Barcelona: Se intensifica la tensión en medio de los enfrentamientos

El 14 de octubre estallaron las protestas, luego que nueves líderes independentistas catalanes fueran sentenciados a penas de prisión entre 9 y 13 años por el Tribunal Supremo Español. 

El dictamen del Tribunal Constitucional consideró condenar por sedición a los políticos por sedición por su papel en un referéndum de independencia en 2017. A raíz de esto, múltiples protestas se encendieron, luego que los manifestantes rechazaran la decisión del alto tribunal español y demandan una solución política y no judicial a la crisis catalana.

Los manifestantes comenzaron bloqueando carreteras que dan acceso al aeropuerto de El Prat de Barcelona, provocando que más de 100 vuelos fueran cancelados. Las protestas continuaron durante la tarde del martes, miércoles y jueves, con miles de partidarios de la independencia en Cataluña.

Según el medio internacional El País, la jornada por el momento ha dejado 17 detenidos y 62 personas (41 en Barcelona) que han sido atendidas por los servicios sanitarios. Por el momento el conflicto se radicaliza y se intensifican los enfrentamientos.

Gobierno español

El presidente Pedro Sánchez manifestó que el ejecutivo “será moderado, no va a sobreactuar y será firme en la respuesta” y durante un punto de prensa, del miércoles 17 de octubre, llamó a l“serenidad y templanza”.

Además sostuvo que el gobierno central garantizará los derechos y libertades de todos “y lo hará desde la fortaleza, la unidad y la proporcionalidad en la respuesta en la violencia”.

¿Qué puede pasar?

Ambos gobiernos han llamado a detener las protestas violentas, sin embargo, se planifican nuevas protestas para los días próximos.

Según relató BBC Mundo “este viernes se realizan varias marchas independentistas coincidiendo con la convocatoria de una huelga general por parte de sindicatos locales y manifestaciones independentistas en la región”.

Por su parte, Quim Torra, presidente de la Generalitat, manifestó que “tenemos que hacer esto de una manera pacífica. Esa es la única forma en que los catalanes tienen que avanzar hacia la independencia, la única”, dijo el presidente de la Generalitat.

Y agregó que “nosotros, los separatistas, no nos reconocernos en la violencia. Ese no es nuestro lenguaje. La rechazamos como siempre lo hemos hecho, no nos representa. Rechazamos y condenamos todo tipo de violencia”.

Los sectores independentistas dijeron estos días que seguirán presionando por un nuevo referéndum sobre la secesión de España, según consignó BBC Mundo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.