Beatriz Sánchez defiende acuerdo político y dice que todavía falta definir algunas cosas

La ex candidata hizo declaraciones luego que un grupo de personas la acusara de "traidora" en las cercanías de Plaza Italia.

La ex candidata presidencial, Beatriz Sánchez, señaló hoy que “hay cuestiones que faltan en el acuerdo” que se firmó el jueves y que convocó a un plebiscito para que los chilenos decidieran si quieren cambiar la Constitución de 1980 y el mecanismo para hacerlo.

“Los parlamentarios y parlamentarias acá lo que hicieron fue cumplir la pega por la que están ahí. Ellos no están definiendo, sino que están buscando un plebiscito para que la gente decida” señaló la periodista en un punto de prensa, luego de que un grupo de personas, vinculadas a la ultraizquierda, le hiciera una encerrona en las cercanías de Plaza Italia, acusándola de “vendida” y “traidora” por apoyar el acuerdo político.

La ex candidata se referiría en el lugar, además, a la exigencia del Frente Amplio de que el general director de Carabineros renuncie a su cargos por las graves violaciones a los DDHH y, especialmente, tras el accionar de Carabineros el viernes cuando impidió la atención adecuada al joven Abel Acuña, quien murió de un infarto.

Sánchez, quien estaba acompañada por diputados del Frente Amplio y las presidentas de Iguales y RD, señaló que la manifestación en su contra (y que las redes calificaron de “funa”) se produjo por la tensión que vive el país.

Respecto a qué le falta al acuerdo, la ex candidata y vocera del Frente Amplio dijo que había que garantizar paridades y la participación de los pueblos indígenas. “Me encantaría que hubiese diversidad de edades, entre otras cosas”, señaló Beatriz Sánchez.

“Nos falta explicar más el acuerdo. Me pasó que, entre los gritos, varias personas me hacían preguntas bien legítimas, que yo traté de responderles”, aclaró la ex candidata presidencial.

Otros líderes del Frente Amplio, como Gabriel Boric y Giorgio Jackson, también han sido fuertemente criticados por sectores de la coalición que rechazan la firma del acuerdo y los acusan de haber participado de una negociación a espaldas de la ciudadanía. Uno de los detractores del acuerdo es el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, quien renunció a Convergencia Social y también la diputada humanista, Pamela Jiles.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.