CONAF y FAO inician proyecto del Fondo Verde del Clima para reducir emisiones con manejo del bosque nativo

El proyecto contempla el pago por resultados y abarcará seis regiones del país.

Destacando que es el proyecto más grande de Latinoamérica, con una inversión superior a los 63 millones de dólares y con un  alto impacto en el manejo y recuperación del bosque nativo, se inició el proceso de preparación para la implementación del Fondo Verde del Clima (2020-2026) que desarrolla la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y que ejecuta la Corporación Nacional Forestal (CONAF) en el país.

Cabe destacar que este proyecto de gestión forestal sustentable, bajo el enfoque REED+ (Reducción de Emisiones derivadas de la Deforestación y la Degradación de los bosques), tiene como meta el pago por resultados y se ejecutará en proyectos a nivel territorial a través del Sistema de Distribución de Beneficios en las regiones del Maule, Ñuble, Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos.

Como inicio de esta labor se realizaron durante octubre, en línea, los talleres iniciales con las regiones involucradas, entregándose los lineamientos básicos, estructura y funcionamiento. Además, se abordó el cómo se desarrollarán y cumplirán las metas de los proyectos presentados por las seis regiones.

También se recordó que el Proyecto de Pagos Basados en Resultados de Chile, bajo el enfoque REDD+, tiene su origen de financiamiento en el Fonde Verde del Clima, dependiente de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), está orientado para países en desarrollo y enfocado en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, y que mediante la reforestación, restauración y manejo sustentable de los recursos vegetacionales se contribuye a la disminución de la vulnerabilidad ambiental, social y económica que genera el cambio climático.

En la presentación, el saludo inicial lo entregó el director ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), Rodrigo Munita, entidad mandatada por el Ministerio de Agricultura para desarrollar la Estrategia de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales (ENCCRV) en el país, resaltando que “estamos orgullosos de formar parte, en conjunto con la FAO, de un proyecto fundamental como es el Fondo Verde del Clima. Con estas iniciativas  estamos dando forma a una nueva CONAF que en su construcción se hace cargo del gran desafío del cambio climático”.

Por su parte, Rodrigo MoreraTask Manager GEF-FVC de FAO Chile, agradeció a CONAF la confianza depositada en la FAO para liderar la ejecución de este proyecto, manifestando que “este proyecto es de muchísima importancia, no sólo porque es el primero de pago por resultados que ejecuta la organización, sino que también es uno de los primeros proyectos, de estas características, que se desarrolla en el mundo. Se trata de un proyecto que reconoce los avances y los logros, en este caso de Chile, en la lucha contra el avance del cambio climático y la gestión de sus recursos vegetacionales. Por eso creemos, desde FAO, que es muy importante contar desde el inicio con la participación de las regiones, en el diseño y la planificación de cómo se va a abordar este proyecto”.

Durante los talleres, se dio a conocer que, gracias a este fondo, se implementarán actividades de gestión forestal sustentable en 25.541 ha de bosque nativo. De estas, 7.688 hectáreas deberán ser forestadas o revegetadas; 4.271 hectáreas deberán ser restauradas; 3.844 hectáreas serán manejadas por medio de silvicultura preventiva contra incendios forestales; y 9.738 hectáreas de  modelos funcionales de gestión forestal con criterios de ordenación y dendroenergía. Además, se realizarán acciones de educación ambiental, a través de lo cual se buscará informar y educar acerca de la existencia y valor del bosque nativo y destacar los servicios ecosistémicos que éstos brindan; transferencia tecnológica de alternativas de manejo y uso de residuos silvoagropecuarios, ya que se busca entregar a los agricultores alternativas rentables y técnicamente factibles de manejo y uso de sus residuos post cosecha; y el fortalecimiento de la capacidad de fiscalización forestal y ambiental de CONAF, con el objeto de asegurar la protección de los recursos vegetacionales.

En el caso de Chile, la reducción de emisiones transadas, que fueron de 6.136.473 toneladas promedio anuales de CO2 equivalente reducidos en los años 2014 – 2016, se concordó con el Fondo Verde del Clima un total de 14 millones y fracción de toneladas de reducción de emisiones (considerando un resguardo del 21% que constituye un fondo de reserva ante riesgos naturales y antropogénicos).

En los talleres, fue precisamente Pablo Honeyman, consultor de Pago por Resultados para este fondo de FAO, quien presentó una proyección de las metas regionales, estimadas según asignación presupuestaria producto de los resultados obtenidos por las regiones, y cómo eso se podría proyectar en cada una de las actividades vistas, precisando que “de manera que usando un simple cálculo aritmético, realizado en  forma proporcional, la región pueda evaluar y proyectar las metas que podría cumplir en el plazo de este proyecto. De esta manera buscamos tener en algunas semanas una primera versión de esas metas para cada región y con eso podamos habilitar la planificación del proyecto”.

En cada encuentro, las autoridades, directores regionales y profesionales de CONAF asistentes, presentaron las diversas situaciones por las que atraviesa cada territorio. Finalmente, la discusión abierta se convirtió en una instancia excelente para presentar consultas y aclarar las diversas dudas de profesionales y actores regionales.

El gerente de Desarrollo y Fomento Forestal de CONAF valoró la asistencia y consultas de los profesionales de regiones, destacando que “para ello hemos implementado una lógica de forma de gestión lo más transparente y participativa posible, para una buena implementación del proyecto”.

bosque nativoconaffaoFondo verde del climareforestación
Comentarios (0)
Agregar comentario