Mitad de consumidores uruguayos de marihuana siguen comprando a los narcos

El secretario general de la Junta Nacional de Drogas de Uruguay (JND), Diego Olivera, admitió este martes a un medio local que 50 por ciento de los consumidores de cannabis siguen comprando al narcotráfico, pese a que existe un mercado legal y regulado de marihuana, pero advirtió que se trata de un avance progresivo y constante.

“Considerando el tipo de desafío de políticas públicas, totalmente innovador (y que) nos exige avanzar progresivamente, nos satisface que estos avances sean constantes y seguros”, dijo Olivera al programa radial local En Perspectiva al comentar su comparecencia el día anterior en el Parlamento para divulgar esas cifras.

Olivera sostuvo el lunes ante la Comisión Especial de Adicciones de la Cámara de Diputados que la mitad del mercado estimado estaría cubierto por el cannabis legal, si se considera que los usuarios registrados en el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) para comprar marihuana la comparten con otros consumidores.

Olivera indicó que para aumentar la participación del mercado legal es necesario que la venta en farmacias crezca “en cantidad, porque hay zonas del país donde no hay” farmacias registradas para dispensar cannabis.

El 19 de julio de 2017, cuando comenzó la venta de marihuana legal, solo 16 farmacias estaban registradas para este comercio, cuatro en Montevideo y el resto en 11 departamentos, dejando a otros seis distritos sin ningún punto para comprar cannabis.

Actualmente hay solo 12 farmacias que expenden marihuana, luego de que varias se retiraron por las restricciones que les impusieron los bancos, obligados por regulaciones internacionales que prohíben a las instituciones financieras manejar activos procedentes de la venta de drogas.

Olivera anunció que a la lista se sumarán otras dos farmacias en la capital y que hay seis más interesadas en el negocio.

“Otro desafío (…) es la cantidad y calidad del cannabis que se distribuye en las farmacias (procedente de) un predio estatal, pero las instalaciones son de dos empresas privadas que han tenido un incremento fuerte de la producción”, comentó.

El secretario general de la JND dijo que hasta el momento se vendieron en las farmacias 750 kilogramos de cannabis, “pero de enero a marzo las empresas produjeron más de 800 kilos”.

La ley de regulación del cannabis de 2013 autoriza la plantación y cosecha de marihuana por parte de particulares (autocultivadores) y por el Estado, a través de empresas licenciatarias, para ser consumida con fines recreativos.

La norma estableció tres vías legales para obtener cannabis con fines no médicos: cultivo en casa, clubes sociales y farmacias registradas.

Hasta el 15 de abril había 23.361 personas registradas para comprar marihuana en farmacias, 8.456 cultivadores y 90 clubes, según información publicada en la web del IRCCA. (Sputnik)

zzz/ml/dcl

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.