Bancadas UDI, RN y Evópoli reafirman su compromiso con la participación indígena en un órgano constituyente

La propuesta de los parlamentarios oficialistas considera una fórmula que no solo garantiza participación indígena, sino que también vela por el resguardo de los ciudadanos indígenas y los acuerdos adoptados en el marco del Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución.

“En el marco del proceso constituyente que enfrentamos como país y que nace de los acuerdos del 15 de noviembre, los partidos de Chile Vamos hemos impulsado un proceso que considere la participación efectiva de los pueblos indígenas en un eventual órgano constituyente”, señala una declaración conjunta entregada hoy por las bancadas de Chile Vamos..

Según dice los parlamentarios de RN, la UDi y Evopoli, “la Nueva Constitución debe ser de todos” y por eso plantean un diseño que “respeta los acuerdos previos, protege los intereses y cultura de los pueblos y pone a Chile como uno de los pocos países que avanza decididamente en esta senda”.

Esta propuesta, asegura, mantiene el acuerdo de la reforma constitucional alcanzado entre partidos, con el único objetivo de entregar a la ciudadanía un camino institucional que encausara sus demandas. En ese texto se establece que la elección de constituyentes se basa en las condiciones actuales de elecciones de diputados, cámara que cuenta con 155 escaños.

“Los ciudadanos pertenecientes a pueblos indígenas tendrán libertad para elegir en qué padrón quieren votar, siendo el número final de escaños proporcional al número de inscritos en el Registro Electoral Indígena”, explican.

“La autodeterminación es un muy buen mecanismo para otro tipo de actividades, pero no para una elección porque se requiere otro tipo de normas que ordenen el proceso para terminar con una representación adecuada de los pueblos indígenas. El padrón especial indígena es esencial en ese sentido para dar continuidad a una historia electoral que en Chile ha sido impecable y con candidatos acreditados o avalados por su comunidad”, indicó la senadora Luz Ebensperguer.

Tomando modelos que han tenido éxito a nivel internacional, se propuso a través de indicaciones la creación de un Registro Electoral Indígena. Al igual que en Nueva Zelandia, conocido como uno de los países líderes en inclusión y participación indígena, la propuesta dice que “se establecerá́ un padrón especial para que los electores de ascendencia indígena destinado a evitar interferencia de ciudadanos no indígenas o irregularidades que puedan alterar el principio de último de representatividad real”.

“La representación activa que proponemos es similar al modelo seguido por Nueva Zelandia, respetando el principio de proporcionalidad del voto y podamos construir una Constitución que sea la casa de todos”, agregó el senador Felipe Kast.

A juicio de los partidos de Chile Vamos, la propuesta resguarda además la integridad y transparencia del proceso, permitiendo a Servel regular y auditar la adecuada construcción de este padrón.

“Lo importante es que en el modelo que involucra a Conadi como garante de la calidad indígena, es la gente la que cumple con esa calidad. A todos ellos hay que preguntarles si quieren participar en un padrón indígena único, con escaños únicamente indígenas. Una vez que tengamos el catastro total de esa voluntad personal de los ciudadanos de pueblos indígenas, se saca su proporción respecto al padrón nacional”, indicó el senador Rodrigo Galilea.

En ese sentido, preocupa a las colectividades de Chile Vamos la existencia de planteamientos que apuntan a la posibilidad de elegir en qué padrón votar el mismo día de la votación, lo que abre la puerta a la posibilidad de sufragar en padrones distintos, poniendo en riesgo la independencia y seriedad de nuestras elecciones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.