Mayoría de británicos cree que Johnson debería renunciar por violar confinamiento

Mientras tanto, los medios se hicieron eco de las opiniones en las redes sociales de los británicos, que indignados decidieron compartir lo que estaba pasando el día en que Johnson y su personal celebraban una fiesta.

Una mayoría de los británicos considera que el primer ministro Boris Johnson debería renunciar por haber compartido un picnic con personal de su entorno en los jardines de su residencia oficial de Londres durante el primer confinamiento del Reino Unido por coronavirus en 2020, según dos encuestas publicadas hoy.

Uno de los sondeos, de la consultora Savanta Comres, mostró que el 66% de las personas cree que el primer ministro conservador debería dejar su cargo, mientras que un 56% de los interrogados dijo lo mismo en otro de la encuestadora YouGov.

La encuesta de Savanta Comres también reveló que el 62% cree que esta nueva revelación demuestra que Johnson incurrió en un abuso de la confianza ciudadana aún mayor que el que cometió cuando asistió a otra fiesta de Navidad en su residencia oficial a fines de 2020.

Lo más destacable, según la encuestadora, es que la proporción de los que dicen que el primer ministro debería dimitir es significativamente mayor que la de los que decían que debía renunciar en otro sondeo de diciembre pasado, cuando salieron a la luz los detalles de la fiesta de Navidad.

Ahora esa cifra es de 12 puntos más alta que en diciembre, con un aumento similar de 9 punto entre los votantes de su propio partido.

Par Yougov, el 56% de los británicos en general, sin distinción de afiliación partidaria, cree que Johnson debe renunciar. por el picnic de mayo de 2020.

La consultora británica también mostró que el 70% de los encuestados sostuvo que la fiesta debe ser investigada.

La Policía ya informó que ha comenzado a interiorizarse en los hechos ocurridos el 20 de mayo de 2020, en el momento más álgido de la pandemia, cuando el Reino Unido registraba más de 1000 muertes diarias por el coronavirus.

En la encuesta se preguntó también si los encuestados habían roto las reglas del confinamiento, mostrando que un 68% contó que no violó las regulaciones contra el 21% que lo hizo una o dos veces.

Mientras tanto, los medios se hicieron eco de las opiniones en las redes sociales de los británicos, que indignados decidieron compartir lo que estaba pasando el día en que Johnson y su personal celebraban una fiesta para “aprovechar al máximo el hermoso clima”, mientras el Reino Unido estaba confinado.

Durante el primer confinamiento, los familiares no podían visitar a sus seres queridos en los hospitales y residencias mientras miles de ellos morían solos.

La BBC habló por su parte con familiares de las personas que murieron ese mismo mes, como es el caso de Alejandra Godoy, que perdió a su madre y dijo que sentía “odio” por el primer ministro. (Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.