José Maza, premio nacional de Ciencias: “Este es un estallido social, no del lumpen”

El doctor en astrofísica, académico de la Universidad de Chile y verdadero rockstar de la astronomía, mantuvo una larga charla en El Periodista TV, de la cual extrajimos sus dichos más destacados respecto a las protestas sociales que se producen desde el 18 de octubre pasado.

Por Francisco Martorell Cammarella

“Este estallido social es la consecuencia, la caña de la farra, por no educar al pueblo” comienza hablando José Maza Sancho, el divulgador científico más importante del país, que llena estadios y sube el rating en la TV.

Este año fue suyo, además, porque lo escuchamos con atención, en tiempos de eclipse, junto con mirar hacia el cielo.

Académico, premio nacional de Ciencias, buen conversador (“hablo demasiado”, dice él), el estallido social lo encontró en Miami, donde visitaba a sus hija y sus nietos. “Llegué dos semanas después, no quise hablar, porque quería empaparme de lo que estaba ocurriendo, conocer la realidad”, asegura.

Destaca que “no nos han educado por 200 años”, reclama contra la letra chica, incluso la que existía en el siglo XIX cuando las primeras leyes de obligatoriedad de la educación no se cumplieron y hoy pide, por favor, que se enseñe a los chilenos a pensar. “La mitad de la población que sabe leer, no entiende lo que lee (…) La gente lo lee y no está muy seguro de lo que está leyendo. Eso significa que no nos han enseñado a pensar. Hay que enseñarle a pensar a los niños, desde los cuatro años, que vayan pensando, que vayan cultivando el seso”, señala en esta entrevista que le realizamos el viernes 29 en El Periodista TV.

Para él, que siempre alertó de la posibilidad de una explosión social, hay muchas cosas que contribuyeron al estallido, por el ejemplo cuando en el verano el entonces presidente de Gasco, Matías Pérez Cruz, expulsó a tres mujeres de “su” playa en el Lago Ranco. “Aparte, mira la facha. Uno comunica con lo que anda. Él casi salió desnudo -Apolo debió haberse tapado los ojos al verlo-, para demostrar que hacía lo que le daba la gana. Es una cuestión de poder”, enfatiza.

Dice, asimismo, que le “arruga el estómago” la quema de edificios patrimoniales. “Tengo una apreciación especial por los edificios ¿Por qué quemaron la casona Schneider? Porque el que lo hizo le daba lo mismo quemar dos tablas, porque no lo hemos educado, no le hemos enseñado ningún valor. La cultura y la educación ayudan a apreciar la belleza y el patrimonio. Cuando en este país todos seamos capaces de apreciar la belleza de una flor, la belleza de un árbol, la belleza de un edificio, vamos a ser otro Chile, un país que hoy no existe”.

¿Es la desigualdad el problema?

 Para mí no es la causa. Es que entre el extremo de arriba y el extremo de abajo, que haya una gran diferencia, no creo que sea el gran problema. Yo creo que el piso del cual partimos es muy bajo. Si el sueldo mínimo fueran 800 lucas, da lo mismo las fortunas que tengan 10 familias, pero el salario mínimo no es ni 300 mil pesos. Esas cuestiones han ido produciendo una irritación, cuando a todos los tienen cansados y hay un sistema de abusos generalizados. ¿Por qué dejaron robar a las farmacias de esa manera? ¿Por qué dejaron abusar a las isapres? Por qué el presidente Piñera, hace algunos días, no salió en TV y dijo: “Al idiota del BancoEstado lo acabo de echar” después que anunció, magnánimamente, tres  giros gratuitos de la Cuenta Rut al mes y solo para los mayores de 65 años. ¡Por mirar el estado de cuenta, te cobra 100 pesos!

¿Por qué lo permitimos, entonces? Cuando usted dice las farmacias, todos seguimos comprando en las coludidas y también en los que lo hicieron con el pollo o el papel higiénico.  ¿Qué nos pasó? ¿Nos compramos también el modelo?

