la península y el centro el vehículo fue conducido por Paul, si es que se recuerda bien.

Que a la declaración de la testigo anterior se le dará valor probatorio y produce convicción en el Tribunal, pues ella fue testigo que vivenció los hechos que narró, fue precisa y los contextualizó adecuada y lógicamente, sus declaraciones fueron convincentes por ajustarse a sus expresiones corporales, y por impresionar como veraz. Si bien podría presentar elementos gananciales en su relato por ser madre del acusado, su relato se ratificado por lo expuesto por los testigos Moresco y Jaramillo.

Prueba documental: Al tenor del artículo 333 del Código Procesal Penal se exhibió y se dio lectura resumida de los siguiente documento informe n° 170 de fecha 22 de mayo de 2007 proveniente de la brigada antinarcóticos Temuco que informa descripciones generales de canes detectores de droga, que tal documento crea convicción en el tribunal sobre los hechos en ellos narrados, son de aquellos que normalmente emana de la Policía de investigaciones de Chile, pues las personas que aparecen suscribiéndolo y el timbre impresiona como cierto, además concuerda con lo expuesto por los testigos de la fiscalía en orden a que en el procedimiento que dio origen a este juicio se utilizaron canes para búsqueda de sustancia ilícitas.

EL ACUSADO ABSUELTO

Testimonio de Paul Morrison Cristi: Que el acusado renunciado a su derecho a guardar silencio, señaló que hace un año y seis meses que está en este en este proceso, él es socio de una importadora y comercializadora, y es socio de la productora, ellos representan y trabajan con 20 a 100 marcas, son muy conocidos por la seguridad y profesionalismo, han realizado más de 200 eventos y nunca han tenido algún problema. El trabaja en atención al DJ y en atención al Sponsor de los eventos y su hermano ve la producción de evento. La productora no le genera ingresos y la importadora cuatro millones de pesos.

En la época en que ocurrieron los hechos había realizado 5 eventos, con éxito, no había tenía problemas de esto, y precisa que frecuenta Pucón desde hace 25 años.

El día viernes anterior a lo hechos llegó a Pucón con Satoshi Tomy, está con él y se va al aeropuerto, él llevaba una mochila, en Pucón había un perro revisando a los pasajeros. Al llegar lo esperaban Nicolás y Felipe, y Fernando su chofer lo va a buscar y se van a la playa. Luego lleva su auto a su casa. A las 10:30 hora de la noche del día viernes, fueron a un punto de venta y fueron a dejar al DJ a su pieza y él se fue a acostar.

El sábado almorzó con su familia, y a las 5 a 6 de la tarde, fue al evento a chequear la cabina de sonido, allí estuvieron dos horas. Luego ve a su hermano en la pista y se acercan dos personas uno de una discoteca denominada Fire, que es se dueño(esta persona llamó permanentemente a su hermano para decirle que había un operativo tras ellos y se lo contó el 01 o 02 de febrero a Felipe Jaramillo, Nicolás Moresco y a su hermano, esto no lo dijo a ningún tribunal antes de hoy, en la fiscalía no lo dijo porque nunca declaró en la fiscalía), y este policía le dice iba a haber un control de policía y que lo iban a "cagar en la fiesta" y la segunda persona era un policía de OS7 que venia a buscar a entradas para la fiesta.

Luego en su casa, le pasó las llaves a Felipe para que metiera su cosas al auto, luego se fueron a comer con el DJ, posteriormente con Nicolás partieron a la fiesta y había un taco inmenso, en el kilómetro tres del camino a Caburga, se le metió un auto blanco en forma veloz e imprudente delatante de él, y al llegar a un semáforo se bajan como seis tipos y pasan hacia el auto blanco que estaba delante de él, en la siguiente luz roja se bajan nuevamente eso tipos, pesando él que lo iban a asaltar, y le comienzan a golpear la ventana, luego le muestran la placa policial, y le dicen que el auto tenía orden por robo, le pasa los papeles, y George le dicen que el auto estaba encargado por robo y que deben hacerle un control excautivo. Luego se comunica con "su Vieja", precisa que él se comunicó con ella cuando vio que algo raro sucedía, y se alejó del auto porque el auto estaba con parlantes que se conectaban a su celular. (Señala que había 12 policía, y el nunca opuso resistencia). Le señalan a él que iban a ser llevado con el auto a la avanzada policial y él les dice que no hay problema pero que él debe estar presente cuando revisen el auto, y tras él se suben dos policías.

