Proponen cambiar el sistema de cálculo de subvenciones para evitar pérdidas económicas en los colegios rurales

Actualmente el cálculo se realiza en base a una compleja tabla, que entre otros factores multiplica la cantidad de asistencia de los alumnos a cada escuela. Frente al hecho de que en las localidades más apartadas, el retorno a clases ha sido lento tras el terremoto, lo que significa grandes pérdidas a los colegios, parlamentarios propusieron cambiar el sistema de cálculo, reemplazando la asistencia por la matrícula de estudiantes.

Modificar el sistema de cálculo de la subvención educacional para los establecimientos educacionales rurales y los que están ubicados en zonas extremas, solicitaron los senadores Carlos Bianchi, Lily Pérez, Francisco Chahuán, Antonio Horvath, Carlos Kuschel, Jaime Orpis y Baldo Prokurica, a través de un proyecto de acuerdo.

El texto, que deberá ser estudiado por la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, solicita al Presidente de la República Sebastián Piñera que evalúe cambios a objeto de que el cálculo de la subvención se efectúe en base a la matrícula de alumnos y no tomando como parámetro la asistencia.

Esto, pues según los senadores el actual sistema de cálculo genera importantes pérdidas para los establecimientos que están en zonas rurales o apartadas, dado que es más complejo garantizar la asistencia de los alumnos para los efectos de la subvención.

Cabe recordar que el monto de las subvenciones se encuentra establecido en un complejo sistema de tablas que combina distintos factores para establecer el monto que corresponde a cada tipo de subvención, siendo en total lo que resulte de multiplicar el valor unitario que corresponda conforme al inciso primero del artículo 9° y al artículo 11 por la asistencia media promedio registrada por curso en los tres meses precedentes al pago.

Dichos montos tienen contemplados una serie de incrementos, entre los cuales se encuentra el destinado a los establecimientos educacionales rurales. Para estos establecimientos el monto de la subvención es igual al total que reciben el monto general multiplicado por el factor que corresponda de acuerdo a la asistencia media promedio.

Menos recursos

La legislación vigente señala que los establecimientos rurales son aquellos ubicados a más de cinco kilómetros del límite urbano más cercano, salvo que existan accidentes topográficos importantes u otras circunstancias permanentes derivadas del ejercicio de derechos de terceros que impidan el paso y obliguen a un rodeo superior a esta distancia o que esté ubicado en zonas de características geográficas especiales.

Por ello, los senadores plantean que “respecto al factor de cálculo en torno a la asistencia, la realidad en muchas zonas rurales, especialmente en aquellas de zonas extremas durante los períodos invernales, la asistencia por parte de los alumnos disminuye considerablemente, lo que afecta directamente el monto de la subvención, cuestión que ha provocado una grave crisis financiera al interior de estos establecimientos educacionales”.

A modo de ejemplo, citaron el caso de la comuna de Punta Arenas, donde según señalan “cada punto de asistencia menos, significa una pérdida de alrededor de 12 millones de pesos, puesto que la subvención general de un alumno de educación básica es de $46.113, con 100% de asistencia; si este alumno baja su asistencia a un 80%, se pierden $9.222 por dicho alumno, generándole con esto una perdida importantísima que atenta directamente contra los fines de esta subvención”.

(Fuente. Senado.cl)

Comentarios (0)
Agregar comentario