Yo creo que el modelo de abusos, de abusos descarados, lo hemos permitido. Fíjate, una cuestión machista, asquerosa: mi hija paga 140 mil pesos en la isapre, mi yerno 60 mil pesos por el mismo plan. Porque ella tiene riesgo de quedar embarazada, ¡pero no la va a embarazar el espíritu santo! Entonces, compartan los dos y que la isapre cobre un promedio. A los adultos mayores, a mí, todos los años me suben el plan de la Isapre. Llevo la carta, se la entrego a mi hija que es abogada, ella la tramita y ganamos el juicio y me tienen que congelar el plan. Yo le pregunto a mi hija por qué lo hacen. Ella me dice “muy simple, envían esa carta a un millón de personas, cien mil apelan y la Corte le da la razón a todos, pero los otros 900 mil no apelan y sonaron”. El año que viene de nuevo. Ellos saben que no se debe hacer. La Corte les dijo que no. Pero les conviene hacerlo. Cuando los pillan coludidos, con precios diez veces más de lo que debían, los mandan a clases de ética. Chile es en el Capitalismo lo que Corea del Norte es en el comunismo. ¡Somos la Corea del Norte del capitalismo!

Y prácticamente nadie fiscaliza, ni este gobierno ni los anteriores…

Vergüenza les debería dar. Los patipelados de la Concertación, los pusieron a controlar los bancos, terminó el período y se fueron a trabajar a ellos. Los pusieron a controlar las sanitarias y terminaron en las sanitarias y los que controlaban las Isapres, terminaron en las Isapres. En este otro gobierno, entonces, los traen de las isapres para que las controlen. Los sacan de los Bancos para que controlen los Bancos. Los controles son una broma.

Por otro lado, ¿qué ha fallado en el sistema? Un amigo me ha tratado de comunista, que quiero destruir el modelo y que deseo que esto se transforme en Cuba. El sistema es perfecto, pero con controles rigurosos.

¿Cómo debe enfrentarse este momento?

Yo creo que el estallido social tiene una raíz profunda y que de esto el único que nos puede sacar de una manera eficiente y rápida es el Presidente de la República.

Mario Desbordes sostiene que debe avanzarse simultáneamente en las tres agendas, política, social y de seguridad…

Yo también creo que hay que abordarlas todas simultáneamente, podemos caminar y masticar chicle, como dicen. Lo que tienen que entender y es lo que me preocupa, que aquí hay una enfermedad y nos está causando una fiebre social. Tal vez necesitamos paracetamol para bajarla un poquito. Pero se requiere dar antibióticos para solucionar la enfermedad. Si tú tienes 40 de fiebre, nadie va a decir “no, no le demos nada para la fiebre”, necesitamos darle algo porque te puede matar. Bajando un poco la fiebre no vamos a solucionar nada, si la enfermedad produjo la fiebre, no al revés.  Esto no fue un estallido del lumpen que se puso a saquear. No, esto es un estallido social con un millón 200 mil personas en Plaza Italia, pero miles a lo largo de todo el país, con demandas que son de justicia social. ¡No queremos que nos pasen más por el aro!

Entonces los abusos, la cultura del abuso, yo creo que estaba presente en Chile por mucho tiempo, pero es que ahora ya está cuestión, como dijo Nicanor Parra, es la cueca en pelotas.

Usted cree que con todo lo que está pasando, más allá de la solución que se encuentre y como se salga de este estallido ¿existirá una toma de conciencia o vamos a seguir pegados en el diagnóstico y dentro de seis meses seguiremos hablando de lo mismo? Que siguen coludidos, que siguen los abusos, que sigue la prepotencia…

Con el estallido social que hemos tenido me resulta difícil pensar que en seis meses más la gente que hoy día está protestando con bastante acaloramiento, incluso, vaya a aceptar que se los sigan pasando por el aro.

Por lo menos, en el nivel más grosero, los abusos se tienen que terminar…  Por otro lado, el capitalismo es fantástico para muchas cosas, para el 80% de las cosas, pero para la salud no y para la educación tampoco. Dejemos eso afuera del mercado.

“EL GOBIERNO NO HA ATINADO”

En la entrevista, luego de plantearle que para aplicar la aspirina y recuperar el orden público, el Presidente y sus ministros parecieran no haber estado a la altura, Maza es enfático en señalar que “el gobierno ha perdido seis semanas en las que no ha atinado”.

