Trump condiciona el levantamiento de sanciones contra Pyongyang a la desnuclearización

EEUU levantará las sanciones a Corea del Norte solo después de que el factor nuclear esté excluido de la agenda, declaró el presidente estadounidense Donald Trump.

“Las sanciones se levantarán cuando estemos seguros de que las armas nucleares ya no son un factor”, dijo Trump en una rueda de prensa tras la cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en Singapur.

Trump informó haber suspendido la imposición de 300 nuevas sanciones contra Pyongyang.

“Tenía previsto imponer 300 sanciones”, dijo al añadir que decidió no aplicarlas porque, a su juicio, eso habría mostrado una falta de respeto.

Sin embargo, advirtió, EEUU “mantiene la posibilidad de seguir imponiendo sanciones”.

El presidente estadounidense dijo a la vez que es prematuro considerar la posibilidad de establecer las relaciones diplomáticas con Corea del Norte.

“Eso pasará muy pronto pero por ahora no ha llegado el momento”, dijo.

Trump dijo que no había hecho concesiones algunas a Kim en las negociaciones.

El presidente de EEUU expresó la esperanza de que Corea del Norte cumpla los acuerdos logrados durante la cumbre de este martes, sin embargo indicó que él mismo no puede dar garantías de que Pyongyang lo haga.

Al ser preguntado sobre posibles consecuencias militares para Corea del Norte en caso de que Pyongyang incumpla sus compromisos sobre la desnuclearización, indicó que no quisiera amenazar a Corea del Norte.

Según Trump, aunque Corea del Norte tiene un arsenal nuclear “muy importante”, podrá eliminar sus armas nucleares “rápidamente”.

“Creo que eso se hará tan pronto como es posible desde el punto de vista científico y técnico”, manifestó.

Informó asimismo que abordó con Kim el tema de los derechos humanos en Corea del Norte.

La cumbre de Trump y Kim se celebró este martes en el hotel Capella, en la isla singapurense de Sentosa.

La reunión terminó con la firma de la declaración conjunta que en particular menciona el compromiso de Trump con dar garantías de seguridad a Pyongyang y el compromiso de Kim con la desnuclearización completa de la península coreana.

Además señala que EEUU y Corea del Norte se comprometen a establecer nuevas relaciones bilaterales “que respondan al deseo de los pueblos de ambos países para la paz y la prosperidad” y aunar los esfuerzos para construir un régimen de paz duradero en la península de Corea.

Washington y Pyongyang se comprometieron también a recuperar los restos de los prisioneros de guerra y los desaparecidos en combate, incluyendo la repatriación inmediata de los que ya han sido identificados.

La cita celebrada este martes se iba gestando desde inicios de marzo y fue precedida por dos cumbres intercoreanas, las primeras en celebrarse en una década. (Sputnik)

ds-ap

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.