Gobierno destituye a Hermes Soto y cursa el retiro de otros 10 generales de Carabineros

El presidente Sebastián Piñera destituyó al director de Carabineros, Hermes Soto, a consecuencia del asesinato del mapuche Camilo Catrillanca, e informó que 10 generales de la institución decidieron renunciar.

“Le he pedido la renuncia al general Hermes Soto Isla, para lo cual hemos iniciado los procedimientos correspondientes”, dijo Piñera en conferencia de prensa.

Piñera, Soto, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, y la ministra vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, se reunieron esta tarde en el Palacio de La Moneda supuestamente para abordar los pasos a seguir en el caso Catrillanca.

El jefe de Estado hizo el anuncio luego de varias horas de reunión, ratificando rumores que circularon desde la mañana sobre la destitución de Soto. Pero lo que causó mayor sorpresa fue que otros 10 generales decidieran retirarse junto a él.

“El general Soto me ha informado que ha dado curso a la renuncia de 10 generales de Carabineros de Chile, con el propósito de facilitar la conformación de un nuevo alto mando que nos permita enfrentar con eficacia los problemas que enfrentan hoy los Carabineros”, señaló el mandatario.

El mandatario comentó que “como presidente he llegado a la conclusión de que Carabineros necesita un nuevo liderazgo para poder enfrentar con mayor voluntad, con mayor velocidad y con más eficacia, todos los problemas que lo aquejan en el presente y los desafíos que deberá enfrentar en el futuro”.

Soto, sin embargo, no renunció al cargo y el Presidente debió cursar su destitución, obligando a una reunión de urgencia en el Congre -ambas cámaras se constituirán mañana- y que la Contraloría General de la República tome razón y vise el decreto respectivo.

Ayer se divulgaron tres videos que muestran el momento exacto en que Catrillanca fue asesinado a balazos por un carabinero.

Esos registros desmienten varios de los argumentos esgrimidos por la institución en la primera versión que dio de los hechos.

Las imágenes prueban que los carabineros portaban cámaras de video en el operativo, y también que los disparos no fueron en respuesta a un enfrentamiento armado, sino percutidos sin mediar provocación.

Camilo Catrillanca, un líder mapuche de 24 años reivindicaba la causa de su pueblo desde el movimiento estudiantil, fue asesinado el 14 de noviembre de un disparo por la espalda.

Los atacantes eran un grupo de carabineros que supuestamente se habían desplegado en un operativo por el robo de unos autos en la zona donde se encontraba Catrillanca.

La crisis por el asesinato y las posteriores declaraciones falsas de los funcionarios a la Fiscalía determinó la baja de 23 agentes de Carabineros.

Además, cuatro de ellos están bajo proceso por homicidio y obstrucción a la justicia.

Soto es el segundo director de Carabineros al que Piñera destituye. El pasado 12 de marzo, horas después de asumir como presidente, Piñera desvinculó al entonces director Bruno Villalobos, cuestionado por otros escándalos que aún sacuden a la institución. (Sputnik)

zzz/fb/dcl

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.