Argentina aísla a Buenos Aires hasta el 17 de julio ante aumento de casos de COVID-19

BUENOS AIRES, 26 jun (Xinhua) -- El gobierno argentino decidió hoy aislar por completo al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) del 1 al 17 de julio ante el rápido crecimiento de casos del nuevo coronavirus (COVID-19) en esa zona, donde reside el 40 por ciento de la población del país.

El anuncio fue realizado por el presidente argentino, Alberto Fernández, quien dijo que el AMBA volverá a una fase estricta del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

“Hoy el 97 por ciento de los casos que se detectan ocurren en el AMBA, y en los últimos 20 días los casos aumentaron allí un 147 por ciento, y los fallecidos aumentaron un 95 por ciento”, informó el mandatario a través de un mensaje grabado que se difundió desde la Residencia Oficial de Olivos.

Fernández compareció junto al jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y señaló que la decisión se adoptó para parar el ritmo del contagio y aliviar el nivel de ocupación de las camas de terapia intensiva, que hoy llega a un 54,1 por ciento en el AMBA.

“El AMBA está contagiando al resto del país, entonces tenemos que hacer un esfuerzo enorme en ese lugar para preservar la salud de los que vivimos allí y para ser solidarios con el resto del país, que no está teniendo problemas”, planteó el presidente.

Fernández subrayó que en esa región se volverá a cerrar la circulación, y desde las cero horas del lunes el transporte público quedará limitado para empleados de 24 servicios considerados esenciales.

“El miércoles 1 de julio vamos a dar un paso más severo, vamos a pedirles a todos que vuelvan a aislarse en sus casas y sólo salgan para buscar provisiones para la vida cotidiana. Hasta el 17 eso va a funcionar así en toda el AMBA, y sólo estarán en funcionamiento los servicios esenciales, que son los de seguridad, salud, alimentación y farmacológicos”, precisó el mandatario.

“Volver a la fase de aislamiento estricto era algo que sabíamos que podía pasar, pero el esfuerzo que hicimos no fue inútil. Si no lo hubiéramos hecho todo sería más grave. La economía se deteriora pero se recupera, lo que lamentablemente no vamos a recuperar son esos 1.000 argentinos que nos dejaron”, afirmó el jefe de Estado.

El mandatario anunció que el gobierno mantendrá la asistencia económica a empresas del AMBA y continuará el pago de un ingreso familiar de emergencia a quienes lo necesiten en esa zona, en la provincia de Chaco (norte), y en algunas zonas de la provincia de Río Negro (sur).

Fernández aseguró que fuera del AMBA la actividad económica funciona en un 80 por ciento, y que en 20 de las 24 provincias del país el 95 por ciento de los comercios está trabajando.

Argentina reportó su primer paciente de COVID-19 el 3 de marzo, y hasta la mañana del viernes contabilizaba 52.457 casos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.