Chile: El comienzo del nuevo Tibet

Chile estaría comenzando a ser el nuevo tipo de lugar sagrado para la humanidad. Según los antiguos el nuevo Tibet, una nueva evolución de conciencia para el planeta.

Por Javiera González Troncoso*

Nos encontramos actualmente viviendo en Chile un hito, que marca un antes y un después en la historia de nuestro país. Frente a la indetenible movilización social y todo lo que esto significa, recordé lo que me dijo una vez un amigo bombero y masón: “Si solo vez un árbol, te pierdes de ver el bosque”. Sucede que lo que está ocurriendo en Chile que nos parece a veces desorientador es de fondo algo que para los tibetanos ya es sabido, estamos despertando.

Javiera González

Hace unos años escribí sobre este tema y mencioné el libro “serpiente de luz” del investigador estadounidense, Drúnvalo Melchizedek, donde se explica en detalles lo que significa la energía kundalini de la tierra y los cambios que implica su movimiento de ubicación que ocurre aproximadamente cada 13 mil años.

La energía kundalini de la tierra tiene dos polos, uno está ubicado en el centro y el otro en la superficie terrestre. Esta energía en movimiento se asemeja a una serpiente o espiral donde la tierra emite su máxima luz y despertar evolutivo que influye en los habitantes de esa zona. Este fenómeno, que ocurre en el cuerpo de la tierra, es muy similar al despertar que buscan los practicantes de yoga kundalini en sus propios cuerpos, que es representado también por una energía que sube como serpiente ascendente por Los siete chacras o centros energéticos principales del cuerpo, al interior de la columna vertical, de ahí el mismo nombre. Entonces, la tierra estaría dotada de esa misma capacidad de despertar a sus habitantes hacia niveles superiores de conciencia. Esto es por tanto, como si todos los habitantes de la zona en que se encuentre la kundalini, estuvieran despertando solo por el hecho de estar ahí. Como sucede también con la luna, que su energía influye en las mareas. A su vez esa localidad, correspondería al punto energético más elevado del planeta, buscado por habitantes de todas partes del mundo.

Hasta hace pocos años la kundalini de la tierra estuvo despertando la zona del monte kailash (Tibet-Himalayas), lugar que fue considerado sagrado, no solo por los tibetanos sino para la humanidad completa que buscó guía espiritual en el Tibet y también en sus alrededores, donde llegó la energía. Personas de todos los lugares del mundo buscaron espiritualidad, crecer y trascender allá.

También la ciencia ha comprobado los innumerables beneficios que ha traído la práctica de la meditación en los seres humanos, incluso a nivel físico el cerebro de las personas que meditan, cambia. Las reacciones y acciones de las personas que incluyen como hábito la meditación en sus días, con tan solo pocos minutos diarios enfrentan las cosas con mayor paz y asertividad.

En ese ciclo se practicó también la iluminación, un estado de totalidad entre el ser y el todo.

Estos maestros espirituales, incluido el Dalai Lama se refieren a la Cordillera de los Andes como el nuevo centro energético terrestre de mayor luz, dado que el ciclo en el Tibet concluyó ya hace algunos años y recién comienza uno nuevo en el norte de Chile. Este nuevo ciclo sería diferente al anterior y según el investigador Drunvalo Melchizedek, este misterioso y silencioso conocimiento no solo lo sabían en el Tíbet sino también en culturas nativo americanas. En su libro “serpiente de luz” explica además que el nuevo periodo consistiría en el desarrollo de la energía femenina y en una energía también hacia afuera, colaborativa, de paz y unidad. Entonces habrá mayor apertura al conocimiento de lo femenino y a la energía femenina en sí misma tanto en hombres como en mujeres, el escucharse a uno mismo, la intuición de nuestra voz interior y estaría abierto también a una conciencia de lo circular. Esto podría indicar la manera de vernos en el otro, de relacionarnos, incluyendo la mirada en los animales y vegetales. Podría ser incluso la disolución total de los egos. No se sabe con exactitud aún.

En Chile ya hay astrólogos hablando de la kundalini de la tierra y personas viajando al norte del país para estar más cerca de esta energía sagrada. Energía que despertará también a Perú y Argentina, quizás sea incluso a más lugares de Sudamérica.

Este milenario y secreto evento terrestre que tiene que ver con la inteligencia cósmica evolutiva, es un conocimiento que resulta necesario para avanzar y permanecer conectados con nosotros mismos y para permanecer también en el planeta tierra.

Solo es parte del misterio y del asombro cómo será realmente este nuevo ciclo que recién comienza en Chile, este lento y solido despertar que traería aquí a personas de todo el mundo hacia una búsqueda.

Así es, Chile estaría comenzando a ser el nuevo tipo de lugar sagrado para la humanidad. Según los antiguos el nuevo Tibet, una nueva evolución de conciencia para el planeta.

Terapeuta floral, Maestra en Reiki Usui, Traductora inglés -castellano y Pintora. Estudiante de Artes Visuales en la universidad Finis Terrae.

Mira El Periodista TV

3 Comentarios
  1. Joséfa dice

    Muy buena columna, interesante tema y muy espiritual, ideal para estos tiempos.

  2. Andres J dice

    Felicitaciones Javiera! Es bueno ver a gente preocupada de estos temas y no tirando piedras y quemando todo.

  3. Pedro Fernández dice

    Ojalá la fuerza y energía del Tibet se imponga. Muy buena columna!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.