Médico de Tabaré sostiene que el cáncer del mandatario no interfiere con su actividad presidencial

El presidente de Uruguay anunció que continuará con sus deberes presidenciales mientras se realizan más estudios de su cáncer.

El presidente uruguayo de 79 años, Tabaré Vásquez, quien el martes informó a su país que padece de un cáncer al pulmón, no dejará su actividad gubernamental y aseguró hoy que el tratamiento lo realizará íntegramente en su país, que cuenta con excelente especialistas y capacidad hospitalaria, sostuvo.

Vásquez, quien enviudó el 31 de julio pasado, señaló que se le comprobó la existencia de un nódulo pulmonar derecho y que el mismo tenía “características muy firmes de que se pueda tratar de un proceso maligno”.  Adelantó que esta semana tendría un diagnóstico definitivo.

El dos veces presidente fue oncólogo, luchando precisamente contra este tipo de cáncer durante el tiempo que practicó medicina.

Mario Zelarayán, su médico personal, afirmó que el tumor detectado “no interfiere en absoluto con su actividad” y que el tratamiento será en la mutualista Asociación Española, donde Vásquez fue jefe de Oncología por varios años.  

Uruguay posee uno de los más altos índices de cáncer de pulmón de América Latina, con 1.500 casos por año, 1.200 de los cuales resultan en muertes. Vásquez logró implementar reglamentaciones durante su primera presidencia entre 2005 y 2010 que convirtieron a Uruguay en uno de los países más estrictos en cuanto al consumo y publicidad del tabaco. 

La vicepresidenta Lucía Topolansky subrogará a Tabaré solo durante el tiempo que esté obligado a internarse para recibir sus tratamientos médicos. 

El mandato de Vásquez expira el 1 de marzo de 2020. Mientras tanto, su partido político, el Frente Amplio, se prepara para las elecciones presidenciales y parlamentarias en octubre.

cáncerPRESIDENTETabaré Vázquezuruguay
Comentarios (0)
Agregar comentario