Argentina: extracción del submarino San Juan dependerá de la tecnología existente

El submarino desaparecido hace un año con 44 tripulantes a bordo y localizado el jueves podrá ser extraído si existe la tecnología, lo que es difícil, reconoció el ministro de Defensa de ese país, Oscar Aguad.

“La extracción del submarino San Juan dependerá de la tecnología existente, aunque todos dicen que es muy difícil”, afirmó el funcionario durante una rueda de prensa este sábado.

La iniciativa está en manos de la jueza Marta Yáñez, instructora de la causa que investiga lo sucedido con el navío, explicó.

El titular de Defensa señaló que las banderas ondearán a media asta y que el presidente, Mauricio Macri, decretará el duelo por el hallazgo del navío en el Océano Atlántico tras un año de búsqueda.

“Ahora hemos encontrado el submarino y habrá que verificar si hay responsables”, explicó.

El jefe de la Armada, José Luis Villán, aclaró que la zona de la búsqueda quedaba a criterio de la empresa estadounidense Ocean Infinity.

“Nosotros sólo pusimos la información que nos pidieron, y ellos buscaron donde profesionalmente pensaron que iba a estar”, explicó.

El titular de la fuerza naval sostuvo que “que nuestra zona de probabilidades coincidía exactamente con la zona que empresa que había designado”.

Villán ratificó que el buque se halló a 907 metros, con “partes desprendidas del casco en un área de 80 por 100 metros”.

El Ministerio de Seguridad y la Armada confirmaron durante la madrugada de este sábado que el submarino fue localizado a 800 metros de profundidad en el Océano Atlántico.

Ocean Infinity, a cargo de la búsqueda, detectó el pasado jueves una nueva señal a 800 metros de profundidad.

El buque Seabed Constructor de la compañía llegó a la zona a las 22:30 hora local (01:30 GMT) del viernes y verificó con el ROV (acrónimo del inglés ‘remote operated vehicle’) el hallazgo una hora después.

La embarcación fue hallada en la zona 1 de búsqueda, la cual ya había sido barrida en varias ocasiones.

La firma estadounidense encontró la embarcación cuando estaba a horas de abandonar la búsqueda, tras haber cumplido el jueves con los 60 días de rastreo a la que se había comprometido por contrato.

Ocean Infinity, cuyo barco zarpó el pasado 7 de septiembre para comenzar el rastreo, cobrará por el hallazgo 7,5 millones de dólares.

El San Juan informó de su última posición el 15 de noviembre de 2017, cuando navegaba desde Ushuaia (sur) a su atracadero habitual en la Base Naval de Mar del Plata (este) y se encontraba a 432 kilómetros de la costa a la altura del Golfo de San Jorge (sureste).

La Armada indicó que el submarino se contactó con tierra por última vez a las 7:19 hora local (10:19 GMT), aunque después se dio a conocer que el último mensaje se había producido a las 8:52 hora local (11:52 GMT), cuando el buque informó que había ingresado agua de mar por el sistema de ventilación, lo que había provocado un principio de incendio.

Dos horas después, a las 10:51 hora local (13.51 GMT) se registró una explosión a 48,28 kilómetros de la última posición del buque, en coincidencia con el trayecto que cursaba hacia Mar del Plata.

El buque era uno de los tres submarinos con los que contaba la Armada argentina. (Sputnik)

zzz/adp/vp

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.