Bancada DC rechaza y critica nota del gobierno chileno a CIHD

“Gobierno busca debilitar rol encargado de la defensa de los DDHH de una forma inaceptable y reprochable”, señalaron los parlamentarios.

La bancada de diputados de la Democracia Cristiana criticó hoy, en duros términos, la nota diplomática que el 11 de abril se envió -junto a Argentina, Brasil, Colombia y Paraguay- a la Comisión Interamericana (CIDH) en la que se pide respetar la “autonomía” de los países.

En la carta, se apela a que “los Estados gozan de un razonable margen de autonomía para resolver acerca de las formas más adecuadas de asegurar derechos y garantías, como forma de dar vigor a sus propios procesos democráticos. La declaración plantea que dicho margen de apreciación debe ser respetado por los órganos del sistema interamericano”.

Al respecto, el jefe de la bancada DC, Gabriel Ascencio y el diputado Manuel Antonio Matta, integrante de la comisión de RREE, señalaron que la nota es “inaceptable y reprochable, pues debilita el rol fundamental de este organismo, encargado, precisamente, de velar por los DDHH.

A través de una declaración pública, los diputados DC señalaron lo siguiente:

“La prensa de hoy anuncia dos cuestiones difícil de compatibilizar. Por una parte, el Presidente Piñera anuncia que visitará la Corte Penal Internacional, en el marco de una denuncia, presentada por Chile y otros países, respecto a “presuntos delitos de lesa humanidad” que ocurrirían en Venezuela.

Paralelamente, el gobierno de Chile, junto a los de Argentina, Brasil, Colombia y Paraguay, envían una nota a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, pidiendo “respetar la autonomía de los países”, reclamando, en el caso de Chile, una resolución de esa Corte, por un caso que afecta a un comunero mapuche en Angol.

El alegato, en este caso, dice relación con la opinión de Chile, en el sentido de que la CIDH “no tiene competencia para opinar acerca de fallos nacionales”.

Esa pretensión, de debilitar la defensa de los derechos humanos, en la región, es peligrosa y recuerda los argumentos esgrimidos por la dictadura de Pinochet, para restar importancia a todas las condenas recibidas por su régimen en materia de violación de Derechos Humanos.

Lo dijimos ayer y lo ratificamos hoy. Los derechos humanos son universales y por lo tanto, preocupación de la humanidad, independiente del lugar en que ellos sean atropellados.

No es de extrañar que esto sea promovido por una Cancillería que ha sido calificada como la más débil de nuestra historia y, un Ministerio de Justicia y Derechos Humanos dirigido por quien, durante años, defendió las peores violaciones a los derechos humanos en Colonia Dignidad.

Los democratacristianos no tenemos, como el gobierno de Piñera, doble estándar en la materia. Por ello, llamamos a fortalecer todas las instancias multilaterales que se aboquen a la defensa de los derechos básicos, de todos los seres humanos, independiente del territorio en que ellos sean violados.

El llamado a respetar una cierta autonomía solo refleja la pretensión de ocultar las realidades de cada país, como por ejemplo el caso colombiano, que lleva más de 160 muertes de defensores de derechos humanos en el último tiempo.

Esperamos que la visita del Presidente a la Plaza de Tiananmen le sirva para reflexionar, precisamente, que la preocupación por los Derechos Humanos se ha insertado en la cultura mundial, como un bien que se debe defender, independiente de la circunstancia o el territorio que se produzca y no persista en una postura que va justamente en el sentido contrario, como la nota despachada por su cancillería”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.