Cuando llegan al cuartel le dice que suban al tercer piso. Posteriormente cuando Nicolás le dice que el DJ estaba detenido, el le pide al Nico que avise pues el tiene una mochila con música de respaldo para ser ocupada en la fiesta, este mensaje era para Felipe, a quien parece nunca le llegó.

Luego llegó Maria Angélica Cristi, cerca de un cuarto para la una de la mañana, quien le dice que su auto esta totalmente desarmado. Y él conversaba con George y le dice que no va a encontrar droga. En eso llega un policía con un banano el que supuestamente contenía droga (como a la una de la mañana). Y le dice que fue lo único que encontraron. Y el le dice que el banano es de Felipe Jaramillo, y era un miserable pito. Luego George le dice que llamó al fiscal (como la una un cuarto a una y media horas, aproximadamente) para ver si lo suelta, y le dice que no lo puede dejar libre y que tenían que seguir investigando.

Al bajar ven a DJ esposado sin motivo, y su mamá se concentra en la fiesta y logra que vayan a dejar al japonés a la fiesta. Luego al Nico le dicen que estaba libre, pero posteriormente le indican que como había mandado un mensaje de texto de su celular quedaba detenido.

Luego como a la media hora llegó el abogado José Ramón Correa, quien venía bajando con el permiso de Satoshi. Luego llegó el policía Rodrigo Muñoz que por el mensaje que envió Nicolás van a estar cinco años presos. Como a las 02:30 horas su mamá habla con el abogado Correa en una pieza y George le dice que se vaya para la casa.

Luego al llegar a su casa su mamá la llama un policía y ella regresa y le dicen que si revisan su casa y la mochila toda eso se terminaba, van a ver la mochila la revisan, y luego no la incautan. Eso fue en la casa que queda en al península de Pucón casa número 39.

También hasta ese momento se mantuvo con ellos José Manuel Correa, quien se fue como a las tres de la mañana y él no reclamó nada.

Posteriormente a las 06:30 horas parten a la fiscalía de Temuco, Mario Azocar que tenía una pastilla de éxtasis y Nico Moresco, llegan al cuartel donde comienzan a sacar fotos. Y luego ve que hay prensa. Y desde ahí se van al tribunal y conversan con un abogado de nombre Dionisio Ulloa (eso aproximadamente a las 10:00 horas de mañana), este abogado se presentó como socio de Matías Balmaceda, le dice que tomarán el caso pues lo están acusando de tener 40 gramos de marihuana. Y él se sorprende por la cantidad, y le dice a su abogado que alegara en la audiencia que lo detuvieron por auto robado, que nunca le leyeron los derechos, que la marihuana nunca estuvo en el auto y que nunca le permitieron estar presente cuando revisaron el auto. Y Dionisio Ulloa en la audiencia no dice eso y lo dejan preso.

Respecto del auto precisa que la empresa lo adquirió durante el mes de diciembre de 2006 a enero de 2007, lo ocupaba él y el chofer Fernando Vargas Águila, quien tiene 65 a 70 años de edad, y trabaja hace 4 o 5 años con él. El auto llegó a Pucón el martes o miércoles de la semana en que ocurrió el hecho. Lo llevó porque iba a realizar una venta e inicia la venta de Ticket para el evento. Cuando estuvo en Pucón, sus actividades las hizo él en el auto o su chofer Fernando. Antes el auto estuvo donde vargas tenía una pieza que había arrendado y luego lo tuvo él en su casa.

Señala que guarda una caja de puro debajo de su asiento del copiloto.

Indica que ha consumido cocaína en dos oportunidades.

El día que es detenido en la maleta iban cds, chaqueta, música de Jaramillo y Nicolás Moresco.

Es detenido como a las 12:00 horas de la noche.

Precisa que la mochila en cuestión pudo haber estado en su pieza, baño o en el closet de su pieza. No sabe donde estaba la mochila. La mochila tenía un candado y lo llamaron a él para pedirle la clave.

Precisa que cuando lo interceptaron no vio policías vistiendo casaquilla institucional y eran de 12 a 16 policías.

Señala que él no tiene relación con la droga y en las fiestas que organiza no se permite droga. Y si se sorprende droga a los funcionarios de la empresa, la empresa es descartada para trabajar con ella.

La fiesta se hizo en Currarrehue y no Pucón porque no se autorizo en Pucón.

En el auto anduvo desde que llegó a Pucón, Fernando Vargas, Nicolas Moresco, Felipe Jaramillo y él.

Fernando Vargas se trajo el auto desde Santiago a Pucón, vendió los ticket y el 01 de febrero fue a arreglar la radio del auto a Temuco y paso a buscar a Gustavo Reyes.

