Marruecos continúa aferrado a la legalidad en el Sahara

Mientras que Marruecos se aferra a la legalidad internacional, las milicias del Polisario se lanzan en operaciones de bandidaje obstaculizando y atacando la libre circulación de personas y mercancías en la zona tampón de Guergarat cerca de la frontera con Mauritania.

Por Roberto León Ramírez*

Después de asumir la máxima contención, frente a las provocaciones de las milicias del “Polisario”, “el Reino de Marruecos no tuvo más remedio que ejercer sus responsabilidades para poner fin a la situación de bloqueo generada por las graves e inaceptables provocaciones de esta milicia en la zona tampón de Guerguerate en el Sáhara marroquí, acompañadas también de acciones de bandidaje. Esta mañana las Fuerzas Armadas Marroquíes restablecieron la libre circulación civil y comercial”, en el paso fronterizo entre Marruecos y Mauritania.

En un comunicado del Ejército Marroquí, se afirmaba también que “tras el bloqueo por unas sesenta personas, encuadradas por milicianos armados del Polisario, de la carretera que atraviesa la zona tampón de Guerguerate, que une el Reino de Marruecos con la República Islámica de Mauritania, y la prohibición del derecho de paso, las Fuerzas Armadas Reales proceden al establecimiento de un cordón de seguridad para garantizar el flujo de bienes y personas a través de este eje”, precisa la misma fuente.

“Esta operación no ofensiva, sin ninguna intención bélica, es llevada a cabo según claras reglas de compromiso, que estipulan que debe evitarse todo contacto con personas civiles y que el uso de las armas debe ser únicamente en caso de legítima defensa”, concluye el comunicado.

La instalación de 22 escondites de armas disfrazadas debajo de carpas en la zona buffer de Guerguerate desde el 21 de octubre último, además del despliegue de armamento pesado y costoso, viene a desmentir el discurso de victimización de Argelia y de su Polisario en lo que concierne la situación humanitaria de los campamentos de Tinduf y confirma lo que Marruecos siempre ha explicado: el desvío a gran escala de las ayudas humanitarias para entretener no solamente el tren de la vida lujosa de los dirigentes del Polisario, sino también el financiamiento de la compra de armamento de este grupo separatista en una región sahelo-sahariana altamente inestable.

El bloqueo en la zona tampón de Guerguerate es un acto flagrante de desengaño ante las Resoluciones del Consejo de Seguridad, instancia suprema des NNUU, encargada de mantener la paz y la seguridad internacionales, que ha expresado su preocupación en cuanto a la presencia del Polisario en la zona tampón, exigiendo que se abstenga de todo acto susceptible de desestabilizarla situación o comprometer el proceso político llevado acabo por NNUU, pidiéndole que se retire inmediatamente de la zona tampón.

El Secretario General de la ONU había llamado tres veces al Polisario, para que se retirase del paso fronterizo y preservar la libertad de circulación civil y comercial a Guerguerate, el último llamado fue reiterado el 21 de octubre.

Las demostraciones de fuerza del Polisario, que exhibe a vista de todos, los armamentos pesados en la zona tampón y la propaganda frenética que lo acompaña a través de los órganos de prensa oficiales argelinos, delatan la fiebre del grupo separatista y sus protectores argelinos frente à la credibilidad de Marruecos cerca de la Comunidad internacional, sobre todo después de la adopción de la Resolución 2548 del Consejo de Seguridad.

leonMARRUECOSsahara
Comentarios (0)
Agregar comentario