Mitad de trabajadores de empresas privadas no podría sacar a una familia promedio de la pobreza con su salario

El estudio de Fundación SOL señala, además, que el 50% de los trabajadores chilenos gana menos de $400.000 y prácticamente 7 de cada 10 trabajadores menos de $550.000 líquidos.

Fundación SOL presentó su hoy último estudio “Los Verdaderos Sueldos de Chile: Panorama actual del valor de la fuerza de trabajo usando la ESI 2018”.

De acuerdo a los recientes datos entregados por la Encuesta, se puede concluir que en Chile se registra un considerable atraso salarial. El análisis de los datos da cuenta de ello y, además, permite establecer un completo panorama sobre los salarios en Chile y el bajo valor de la fuerza de trabajo.

Uno de los datos más concluyentes, señala que en noviembre de 2018, la línea de la pobreza por ingresos en Chile para un hogar promedio de 4 personas, fue de $430.763. Si consideramos sólo a los asalariados del sector privado que trabajan jornada completa, el 50% gana menos de $421.516, esto quiere decir que ni siquiera podrían sacar a su grupo familiar de la pobreza y se hace obligatorio que al menos dos personas trabajen en el hogar.

“Específicamente, el 57% del total de ocupados en Chile, no podría sacar a una familia promedio de la pobreza, en el caso de las mujeres sería el 64% y para los hombres 52%. A esto se suma, que el 51% de los asalariados privados que trabajan jornada completa se encuentra en igual situación, lo cual da cuenta de los elevados niveles de precariedad que existen en el mundo del trabajo”, señaló Marco Kremerman, investigador de Fundación SOL y uno de los autores del estudio.

Además, se señala que el 50% de los trabajadores chilenos gana menos de $400.000 y prácticamente 7 de cada 10 trabajadores menos de $550.000 líquidos. Sólo el 20,2% gana más de $750.000 líquidos.

“Es importante entregar también la mirada de género respecto a estas cifras, donde encontramos que el 83,7% de las mujeres que tienen un trabajo remunerado gana menos de $750 mil líquidos”, agrega Gonzalo Durán, investigador de Fundación SOL y otro de los autores del estudio.

La otra cara de los bajos niveles salariales, es la del endeudamiento.Según los datos del XXIV Informe de Deuda Personal Universidad San Sebastián – Equifax (marzo 2019), se estima que en Chile más de 11 millones de personas están endeudadas (lo que equivale a más del 80 % de los mayores de 18 años) de las cuales, 4,6 millones están morosas,vale decir, ni siquiera pueden pagar las deudas que han contraído. Específicamente, el número de deudores morosos entre marzo de 2012 y marzo de 2019 pasó de 1.390.127 a 4.604.770. El monto promedio de la morosidad es de $1.754.525.

Además, según los datos de la última Encuesta de Presupuestos Familiares (VIII EPF) del INE, más del 70% de los hogares está endeudado y, según el Banco Central, para el primer semestre del 2019, la deuda total de los hogares asciende a un 73,5% de sus ingresos disponibles anuales. En 2003, ésta era del 38%.

Una mirada al territorio

En las regiones de Coquimbo, Libertador, Maule, Biobío, Araucanía, Los Ríos, Arica y Parinacota y Ñuble se observa un atraso salarial más pronunciado, ya que el 70% de los ocupados/as percibe menos de $500 mil.

En la siguiente tabla, es posible observar lo que ganan el 50% de los trabajadores (P50) o menos, el 70% de los trabajadores o menos (P70), el 80% de los trabajadores o menos (P80) y promedio:

En 21 de las 33 grandes ciudades chilenas informadas, la mediana no supera los $400 mil, en 11 se ubican entre $400 mil y $500 mil y solo en Calama se supera los $500 mil, llegando a los $800 mil.

Categoría ocupacional y tamaño de la empresa

Al analizar los datos según categoría ocupacional, se concluye que en el promedio, las personas que trabajan en el sector público ganan un 16,3% más que aquellos que trabajan en grandes empresas del sector privado.

Sin embargo, es importante constatar, que mientras el 23,4% de los asalariados del sector privado registra educación superior universitaria y/o postgrados, en el caso de los asalariados del sector público es el doble (45,8 %).

Tal como se podría esperar, los trabajadores asalariados contratados por grandes empresas (aquellas que tienen más de 200 trabajadores) registran salarios más altos, no obstante, el 50% (mediana) gana menos de $480 mil líquidos y sólo un 30% gana más de $700 mil. De hecho, prácticamente 6 de cada 10 asalariados que gana menos de $550 mil, trabaja en empresas de mayor tamaño (grandes y medianas), dando cuenta que el atraso salarial señalado anteriormente se extiende a lo largo de las distintas unidades productivas.

Empleo precarizado

En Chile, se registran más de 770 mil Subempleados, y el 50% gana menos de $150 mil. Además, se registran 1,1 millones de Asalariados que no tienen contrato de trabajo, y el 80% gana menos de $412 mil.

“En Chile existe casi 1 millón de trabajadores asalariados externos, es decir por subcontratación y suministro. Los trabajadores directamente contratados, en promedio perciben salarios 12,8% mayores que los externos y esa brecha supera el 70% en sectores tales como Minería, Administración Pública y Actividades Financieras, entre otros”, explica Durán.

“Finalmente, hacemos un llamado al ministro del Trabajo, quien constantemente -para analizar la situación del empleo en Chile- ha dejado de utilizar las cifras del INE, y ha tomado como referencia datos administrativos del Seguro de Cesantía o de los cotizantes de las AFP, por su supuesta falta de adecuación a la realidad del mundo del trabajo en en país. Sin embargo, lo que demuestran los datos, al ajustar el ingreso de la ocupación principal a montos brutos, es que con la ESI se obtiene un promedio salarial mayor que los datos administrativos que entrega la Superintendencia de Pensiones para los cotizantes dependientes de las AFP ($830.610 v/s $788.098)”, finaliza Kremerman.

Fundación SolINEsalarios
Comentarios (0)
Agregar comentario