Precisa que Felipe Jaramillo, vende computadores y tiene amistad con él, y él reconoció que lo encontrado en el banano era de él y el banano debió subirlo al automóvil cuando le pasó las llaves para que cargara el auto.

Indica que como veinte para las doce fue detenido, luego estuvo discutiendo entre siete a diez minutos.

Señala que él exigió estar presente cuando le revisaron el auto.

Expresa que el sabía que habían ingresado a la discoteque kamikaze con un perro y que habían detenido al administrador de la Kamikase.

Precisa que la música que llevaba en el auto es para comenzar y la música que tenía en la mochila era para bailar, y la pidió porque estaba detenido el DJ.

Él no escuchó que lo que le dijo el fiscal a la policía y George le dijo al fiscal que encontró "un pito" y al parecer le respondió que había una investigación no lo puede soltar.

Precisa que le quitan su teléfono como a las dos y media a tres de la mañana.

Expresa que como a las cinco a seis de mañana pasó el policía Jamett con un paquete.

Por último, al termino de la audiencia indica que él fue formado por un buen papá y mamá, y ellos le transmitieron valores, que el fue seleccionado rugbista de este país. El tiene cuarenta años, si el hubiere puesta la sustancia ahí, o hubiera sabido que la transportaba desde el primer momento hubiera reconocido ello, y no habría elegido el camino largo de estar 60 días preso, con una año y medio en esta causa, indica que el cree en la justicia.

EL FALLO

Que, como se aprecia de los considerandos anteriores, el Ministerio Público no ha podido acreditar, más allá de toda duda razonable, que ha existido el hecho punible investigado y que a Paul Duncan Howard Morrison Cristi le ha correspondido algún grado de participación culpable y penada por la ley, en calidad de autor, cómplice o encubridor, en el hecho investigado.

Es precisamente la falta de precisión de la prueba aportada por el acusador la que ha llevado a estos sentenciadores a dictar la decisión absolutoria dada a conocer en la audiencia del pasado 4 de julio de 2008. Así la insuficiencia de la prueba de cargo, se sustenta en que los antecedentes con los que se pretendía demostrar la existencia del hecho punible, como se ha dicho, se sustentaba en un documento que pretendió demostrar que la sustancia encontrada en el vehículo era de aquellas a que se refiere el artículo 4 de la ley 20.000, sin que quien suscribió tal documento haya declarado en juicio, lo haya ratificado, acreditado su idoneidad para hacer el análisis, el método que utilizó, el grado de certeza del procedimiento, ni tampoco explicitar de que sustancia vegetal se trataba, e incluso sin declarar que lo analizado era efectivamente lo incautado al acusado y/o a otra persona, sin que se haya presentado testigo calificado alguno que pudiera suplirlo y dar respuesta a las múltiples interrogantes no respondidas en juicio. Que así mismo, la calidad de sustancia ilícita no se puede acreditar con el testimonio de testigos comunes que no tienen un conocimiento especializado científico en química o farmacología, ni menos en un prueba de campo de la que se desconoce si fue hecha en forma correcta, por los métodos adecuados y su grado de certeza. Por otra parte, la participación del imputado estaba sustentada, como se ha dicho, únicamente en el hecho de que se encontró esa sustancia dubitada en el vehículo en el que se movilizaba, sin que se acreditará la voluntariedad del acusado o que éste haya estado en conocimiento de ese hecho, así no se logró probar quién puso la sustancia allí y de quién se ocultaba la sustancia incautada, intentando acreditar la voluntariedad o conocimiento, a través de supuestas conductas anteriores del acusado que lo relacionarían con sustancia ilícitas, supuesto que no se probó, y que más aun se sustentaban únicamente en un testigo encubierto que no declaró en juicio y cuyos dichos no son creíbles porque ellos no se acreditaron en juicio y por que ellos se sustentaban en un importante ganancial par él. Todo esto, no ha permitido al tribunal determinar, con certeza, la existencia del hecho punible y la participación culpable del acusado.

En nuestra legislación procesal penal la carga de la prueba está establecida sobre la Fiscalía; lo que significa que si la información producida en el juicio no resulta suficiente para la demostración de los supuestos de su acusación, el Tribunal tiene el imperativo de considerar al acusado como si fuese inocente y, en consecuencia, de absolverlo.

En razón de todas estas consideraciones es que se absolverá al imputado de los cargos formulados en su contra.

Caso Morrison Cristi, Episodio final, Diputada, Rodrigo Muñoz Soto
Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Brasil
Buscador
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine