Francisco Martorell: el planeta no se quema; nosotros lo estamos quemando

Por Francisco Martorell Cammarella, director multiplataforma EP

Preocupa la política del twitter, no aquella que sirve para medir la atmosfera ciudadana, sino de la que abusan los que hoy ostentan el poder y suelen usar la red social para dar a conocer desde sus estados de ánimo hasta decisiones fundamentales y que -a veces- afectan a millones de personas.

Suele personificarse en Donald Trump una utilización desmesurada de las aplicaciones. Y, qué duda cabe, el mandatario estadounidense es el campeón de la desfachatez en ese sentido, pero otros no se quedan atrás. Lo vimos en agosto en la disputa digital entre los presidentes de Francia y Brasil.

No hay mejor herramienta para distanciarse que la utilización social y política de mensajes en caracteres medidos, donde no se ve el rostro ni la impostación de la voz o el sentido último de las palabras. Eso, una verdad de Perogrullo, tendrían que saberlo quienes tienen la responsabilidad de gobernarnos. Hacer un RT o un like es algo que debe pensarse, dos veces al menos. Igual que responder o crear un mensaje.

El mundo no pasa por tiempos fáciles, transitamos de la guerra comercial a la de divisas, la Amazonía se está quemando, hay crisis en el campo de la salud mental y el calentamiento global amenaza con terminar con el planeta. En ese marco, sin duda, se requiere de opiniones y debates, reposados y con fundamento, donde se converja hacia soluciones, sabiendo que siempre habrá que ceder algo, porque en esta época no tienen cabida los autoritarismos ni las mayorías permanentes o circunstanciales. Hay que pensar y crear en colectivo, recogiendo lo mejor de cada propuesta. Escuchando al otro.

Y el problema es que estamos lejos de lograr un debate armonioso, porque es más fácil ganar adeptos con frases cortas -a veces de 140 caracteres- gobernar con las encuestas y tratar al otro como, simplemente, no quisiéramos ser tratados.

El planeta no se quema; nosotros lo estamos quemando.

martorellmedioambienteplanetatwitter
Comentarios (0)
Agregar comentario