Celestino Córdova publica un audio de despedida donde anuncia huelga seca

El machi Celestino Córdova, único condenado en el atentado incendiario que le costó la vida al matriomino Luchsinger-MacKay, grabó un mensaje de “despedida” ante las recientes complicaciones de salud que ha presentado, luego de cumplirse hoy 100 días en huelga de hambre para exigir reivindicaciones políticas, territoriales y judiciales

“Lamento mucho que tenga que entregarles mi último mensaje dentro mis últimos días que me quedan”, empieza el audio de Córdova, quien también destacó que su lucha es hasta “dar la vida” por el pueblo mapuche, por sus creencias.

Además, reveló que iniciará una “huelga seca en cualquier momento”.

Giovanna Talifo, vocera del líder mapuche, aseguró a Radio Universidad de Chile que Celestino presentó en las últimas horas “un desmayo nuevamente”.

“Esto nos hace estar en alerta máxima, debido a que su estado de salud y el deterioro desde su corazón ya está cada día peor”, explicó.

El empeoramiento de la salud de Córdova se da en medio del llamado “conflicto mapuche” entre los pueblos originarios de la zona y el Gobierno, en el que los mapuches buscan presionar a las autoridades para cambiar sus condenas actuales por arrestos domiciliarios y así volver a sus comunidades.

También, buscan mayor representación en el Congreso para impulsar reformas a favor de sus etnias.

“Mi desenlace no será lento como se lo esperan todos los actores de todos los poderes del Estado”, afirmó Córdova, quien cumple una condena de 18 años desde el 2014 por el homicidio del matrimonio Luchsinger Mackay, quienes fallecieron quemados en su casa de Vilcún, 700 kilómetros al sur de Santiago, como consecuencia de un ataque incendiario en 2013.

Celestino reclamó en el audio que, desde 2013, el Estado chileno le arrebató sus tierras, su comunidad y a su familia. Pidió “justicia para todos los pueblos originarios en el mundo”.

“Sólo espero que al Estado de Chile le sigan exigiendo, de todas las formas, devolver nuestro territorio ancestral mapuche y todas las deudas históricas con todos los pueblos originarios”, agregó y exigió a las autoridades no realizarle autopsia en caso de morir.

En medio de este histórico conflicto entre los pueblos originarios y el Gobierno, el presidente Sebastián Piñera afirmó el pasado domingo que está “abierto al diálogo” con los mapuches, pero enfatizó que se debe respetar “el Estado de Derecho, renunciando a la violencia y colaborando en avanzar en las soluciones”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.