“Cuando parte todo esto, que lo gatillan los 30 pesos, el Presidente se va a celebrar la fiesta de cumpleaños de un nieto. Es decir, espera una irrelevancia y, después, cuando queman todas las estaciones de Metro quedan todos sorprendidos, reaccionan tarde”, señala.

Agrega que lo que vino después, “las escenas de violencia que uno ha visto ahí en la Plaza Italia entre manifestantes y carabineros, son imágenes espantosas. Carabineros disparando balines, que son un 80% metálico, con un recubrimiento de goma, que dañan a decenas de personas, provocando en algunos daños oculares permanentes. Fue una actuación irresponsable de nuestra policía.

“Yo creo que este chico Gatica debería demandar al Estado, el Estado debería indemnizarlo en 5 mil millones de pesos, para que el hombre pueda vivir una vida completa, porque que el Estado, las Fuerzas del Estado, lo hayan dejado ciego no es menor y a lo mejor el Estado entendería -si la Corte Suprema le da una indemnización millonaria a este muchacho Gatica y también a la señora que perdió la visión de un ojo por una bomba lacrimógena- que se trata de actuaciones irresponsables que no pueden tolerarse. Yo no creo que el General de Carabineros les haya dado órdenes ‘vayan y dejen ciego a la mayoría’. No, pero si disparan con una escopeta ¿cómo apuntas con una escopeta? Esas escopetas están prohibidas en casi todo el mundo”.

A Maza, sin embargo, tampoco lo dejó indiferente el ataque a una patrulla en Recoleta.

“Cuando vi a una banda de cobardes en realidad, asaltar una patrulla de Carabineros en el Barrio Bellavista y le tiran piedras, le rompieron todos los vidrios de un auto, que es nuestro, la hicieron pebre y había dos Carabineros adentro. Los querían matar. Bueno, hasta que uno abrió la puerta del auto y empezó a disparar al aire, por suerte tuvo la cabeza lo suficientemente fría para hacerlo. Es una salvajada, si los Carabineros son ciudadanos igual que tú, igual que los idiotas que estaban atacándolos. De qué estamos hablando, ellos serán verde, pero no son alienígenas.

Para Maza el problema parece ser que “el Presidente no está viendo” y, señala, “día a día la cuestión se va poniendo peor”. Piñera, dice, tiene el sartén por el mango y él es el que tiene que desactivar esta cuestión. “Si considera que tiene que declarar el estado de sitio, declare estado de sitio y saque a todos los milicos a la calle. Si eso es lo que él cree… pero está ahí con que sí, con que no, con qué ‘bueno que lo vamos a sacar’, pero (…) se está cantinfleando. Cantinflas lo hubiera hecho mejor que él”, señala en sorna.

Y agrega: “Aquí el Director de la Orquesta es él y lo elegimos todos. Los que no fueron a votar también lo eligieron, al igual que los que prefirieron a Guillier, porque no ir a votar es una manera de manifestarse. Todos los que participamos en forma explícita o tácita, legitimamos la elección y por lo tanto el ganador es perfectamente legítimo.

Así funciona la democracia.

Claro, a Piñera lo elegimos todos y le quedan dos años de mandato. Él tiene que terminar y él tiene que desactivar esta bomba, pero permitiendo que sus ministros se mofen de la gente, permitiendo que el gerente del BancoEstado diga una estupidez, etcétera, no vamos para ningún lado. Él sólo está pensando en si darle aspirina, paracetamol o alguna otra cuestión para fiebre, pero yo no veo ninguna medida. Este movimiento, además, ha demostrado que todo lo que nos dijeron durante 30 años que no se podía hacer, sí se puede.

¿Cómo debe estar integrada, a su juicio, la convención constitucional?

Creo que hay que juntar 200 personas, 100 mujeres y 100 hombres, con una representatividad transversal de todos los rincones de Chile, que conversen y que pongan todas las ideas juntas y una vez que estén armadas todas las cosas, ahí que la gente, expertos, redacten una Constitución que refleje todas esas ideas. Todos tienen que poder hacer un aporte, porque todos somos Chile, todos somos del Estado.

chilecienciasddhhestallidomazaprofesor
Comentarios (0)
Agregar comentario