Fiesta de la Independencia marroquí

Marruecos celebra fecha emblemática en su edificación como país moderno.

El pueblo marroquí celebró, este miércoles 18 de noviembre del 2020, el 65 aniversario de la Fiesta de la Independencia, fecha emblemática en la edificación del Marruecos moderno y que conmemora el ilustre discurso pronunciado por el Libertador de la Nación, el difunto Rey Su Majestad Mohammed V, para anunciar, el 18 del mismo mes de 1955, el fin del Protectorado y la liberación de la Patria, dos días después de su regreso de un exilio de dos años, en Madagascar.

Grabada en los anales de la historia contemporánea del Reino de Marruecos, esta epopeya inmutable será, para siempre, el momento ideal para rendir homenaje a la lucha ininterrumpida por librarse del yugo de la ocupación extranjera y restablecer un Estado de derecho unido e independiente después de que le haya sido impuesto el Protectorado (en 1912) por las potencias occidentales, particularmente Francia y España.

“Estamos encantados de poder anunciar el fin del régimen de tutela y del protectorado y el advenimiento de la libertad y la independencia”, declaró el difunto Soberano el 18 de noviembre de 1955 a su regreso del exilio, en compañía de su familia. “Hemos pasado de la batalla del pequeño Jihad a la del gran Jihad”, prosiguió el Sultán Sidi Mohammed Ben Youssef.

Verdadera hoja de ruta, este primer discurso de la Independencia pronunciado por el difunto Rey S.M. Mohammed V ante un pueblo jubiloso, constituyó el símbolo inquebrantable del compromiso de la Nación en el proceso de construcción de un Marruecos moderno y libre, tanto que los esfuerzos del pueblo en el proceso de edificación de la nación se vieron reforzados por la visión sabia y previsora del difunto Rey S.M. Hassan II, quien sentó las bases de la democracia, el pluralismo político y el liberalismo económico.

El proceso de edificación del Estado marroquí se prosiguió con la recuperación de la unidad e integridad territorial, que se hizo en sucesivas etapas, de manera progresiva, a lo largo de los años: la parte central y norte de Marruecos fue recuperada en 1956, la ciudad internacional de Tánger en abril de 1956, las ciudades de Tan Tan y Tarfaya en 1958, de Sidi Ifni, en 1969, y el Sahara marroquí en 1975 con la Marcha Verde, que constituyó la última etapa de la recuperación por Marruecos de sus Provincias del Sur, en el marco de un largo proceso pacífico marcado por el dialogo y las negociaciones.

Luego, la prontitud en el establecimiento de los pilares de la modernización económica del Reino y la consagración de los valores de la ciudadanía y del Estado de derecho, así como de las instituciones democráticas se dio bajo la perspicaz orientación de S.M. el Rey Mohammed VI.

Sucediendo así al Libertador de la Nación, y al Edificador del Estado, El rey Mohammed VI, no ha dejado, desde su entronización, el 30 de julio de 1999,de multiplicar las iniciativas, obras y grandes campos de trabajo para enarbolar a Marruecos entre las grandes naciones en un marco de armonía y cohesión entre las diversas fuerzas vivas de la sociedad, a fin de hacer frente a los múltiples desafíos del tercer milenio y fortalecer la dinámica del Reino como socio confiable a nivel internacional.

Las incansables reformas políticas, jurídicas, sociales y económicas llevadas a cabo desde su entronización, y las múltiples infraestructuras erigidas por el Monarca, como el Puerto Tánger Med, la red de autopistas, el tren de gran velocidad, o la estación solar Noor, entre tantas otras, así como los planes estratégicos nacionales puestos en marcha bajo su sabio liderazgo, como la Iniciativa Nacional para el Desarrollo Humano, el Plan Azur, el Plan Marruecos Verde, el Plan Solar y muchas otras iniciativas atestiguan de la firme determinación de Marruecos de seguir construyendo su porvenir y de hacer del desarrollo su corolario de hoy y de mañana.

65 años después del discurso del Libertador de la Nación, la cuestión de la integridad territorial del Reino está, todavía y con razón, en el centro de los esfuerzos del Soberano actual, especialmente mediante la propuesta de otorgar una amplia autonomía a las Provincias del Sur de Marruecos en el marco de su soberanía.

Al celebrar, como de costumbre, este aniversario, el pueblo marroquí corrobora su irrefutable convicción de total adhesión y apoyo incondicional a los esfuerzos realizados para preservar la integridad territorial del Reino y consolidar su posición como país que brinda paz y estabilidad en la región.

africaaniversarioINDEPENDENCIAMARRUECOS
Comentarios (0)
Agregar comentario