A casi dos décadas de ocurrido se iniciará en marzo Juicio Oral por homicidio de Álex Lemún

El lunes 30 de marzo próximo será el inicio del juicio en contra del coronel Carabineros en retiro Marco Aurelio Treuer Heysen, imputado por el Ministerio Público como autor del delito de homicidio simple del adolescente.

El lunes 30 de marzo próximo será el inicio del juicio en contra del coronel Carabineros en retiro Marco Aurelio Treuer Heysen, imputado por el Ministerio Público como autor del delito de homicidio simple del adolescente Edmundo Álex Lemún Saavedra en noviembre de 2002.

La audiencia del juicio oral (causa rol 4-2020) de cuatro semanas de duración, se llevarán a cabo en el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Angol, ubicado en la calle 18 de septiembre número 425, segundo piso, de lunes a jueves entre las 15 y 16 horas; y el viernes, de 8.30 a 14 horas, debido que dicha semana se estará desarrollando, por las mañanas, el juicio oral por el homicidio del comunero mapuche Camilo Catrillanca.

La sala será integrada por los magistrados Solange Sufán Arias (presidenta), Karina Rubio Solís (redactora) y Alfredo Cox Castro.

La acusación fiscal en contra el exoficial de Carabineros lo sindica como autor del homicidio del estudiante mapuche de 17 años de edad, miembro de la comunidad Requén Lemún Bajo, delito perpetrado el 7 de noviembre de 2002, en el fundo forestal Santa Alicia, ubicado en la comuna de Angol.

Los hechos ocurrieron durante el gobierno de Ricardo Lagos y cuando el ministro del Interior era José Miguel Insulza.

Los hechos y la justicia

El delito fue cometido cuando un grupo de comuneros que querían recuperar tierras del fundo Santa Alicia, perteneciente a la Forestal Mininco, fueron reprimidos por un piquete de Carabineros

Los ocupantes, al divisar a los carabineros, se replegaron para enfrentarlos. El escuadrón de la fuerza pública usó gases lacrimógenos y balas antimotín, mientras que los comuneros lanzaban piedras con boleadoras (wetruve). Luego los policías —que cumplían la misión que les había encomendado el jefe de Zona de la región, general José Alejandro Bernales, que más tarde llegaría a ser director nacional de Carabineros, de verificar la existencia de una ocupación de tierras— utilizaron sus armas de servicio.

Durante el enfrentamiento, Alex Lemún recibió en la cabeza el impacto de un perdigón de plomo de una escopeta Winchester calibre 12 (la misma que 3 años atrás había matado a Daniel Menco), disparado por el mayor Marco Aurelio Treuer.

Lemún murió 5 días más tarde en el hospital de Temuco, el 12 de noviembre de 2002.1​2​

Dos semanas después, el fiscal regional de Temuco se declaró oficialmente incompetente para continuar con el caso, trasladándose la investigación al fiscal militar de Angol debido a que las pruebas existentes indicaban que un oficial podría ser el responsable.

Tras una extensa y secreta investigación interna por parte de las instituciones policiales (Carabineros y PDI), este formuló cargos contra Treuer por “violencia innecesaria con resultado de muerte”. El fiscal concluyó que cuando el mayor Treuer efectuó el disparo mortal no existía un peligro real e inminente para su integridad y la de sus subordinados que justificara utilizar la escopeta de la forma que se hizo, razón por lo que la violencia ejercida en el momento de los hechos fue del todo innecesaria y no encuentra motivo racional que la justifique.

Treuer apeló a la Corte Marcial, la cual decidió retirar los cargos formulados en contra del policía. La corte estaba aparentemente satisfecha con la versión ofrecida por el mayor en su defensa: Treuer sostuvo que había oído un disparo y una bala había pasado cerca de él y sus hombres, y había decidido utilizar munición real para protegerlos. Aparte de la policía, ningún otro testigo respaldó esta versión ni se encontraron pruebas materiales que demostraran que los ocupantes habían disparado un arma; no se halló ningún casquillo de bala aparte de los usados por la policía, y Alex Lemún dio negativo en la prueba de hidrocarburos.

Los intentos de los abogados que representan a la familia Lemún para revocar el fallo de la Corte Marcial y persuadir al fiscal militar de reanudar el enjuiciamiento no tuvieron éxito, y en su oportunidad no se recurrió de casación a la Corte Suprema respecto del fallo que decretó el sobreseimiento.

Interviene la CIDH

Sin embargo, en 2017 la Corte Suprema, a instancia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, dispuso reabrir el caso sobreseído temporalmente, y que fuera investigado por la justicia civil.

Esto llevó al Juzgado de Garantía de Angol, a fines de septiembre de 2018, decretar la prisión preventiva para Treuer durante los cuatro meses que dure la investigación​ Hecho que fue apelado por la defensa, pero rechazado por la Corte Suprema.

La defensa solicitó el sobreseimiento de Treuer, lo que fue rechazado por el Juzgado de Garantía de Angol el 3 de mayo de 2019, y confirmado por la Corte de Apelaciones de Temuco el 23 del mismo mes.

La investigación fue cerrada en noviembre de 2019, solicitando la fiscalía 10 años de presidio efectivo para Marco Aurelio Treuer como autor de homicidio.

Los alegatos de apertura, alegatos de clausura, la lectura de veredicto y sentencia serán transmitidos en directo, a través del canal de televisión del Poder Judicial: http://www.poderjudicialtv.cl.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.