Avances en analítica podrán ayudar a prevenir violencia doméstica

Durante la cuarentena, la comuna de providencia reportó un aumento de %500 en las denuncias por violencia intrafamiliar

El encierro prolongado a lo largo del país ha terminado por aumentar el deterioro de la salud mental de los chilenos. Sumado a esto, el aislamiento social hace que las personas sientan mucha más aversión hacia el exterior. Por otra parte, para quienes trabajan desde casa, la jornada laboral se les extiende más de lo habitual.

Estar en casa no significa estar a salvo, y las cifras así lo han demostrado. En Chile, el fono Orientación en Violencia (1455), del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, ha tenido un incremento de 45% en las llamadas el último mes. En Coquimbo, el teléfono de Carabineros destinado especialmente a casos de violencia intrafamiliar (149) ha tenido un aumento en las llamadas de un 70% en relación al año anterior. Así mismo, la comuna de Providencia, reportó un aumento de 500% en denuncias por violencia intrafamiliar durante la cuarentena.

Situación que se replica a través del mundo ya que en España, según el New York Times, el número de emergencias destinado a estos casos específicos recibió un 18% más de llamadas durante las dos primeras semanas de cuarentena, cifra que en Francia aumentó a nivel país en un 30% según lo reportado por la policía a inicios de abril.

Frente a las problemáticas actuales, la tecnología ha intentado plantear soluciones que ayuden a las víctimas durante y después de los incidentes. Algunos avances tecnológicos permiten a los usuarios obtener información relevante para conseguir ayuda (refugios, atención médica), mientras que otras permiten la asistencia remota de forma inmediata durante los incidentes a través de dispositivos portátiles discretos (tipo Iot) que tienen esas facilidades.

En esta área, la compañía de analítica SAS en conjunto con CAP science, trabaja en el desarrollo de dispositivos portátiles que pueden ser usados por las víctimas de violencia y garantizar que el agresor se mantenga a una distancia segura de la víctima. 

Una tecnología que funciona con sensores dentro de un dispositivo portátil similar a un reloj inteligente, que a través de los datos analíticos recopila datos e informa continuamente sobre la ubicación del atacante en tiempo real.

“Si se manipulan los wearables (aparato incorporado en alguna parte del cuerpo), la policía y la víctima son notificados de inmediato”, detalla Kimberly Calhoun, CEO y fundadora de CAP Science Labs LLC. De esta misma forma, si el delincuente se encuentra en algún lugar cercano a la víctima tanto esa persona como la policía recibe una alerta.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.