Año 6, N° 153, viernes 25 de julio 2008
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
LAO CAI
Senderos del noroeste Vietnamita
(Por José Pablo Cordero)Al escuchar Vietnam, lo primero que se viene a la mente son sus conflictos bélicos. Pero detrás de esa historia se asoma un país y una cultura única, rica en tradiciones y costumbres ancestrales. Guardianes de éstas son los poblados y habitantes de la provincia de Lao Cai, cercana a la frontera con China.

Históricamente, las grandes ciudades industriales del centro y sur de Vietnam, como Hanoi, Danang y Saigón (actual Ho Chi Minh), han mantenido cierta distancia con el noroeste rural del país, pues se pensaba que esta región no era propicia para el cultivo masivo del arroz.

Durante la colonización francesa, gran parte de los grupos étnicos cerraron filas con el ejército galo, razón por la cual tampoco gozaron del beneplácito de algunos vietnamitas de la zona centro-sur. Pero luego de años de desigualdades e inequidades, éstos se unieron a la causa independentista, la cual tuvo su victoria definitiva en la batalla de Dien Bien Phu, en 1954.

Luego, en la Guerra de Vietnam, los territorios del noroeste constituyeron una gran reserva de contingente militar para el Ejército del Norte (Viet Cong) en su lucha contra el Ejército sud-vietnamita aliado con los Estados Unidos, debido a su experiencia militar y a su capacidad para abrir senderos y caminos en terrenos boscosos.

La Magia de lo Simple

La zona es habitada por diversos grupos de minorías étnicas con características propias, recibiendo también a finales del siglo XIX a inmigrantes rurales y de distintas etnias procedentes del sur de China y otros cuantos del Tíbet. En la región habitan más de diez etnias, que se distinguen entre sí tanto en lo más notorio sus vestimentas como también en sus creencias, costumbres, actividades comerciales, e incluso, en el diseño de sus casas.

El poblado de Lao Cai, capital de la provincia del mismo nombre, es un lugar de paso ubicado a 200 kilómetros del histórico Dien Bien Phu. Aquí todo gira en torno a su estación de tren, la cual conecta y abastece la región. Pero lo interesante del trayecto comienza en Bac Ha, distante a veinte kilómetros de Lao Cai.

Lo primero que capta la atención es lo colorido y variado de sus mercados. En distintos puestos se encuentran mujeres con pañuelos en sus cabezas. Los bordados de sus vestimentas contribuyen a que se les denomine Hmong Flor. La etnia Hmong es oriunda de China, y en el pueblo, se encuentran sus dos grupos: Los Hmong Flor y los Hhmong Negros. Juntos, constituyen la mayor población étnica de la provincia.

Alrededor de Bac Ha se agrupan más aldeas, acompañadas de hermosas terrazas de arrozales y puentes de bambú, que dan una buena oportunidad para observar el diario vivir de los locales. Los distintos grupos se dedican principalmente al cultivo de arroz y a la crianza de animales.

Desde Bac Ha es posible visitar mediante trekking o senderismo bajo el acompañamiento de guías locales los distintos grupos que componen la etnografía del lugar, cuyos miembros se reúnen geográficamente en distintos cerros.

Así se llega, por ejemplo, a la aldea de Xa Xeng, donde vive la etnia Dzao. Ellos atraen al viajero por el uso de grandes piezas de plata en su vestimenta. Además, veneran a los antepasados con rituales secretos y en sus creencias son animistas. Sus casas de madera son sencillas y son expertos en el trabajo de fibras naturales. Excepcionalmente hospitalarios, acogen con amabilidad y sencillez al forastero, ofreciendo suculentos platos de cerdo y búfalo acompañado del omnipresente "Com" (arroz), todo cocinado sobre leña, para luego fumar tabaco en grandes pipas de bambú, y beber un excelente vino de arroz fermentado en abejas e insectos. Una experiencia que, sin duda, mitiga el frío que reina en el lugar.

En una excursión de 3-4 días es posible visitar más de diez villas. En todas ellas se recibe al viajero con la máxima hospitalidad, y muchas veces, las mujeres y niños acompañan sonrientes a los visitantes de un lugar a otro para ayudarlos a cruzar los arrozales; osadía que, por cierto, no resulta fácil.

Entre las etnias cabe mencionar a los Thay, cuya vestimenta es característicamente de color negro y azul índigo. Ellos se distinguen entre sí como Thay negro, blanco y rojo, según la descendencia y origen familiar. Son reconocidos por su tradición oral y escritura propia. Por otra parte, los Muong son admirados por su calidad musical y artística.

Cruzar por los senderos de Lao Cai es caminar por tradiciones rurales, culturales y agrarias, un viaje por el respeto a lo heredado, donde los búfalos aran la tierra y la lluvia otorga vida.

A uno y otro lado de la frontera norte con China, donde las nubes decoran el horizonte, se encuentran estos pueblos remotos, aislados por la dificultad de su acceso, íntimos asentamientos humanos ajenos a las preocupaciones del resto del mundo. Minorías que viven del cultivo, del mercadeo y del trueque, arrancándole a este inhóspito territorio de Vietnam la mejor de las sonrisas.

Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Brasil
Buscador
Columnistas
Redactores
Sala de diálogo
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Otros artículos de

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine